EL 'TIBURÓN' CAMINARÁ MUY PRONTO

Acosta, operado con éxito, reaparecerá con un clavo en el interior de su fémur

  • El 'tiburón de Mazarrón', que llegó a Barcelona a las 05.30 horas de la madrugada en ambulancia, ha sido intervenido hoy por el doctor Ginebreda, en el Institut Quirón-Dexeus

  • La intervención, colocación del clavo en el interior del fémur y el refuerzo de varios tornillos hará que Acosta pueda empezar a poner el pie en el suelo muy pronto, en día

Pedro Acosta, pensativo, durante un gran premio.

Pedro Acosta, pensativo, durante un gran premio. / EP

2
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

El piloto murciano Pedro Acosta, de 18 años, campeón del mundo de Moto3 el pasado año protagonizando uno de los mejores campeonatos de debutante alguno en la ya larga historia del Mundial de motociclismo y, actualmente, una de las grandes estrellas de Moto2, ha sido operación esta mañana, en el Institut Quirón-Dexeus, de Barcelona, por el equipo del doctor Ignacio Ginebreda, que contó con la ayuda del doctor Xavier Mir, de la fractura del fémur izquierdo, que se produjo, el pasado martes, cuando estaba practicando o entrenándose en una pista de motocross.

Acosta, que tras un debut e inicio irregular en su nueva categoría, llevaba ya tres grandes premios brillando a gran altura, hasta el extremo de conseguir la victoria, de forma espectacular, de principio a fin, de semáforo a la bandera a cuadros, en el Gran Premio de Italia, que se celebró en el rapidísimo trazado de Mugello. Fue cuando, con su gracia habitual, pronunció la frase “ya hemos vuelto”, dando a entender que, a partir de ese triunfo, iba a tratar de pelear por remontar posiciones e, incluso, aspirar a su segundo título consecutivo.

Largo y pesado viaje

El ‘tiburón de Mazarrón’, que es como le apodan en su tierra, tuvo que viajar por carretera, en una ambulancia, de Murcia a Barcelona, llegando al hospital barcelonés a las 05.30 horas del pasado miércoles, lo que hizo que el equipo del doctor Ginebreda prefiriese hacerle las radiografías definitivas, análisis y pruebas de control con vistas a la intervención quirúrgica a lo largo de este miércoles, aplazando la operación a mañana.

Noticias relacionadas

La intervención, según ha podido conocer El Periódico, ha sido la típica en estos casos en un deportista de alta competición, es decir, muy similar a la intervención que ya se le hizo a Valentino Rossi, cuando, en septiembre del 2017, se fracturó el fémur. Se trata de colocar un clavo endomedular, es decir, en el interior del fémur y sujetar y/o reforzar el hueso con tornillos cruzados, que permitirán a Acosta poder caminar y empezar a entrenarse mucho antes de lo previsto.

Pese a todo, la intervención no deja de tener un punto delicado y es que, contrariamente a lo que, en principio, se creía, la fractura del fémur del piloto murciano no es del todo limpia, es decir, que quedaron algunos trocitos de hueso suelto, pero nada que no pueda solucionar el doctor Ginebreda en el quirófano. Eso sí, nadie habla, ni hablará, del periodo de rehabilitación, pues, tras la carrera de Assen (Países Bajos), que Acosta se perderá este fin de semana en la ‘catedral’ del motociclismo, vendrá más de un mes de vacaciones, tras la suspensión del Gran Premio de Finlandia, que debía de celebrarse dentro de dos semanas.