MUNDIAL DE MOTOGP

Márquez: "Empiezo a sacarle a la Honda todo el jugo que tiene"

  • Bezzecchi, Martín y Bagnaia, más un montón de Ducati, copan las tres primeras líneas de salida del GP de Tailandia, donde solo han podido colarse Quartararo (4º) y Márquez (8º)

  • Aleix Espargaró (Aprilia, 13º), el 'tercer hombre' en la lucha por el título, tiene serios problemas de agarre y espera poder realizar una salida brutal para poder engancharse a la carrera

Marc Márquez (Honda) ha sido uno de los pocos que ha conseguido, hoy, pelearse con las Ducati, dominadoras en Tailandia.

Marc Márquez (Honda) ha sido uno de los pocos que ha conseguido, hoy, pelearse con las Ducati, dominadoras en Tailandia. / ALEJANDRO CERESUELA

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Pues no llovió, no, y todo siguió a ritmo de seco, a ritmo de récord, pues se rompieron todas las marcas del 2019, aunque algunos, en MotoGP, como Aleix Espargaró y Maverick Viñales (Aprilia), se quejaron que los nuevos neumáticos Michelin no tienen agarre (para ellos) en el trazado de Buriram, donde mañana (07.00, 08.20 y 10.00 horas, DAZN) se celebra el Gran Premio de Tailandia, 17ª cita del Mundial de motociclismo.

Dominio Ducati

Las Ducati, como casi siempre, han ejercido un dominio insultante en la ‘quali’ de hoy, permitiéndose el lujo de colocar a dos de sus más jóvenes pilotos ‘satélites’, Marco Bezzecchi, casi el hijo de Valentino Rossi, y el español Jorge Martín en las dos primeras plazas de la parrilla, que tendrá ¡ojito al dato! ¡impresionante! a siete ‘Desmosedici’ en las nueve primeras plazas, es decir, nueve Ducati en las tres primeras filas, donde solo el campeón y líder de MotoGP, Fabio Quartararo (Yamaha, 4º) y Marc Márquez (Honda, 8º), han sido capaces de codearse con ellas. Ya digo, el mayor de los Espargaró (Aprilia, 13º) buscará “la mejor salida de mi vida” para poder “minimizar los daños, en un circuito donde nuestra Aprilia no consigue tener agarre detrás”.

La carrera, pues, será comandada, sin duda, por las motos de la firma de Borgo Panigale que, insiste, una y otra vez, a través de uno de sus máximos responsables, Davide Tardozzi, el mismo que se enfadó muchísimo, en Motegi, cuando Enea Bastianini pasó a ‘Pecco’ Bagnaia en carrera, que no hay órdenes de equipo. Mañana, en Buriram, habrá otra oportunidad de ver si, en efecto, los pilotos de Ducati son libres de hacer lo que quieran y seguir dificultando e, incluso, poniendo nervioso (al final, Bagnaia se fue al suelo, en Japón) e impidiendo que el líder de la firma italiana pueda conquistar el título que no ganan desde el 2007 (el australiano Casey Stoner).

Márquez, animado

Márquez, por su parte, está muy contento y animado de cara a la carrera de mañana y, de no ser por una ‘salvada’ tremenda en la última curva de su última vuelta de ‘quali’, que le hubiese podido ofrecer la oportunidad de salir en primera línea, estaría aún más contento. “Ha sido una salvada de derechas, no está mal, estamos en forma, sabemos qué ocurre, así que creo que para la carrera lo tendremos todo a punto, aunque salimos desde atrás, pero todo tiene solución. Desde luego, no me veo, no, peleando más allá de la quinta posición, pero, bueno, todo dependerá de la salida que hagamos”.

"Ya se me ve salvando caídas, con la moto cruzada, descolocado en las frenadas, empiezo a pilotar como a mí me gusta"

Marc Márquez / Piloto del equipo Repsol Honda

Noticias relacionadas

“Este es el primer fin de semana en el que, de verdad, le estoy sacando a la Honda todo el jugo que tiene, que cuesta mucho, sí, pero estoy empezando a pilotar como quiero, como a mí me gusta”, siguió explicando el de Cervera, “se me ven algunas salvadas, se me ven sustos, se ve que se descoloca la moto en la frenada, no lo quiero pero forma parte de mi estilo natural agresivo y, la verdad, en el último año y medio iba más fino, casi por raíles, por mucho cuidado y mimo, y ahora fuerzo más. Aún queda, aún hay pilotos más rápidos que nosotros pero, poco a poco, me voy encontrando mejor”.

Respecto a la carrera, Márquez cree que “están las Ducati, siempre delante, un tal Quartararo y nosotros estamos para luchar entre el quinto y el décimo para luchar con un ritmo constante y esperemos soportar todas las vueltas. Las Ducati, cuando baja el neumático, son capaces de mantener un excelente ritmo y eso las convierte en clarísimas favoritas al podio, pues se mantienen constante en 31 bajos y ahí hacen la diferencia”.

Temas

Motos