Ir a contenido

CONFLICTO POR LOS ARANCELES

Trump amenaza a Harley-Davidson: "Será el principio del fin"

Trump responde con amenazas vía Twitter a Harley tras anunciar que moverían su producción por culpa de los aranceles

Algunos políticos temen que se produzca un 'efecto dominó' y que más empresas tomen decisiones parecidas

Àlex Soler

Trump con representantes de Harley-Davidson el año pasado.

Trump con representantes de Harley-Davidson el año pasado. / EL PERIÓDICO

El pasado lunes, Harley-Davidson anunció el traslado de parte de su producción desde Estados Unidos a otros países que no se vean afectados por las tarifas arancelarias impuestas por la Unión Europea (UE) para contratacar a las establecidas por la administración de Donald Trump al aluminio y al acero. La empresa de Kentucky argumentó que, según cifras de la compañía Securities and Exchange Comission, sus motocicletas se encarecerían una media de 2.200 dólares, 1.800 euros, según el territorio. De este modo, Harley-Davidson pretende fabricar los modelos más vendidos en el 'Viejo Continente' en otros países donde no se apliquen estos aranceles en un plazo de entre nueve y 18 meses.

Poco después de la noticia, Trump reaccionó lamentando que no esperaba que fuera Harley el primer fabricante en "ondear la bandera blanca". Ahora, sin embargo les ha acusado en Twitter de utilizar los aranceles como excusa para llevar a cabo planes que ya tenían en mente. Además, no ha perdido la oportunidad de amenazarlos. "¡Si se van, será el principio del fin, se habrán rendido, se habrán ido! ¡Su esencia se perderá y pagarán impuestos como nunca antes!", escribió el presidente de Estados Unidos en Twitter. 

Los argumentos de Trump

Eran poco más de las seis de la mañana en la Casa Blanca cuando Trump iniciaba una serie de posts en Twitter para responder al anuncio de la firma de motos. "A principios de año, Harley-Davidson anunció que trasladarían un gran volumen de la producción de su planta de Kansas City a Tailandia. Eso fue mucho antes de que se anunciaran los aranceles. Por lo tanto, solo están usando la guerra de aranceles", escribía en un primer mensaje. "Cuando acogí representantes de Harley-Davidson en la Casa Blanca, les reprendí hablándoles de los aranceles en otros países, como la India, que eran demasiado altos. Las empresas están volviendo a Estados Unidos. ¡Harley debe saber que no podrán volver a los Estados Unidos sin pagar un gran impuesto!", continuaba. Tampoco desaprovechó Trump la ocasión para recordarles que los productos producidos en el extranjero e importados en Estados Unidos podrían recibir también impuestos. 

El lunes, día del anuncio de Harley, la empresa cayó un 6% en la bolsa de Nueva York y este martes, día de la respuesta de Trump, abría con caídas del 1,3% más, los peores datos desde hace casi cinco meses. Este año, un ejercicio tremendamente complicado para los de Kentucky, sus acciones ya han caído más de un 18%. "Luché duro por ellos y ahora no pagarán los aranceles de venta a Estados Unidos, algo que nos ha perjudicado mucho, hasta 151 mil millones de dólares. Los impuestos son solo una excusa", escribía en la red social el lunes al enterarse de la noticia.

La situación de Harley

Fue el mismo Trump el que, el año pasado, dio las gracias a Harley-Davidson por "fabricar cosas en américa". "Creo que creceréis. Sé que os va bien en el negocio", prosiguió entonces. Sin embargo, Harley no pasa por su mejor momento. En 2017, la marca de Kentacky registró una facturación un 8,5% menor con respecto a 2016, representando una caída del beneficio de 521 millones, un 24%. Además, las ventas en Estados Unidos cayeron un 11%. Por si fuera poco, el 70% de las Harley-Davidson en circulación en el país son antiguas y la marca tiene un sobrestock de 581 millones.

Con estos números Harley no tenía mucho margen de maniobra y su condicion de marca internacional, vende el 40% de sus motos fuera de Estados Unidos, es vulnerable a estos cambios. Por si fuera poco, a principios de año, Trump abandonó el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, algo que les dejaba aún más tocados y propició el inicio de la construcción de una nueva planta en Tailandia. Tampoco era ya entonces una genuina marca 100% americana. Harley-Davidson opera en Brasil y la India y pronto lo hará en la mencionada nueva fábrica asiática y, tras el abandono del acuerdo económico, anunció el cierre de la planta de Kansas City, concentrando sus operaciones en el país en Pennsylvania. Un total de 350 personas perderán el trabajo cuando se cierre.

Ahora, políticos estadounidenses sufren esperando que no se produzca un efecto dominó. "Lo que me preocupa ahora es que sea la primera de muchas que se vayan por los aranceles", dijo el senador demócrata de Alabama Doug Jones en la CNN. "No conozco los detalles pero vi que supondría un aumento de 2.200 dólares por motocicleta, algo que seguro repercutirá en las ventas", argumentó el republicano Adam Kinzinger en la misma cadena. "No me preocupa que el Presidente se enfrente a China, pero cuando también te enfrentas a Canadá, México y Europa a la vez, creo que es como tirar granadas a todas partes", sentenció el republicano.

0 Comentarios
cargando