MUNDIAL DE MOTOGP

Bagnaia quiere darle el título a Ducati 15 años después

  • El líder de la firma de Borgo Panigale, cuyo último gran título se lo regaló Casey Stoner, en el 2007, ha recortado 42 puntos, en dos carreras, al francés Fabio Quartararo, líder del Mundial

  • El 'Diablo' está convencido de que, en estos momentos, Bagnaia es más peligroso como rival que Espargaró "porque 'Pecco' está en racha y debería poner freno a su gran momento"

’Pecco’ Bagnaia, el día que, este año, logró su primer triunfo, en Jerez.

’Pecco’ Bagnaia, el día que, este año, logró su primer triunfo, en Jerez. / ALEJANDRO CERESUELA

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Siempre parece imperturbable. Hay quien cuenta que nunca lo ha visto enfadado y, sin duda, ha debido de estarlo, sí, sobre todo cuando, a inicios de este Mundial de MotoGP, su fabulosa ‘Desmosedici’, por errores de planificación y, sobre todo, por desviaciones en los test de pretemporada, no funcionaba tan bien como al final del Mundial-2021. Es más, él, Francesco ‘Pecco’ Bagnaia, piloto de Ducati, de 25 años, no puntuó en Catar, fue 15º en Indonesia, quinto dos veces en Argentina y Texa y octavo en Portimao.

Davide Tardozzi, el simpatiquísimo jefe de Ducati Corse, se mostraba sumamente tranquilo en esos días. “Llegaremos a Europa y todo estará solucionado. Bagnaia empezará a ganar pronto”. Y venció en Jerez. Y triunfó en Italia. Y ha vuelto a ganar en Holanda e Inglaterra. “Soy feliz, ganando dos carreras seguidas, con el verano en medio, he roto esa racha de que me iba al suelo tras ganar una carrera”, señala Bagnaia, que le ha restado 42 puntos en dos grandes premios al líder Fabio Quartararo (Yamaha).

Por eso, ahora, el ‘Diablo’, que es amigo personal de Aleix Espargaró (Aprilia), segundo del campeonato, a 22 puntos del francés, dice que el “auténtico adversario en la lucha por el título es Bagnaia, pues atraviesa un momento que me preocupa y que debería de frenar cuanto antes, por ejemplo, la semana que viene en Austria”. Fabio sabe que el trío Aprilia-Espargaró-Viñales puede amargarle, ellos solitos, la renovación del título.

'Pecco', inmutable

Bagnaia, en efecto, ni se inmuta cuando lo pillan pasado de copas en Ibiza (“si hay fiesta esta noche, pediré un taxi”, dijo al bajar del podio de Silverstone), ni le intranquiliza que Tardozzi diga que ¡ojalá! Àlex Márquez, que, el próximo año, correrá con una Ducati “le explica a Marc las excelencias de nuestra moto y pueda acercarme a él y decirl ¿qué, Marc, cómo te va la vida”. Es evidente que, a día de hoy y por más pilotos punteros que posee Ducati (Jack Miller, Johann Zarco, Jorge Martín y Enea Bastianini), el líder, aquel que ha sido escogido por la firma de Borgo Panigale para ser el candidato al título es ‘Pecco’.

“Yo no pienso en el título. Estamos aún lejos de Fabio, aunque quedan suficientes carreras (8) y puntos (200) como para intentar darle alcance, aunque sigo pensando que es muy difícil”, comenta Bagnaia, que, el pasado domingo, celebró en Silverstone el podio nº 100 de la firma italiana en MotoGP, que se suman a los 1.000 ‘cajones’ que acaban de lograr en el Mundial de Superbikes. “Nosotros nos levantamos cada día para provocar pasión en nuestros fans”, acaba de reconocer Claudio Domenicali, CEO de la firma propiedad del imperio Audi.

'Pecco' Bagnaia, el líder del poderoso equipo Ducati.

/ ALEJANDRO CERESUELA

“Estoy listo para intentar volver a ganar en Spielberg, sí, pero no creo que tenga tantas facilidades como en Silverstone, donde Fabio erró escogiendo el neumático trasero medio, Zarco lo frenó muy bien en la salida y Aleix estaba como estaba”, se sincera Bagnaia, que reconoce que, en el inicio de este campeonato, “no tenía la mentalidad adecuada para competir, pero eso ya es pasado, al igual que los errores que cometí”.

Rossi y Stoner, asesores

Noticias relacionadas

Bagnaia es un tipo que se lleva bien con todo el mundo, incluso con dos mitos tan complicados como Valentino Rossi y Casey Stoner, a los que, el pasado domingo, consultó sobre sus problemas en el trazado británico. “’Vale’ siempre está ahí para lo que lo necesite y me ayudó mucho en concentrarme en lo importante que era repetir victoria en Inglaterra y sobre todo, puso toda su experiencia, que es mucha, para el momento de escoger el neumático trasero de carrera. Y, ahí, no nos equivocamos, no, el duro funciono muy bien”. Respecto a Stoner, que sigue en su inmensa granja en Australia, “le pedí cómo podía ganar agarre en la salida de las curvas de Silverstone y, a primera hora del domingo, mantuvimos una charla que me fue de maravilla en el ‘warm-up’ y, posteriormente, en carrera”.

Todo el mundo en el ‘paddock’ del Mundial considera realmente incomprensible que Ducati lleve 15 años sin ganar el título de MotoGP cuando, posiblemente en la última década, no ha habido una moto mejor que la suya. Cierto, estaba Marc Márquez pero es que, lesionado el campeonísimo de Cervera (Lleida), primero Joan Mir (Suzuki) y, luego, Fabio Quartararo (Yamaha) han terminado derrotándolos. Y, ahora, cuando Bagnaia despierta, aparece Aleix Espargaró y, por supuesto, se mantiene muy vivo, mucho, el ‘Diablo’.