Ir a contenido

CARBURANTES

Los ingresos de las gasolineras crecerá un 10% por la subida de los precios

El volumen de negocio de la estaciones de servicio podría alcanzar en 2018 la cifra de 29.410 millones de euros

En el conjunto de España y Portugal el incremento de ingresos lleva dos años subiendo el mismo porcentaje

El Periódico / Agencias

Repostaje de una motocicleta en una gasolinera de Barcelona. 

Repostaje de una motocicleta en una gasolinera de Barcelona.  / MÓNICA TUDELA

La subida de precios de los carburantes en lo que llevamos de año no solo tiene un impacto directo en el bolsillo de los usuarios, sino que también está suponiendo un incremento en los ingresos de las gasolineras. Según un informe del Observatorio Sectorial DBK el volumen de negocio en España podría alcanzar en 2018 los 29.410 millones de euros, con un aumento cercano al 9%.

Los ingresos directos vinculados a las estaciones de servicio en el conjunto del mercado ibérico (España y Portugal) se situaron en 2017 en 33.360 millones de euros, lo que supuso un 9,6% más que en el año anterior. Para este año 2018 se estima la cifra de 36.535 millones, lo que supondría un aumento adicional del 9,5%, impulsado fundamentalmente por la subida de los precios.

Las ventas totales de gasolina y gasóleo en España registraron un repunte en volumen en 2017, situándose en 33,79 millones de toneladas (+2,3%). En el conjunto de España y Portugal las ventas totales de gasolina en el mercado ibérico se canaliza a través de gasolineras, en tanto que en el caso del gasóleo de automoción esta participación se reduce hasta el 77,7%. De este modo, el volumen de carburantes distribuido a través de estaciones de servicio alcanzó en 2017 los 27,59 millones de toneladas en el conjunto del mercado ibérico, correspondiendo 5,76 millones a gasolina y 21,83 millones a gasóleo. 

Aumenta un 3% el número de gasolineras

En España existían en esa fecha 10.929 estaciones, un 3,1% más que en 2016, excluyéndose de esta cifra 566 gasolineras gestionadas por cooperativas. La mayor parte de las estaciones operan bajo marcas de compañías petroleras, si bien las grandes cadenas de hipermercados y supermercados y las cadenas de gasolineras low cost tienden a ganar presencia en el sector.