Ir a contenido

una nueva filosofía en el automóvil

Mazda aspira a aumentar sus ventas en el mercado español un 14% este año

La marca confía en cerrar su mejor año desde 2012 con un total de 21.100 vehículos y una cuota del 1,60%

Su objetivo es figurar entre las tres mejores marcas en los valores globales del índice de satisfacción de cliente

Xavier Pérez

Mazda Espara quiere vender un 14% más este año.

Mazda Espara quiere vender un 14% más este año. / Christian Colmenero Martin

Si hay una marca del sector del automóvil que mejor ha sabido comprender en los últimos seis años el valor de la satisfacción del cliente en España, esa es Mazda. La marca japonesa, que venía de unos tiempos flojos en cuanto a oferta de producto, ha sabido recuperar el empuje y desde 2012 sus cifras no dejan de mejorar.

La introducción del diseño Kodo y la tecnología de motores Skyactiv revolucionó la oferta de la marca. De vender 4.599 unidades Mazda pasó a colocar en el mercado 18.558 coches en 2017, y sus previsiones para este año 2018 se sitúan en los 21.100 vehículos, un 14% más que el ejercicio anterior.

Chema Terol, presidente y consejero delegado de Mazda España. / CHRISTIAN COLMENERO

En los cinco primeros meses del año el crecimiento ha sido regular, llegando a un 36% (en un momento en el que el mercado está creciendo un 11%), “eso significa que estamos ante un momento muy importante en nuestra relación con el cliente, en un momento en el que el sector está plagado de incertidumbres”, afirma el presidente y consejero delegado de Mazda España, Chema Terol. “Existe una gran variedad de ofertas mecánicas en cuanto a distintas tecnologías, en el horizonte inmediato asoman cambios en las normativas legales y se abren nuevas tendencias en materia de movilidad y de consumo. Con todas estas incógnitas nuestra obligación es ayudar a nuestro cliente a tomar la decisión correcta. Y cada caso es diferente”, añade.

Para buscar ese índice de satisfacción creciente (según el estudio de Best Cars del grupo Motorpress Ibérica, Mazda es la segunda marca en España en lo referente a valoración positiva de sus compradores) la firma japonesa asumirá una paleta de productos muy completa en el periodo 2019-2021, “con una oferta de modelos de gasolina, diesel, híbridos, híbridos enchufables, eléctricos y eléctricos con autonomía extendida. Buscamos propuestas amplias en variedad, con tecnologías accesibles y eficientes en su uso real”, explica Chema Terol.

Buen valor residual

La buena tasa en el valor residual de los modelos de Mazda también ayuda a fomentar esa  buena valoración en satisfacción del cliente. En el segmento SUV (CX5) sus modelos tienen un valor residual superior medio (mix diesel y gasolina) al 62 %, entre los dos primeros, en los SUV compactos (CX3) está entre los cinco primeros con una media del 55%, en berlinas (Mazda6) ocupa los primeros puestos con un valor medio del 50%, en compactos (Mazda3) está entre los tres primeros con medias superiores al 51%, mientras que en el segmento B (Mazda2) se sitúa encuarto puesto con un 50,85%. Estas cifras avalan el concepto de satisfacción de sus clientes a lo largo de la vida del vehículo.

Interior de un concesionario Mazda en Madrid. / CHRISTIAN COLMENERO

A todo ello hay que sumar las propuestas de soluciones como la Flexiopción, que incluye servicio de mantenimiento, cinco años de cobertura con Seguridad Mazda 730 y la posibilidad de cambiar, entregar o refinanciar el coche al finalizar el contrato. Valorando la fidelidad del cliente en la posventa, Mazda ha visto mejorada con creces su percepción tras las siete primeras revisiones en taller desde el año 2012, subiendo valores del 8% en la primera, 11%, 38%, 63%, 68%, 94%, hasta 337% en la última revisión.

Mazda España es la tercera filial de la marca en ventas en Europa y dispone actualmente de 61 concesionarios y 87 puntos de venta. Toda la red está entregada en una cruzada en la que la satisfacción del cliente es prioritaria. Y los datos están ahí.

Como apunta Chema Terol, “ofrecemos calidad y solo prometemos cosas que podemos cumplir. La llegada del nuevo Mazda3 supondrá un gran paso adelante que, seguro, nos afianzará en estas primeras posiciones de satisfacción para nuestros clientes”. Las nuevas normativas de emisiones serán duras y Mazda lleva tiempo cumpliendo con su trabajo. En 2015 ya habían rebajado un 30% las emisiones de sus modelos, en 2030 lo habrán hecho en un 50% y en 2050 apuestan por el 90%.

0 Comentarios
cargando