MUNDIAL DE MOTOGP

Bagnaia gana el día que Espargaró se convierte en héroe

  • La victoria del piloto de Ducati, unida a la caída del líder Quartararo (Yamaha) y el cuarto puesto espectacular de Aleix, mete el Mundial de MotoGP en un puño

  • Aleix, que estaba para ganar y fue empujado fuera de la pista por su amigo Fabio, recuperó del puesto 15º al 4º, haciendo el último adelantamiento a 50 metros de la meta

Bagnaia gana el día que Espargaró se convierte en héroe
4
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

“Le he arruinado la carrera a mi amigo Aleix (Espargaró) y eso me duele muchísimo, pues él estaba para ganar. Me he equivocado, por vez primera este año y lo siento en el alma”. El francés Fabio Quartararo (Yamaha), campeón del mundo de MotoGP y líder del Mundial-2022, ha sido decisivo hoy, en Assen, Países Bajos, ante 104.244 espectadores, para que el italiano ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati), no solo ganase de principio a fin, sino que recuperase el ánimo para intentar el milagro de conseguir el título, pues ahora está a 66 puntos del ‘Diablo’, que se cayó dos veces (en la primera tiró a Aleix), y que reconoció que había arruinado la carrera de su amigo.

El segundo clasificado Marco Bezzecchi de Mooney VR46 Racing Team, el primer clasificado Francesco Bagnaia de Ducati Lenovo y el tercer clasificado Maverick Vinales de Aprilia Racing celebran en el podio después de la carrera

/ REUTERS

Bagnaia, inquieto

Assen, la ‘catedral’, jamás decepcionado. La carrera de hoy, cierto, la ha ganado Bagnaia demostrando que, al margen de los errores cometidos hasta llegar a los Países Bajos, es uno de los más fuertes de todos. “Me ha parecido una carrera interminable, en el tercer giro ya creía que no acabaría ganando. Pero, sí, esta victoria, antes de irnos de vacaciones, era muy necesaria para volver a creer y ni siquiera la aparición de las primeras gotas me hizo dudar. Insisto, aún estamos a tiempo”.

Maverick Viñales, uno de los mejores pilotos de MotoGP, resucita con Aprilia y logra su primero podio del año

Eso es lo que ocurrió delante. Bagnaia dominó y recortó 25 puntos a Quartararo. Más, subió al podio acompañado de su compatriota y amigo, Marco Bezzecchi, uno de los hijos de Valentino Rossi, que provocó la euforia en los seguidores amarillo que había en la grada. Y, más, mucho más, un resucitado (ya venía anunciándolo en las últimas carrera), Maverick Viñales (Aprilia) ha vuelto al podio, demostrando que, en efecto, los anuncios que había estado haciendo de que “estoy regresando y Aprilia cree en mí” era totalmente cierto. Viñales ha vuelto y no piensa marcharse “pues tengo ya una Aprilia fantástica”.

El mejor Aleix

Pero, lo grande, lo tremendo, lo inmenso, lo inaudito lo protagonizó, como hasta ahora en este Mundial, el veterano catalán Aleix Espargaró (Aprilia), que estaba para ganar la carrera, sí, sí, para derrotar, incluso, a Bagnaia (todos sus cronos fueron los mejores, siempre cerca del récord de Assen), pero fue atacado por su amigo Quartararo y, en la vuelta sexta, cruzó la meta en el puesto 15º de la carrera.

A partir de ese momento, el mayor de los Espargaró fue recuperando terreno ‘a lo Marc Márquez’, rodando en tiempos mejores que los de cabeza, que los que hacía Bagnaia, y, al final, en la penúltima curva de acceso a meta de Assen, el lugar donde se han producido los adelantamientos más increíbles de la historia del motociclismo, Aleix metió, como cuchillo en mantequilla, su moto dentro de la curva entre la KTM de Brad Binder y la Ducati de Jack Miller, consiguiendo, de forma apoteósica, el cuarto puesto e irse de vacaciones a tan solo 21 puntos de su amigo Quartararo.

Aleix, muy orgulloso

“Era el sueño, irse de vacaciones a menos de una victoria (25 puntos) de Fabio y nos vamos a la playa estando a solo 21 puntos”, contó Aleix Espargaró, que le reconoció a Quartararo, cuando el ‘Diablo’ fue a pedirle perdón a su ‘boxe’ que “no te he visto meterte en la curva porque, si te hubiese visto, hubiera podido levantar la moto, cortar y, tal vez no nos hubiésemos caído”. “Que va, que va, Aleix, la culpa ha sido totalmente mía, perdóname, pues te he arruinado la carrera. Estabas para ganar”, insistió Fabio.

Noticias relacionadas

Aleix Espargaró estaba "totalmente convencido de que iba a ganar y con facilidad, ya que, en la segunda vuelta, antes de que Fabio que sacase de la pista, sabía que poseía la mejor moto y que estaba para ganar, la notaba mía, la notaba única y mi pilotaje fluía son problemas y era muy rápido, mucho". Aleix comentó que "pensaba que ganaría y Fabio acabaría segundo, lo que solo me permitiría restarle 5 puntos y, vaya, ahora resulta que con el abandono de Fabio y mi cuarto puesto, le he quitado 13 puntos. Pero, sí, estaba para ganar pero, bueno, nos vamos de vacaciones a menos de una victoria (25 puntos), pue ya estamos a 21".

Mundial de MotoGP: 1. Fabio Quartararo (Francia), 172 puntos; 2. Aleix Espargaró (España), 151; 3. Johann Zarco (Francia), 114; 4. ‘Pecco’ Bagnaia (Italia), 106 y 5. Enea Bastianini (Italia), 105.