MM93 HA GANADO 11 VECES

Bagnaia intenta imitar al emperador Márquez en Alemania

  • El Mundial de MotoGP vivirá mañana, en Sachsenring, un GP demasiado curioso para no tenerlo en cuenta: se corre en un trazado donde Marc Márquez ha ganado 11 veces

  • Bagnaia (Ducati), Quartararo (Yamaha) y Aleix Espargaró (Aprilia) tratarán de comportarse con la autoridad y determinación del piloto de Cervera para heredar su corona en Sachsenring

Marc Márquez (Honda) celebra su triunfo en Sachsenring, en el 2018, por delante de Valentino Rossi (Yamaha).

Marc Márquez (Honda) celebra su triunfo en Sachsenring, en el 2018, por delante de Valentino Rossi (Yamaha). / ALEJANDRO CERESUELA

4
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Hace quince días que Marc Márquez está en su nueva casa de Madrid, recuperándose de su cuarta operación en el brazo, húmero y hombro derecho. Y la cosa va tan bien que Alberto Puig, su jefe en el equipo Repsol Honda, acaba de anunciar, en Sachsenring (Alemania) que creen que reaparecerá antes de que acabe el año. Y Marc no vuelve para dar vueltas. Si regresa es para intentar ganar.

Y, todo ello, el fin de semana que se corre en Sachsenring, su jardín, su circuito preferido, en el que se gira en sentido inverso a las agujas del reloj. Márquez ha ganado aquí, entre montañas, las once veces que ha corrido: 2010 (125cc), 2011 y 2012 (Moto2) y del 2013 al 2021, en MotoGP. El italiano ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati), que este fin de semana ha sido una bala con su ‘Desmosedici’ y ha roto todos los récords del catalán en este trazado, ha reconocido que “he visto un montón de veces los triunfos de Marc aquí y creo que he aprendido algunas cosas. No ruedo como Marc ¡eso es imposible, claro!, pero he aprendido mucho, sí”.

El reto de Ducati

Y así están las cosas, el mundo quiere saber quién será el que ocupe el trono eterno de MM93 en Alemania. Los entrenamientos de este fin de semana dicen que Bagnaia, pero ya saben el año irregular que lleva el eterno candidato de Ducati al título, el heredero de Andrea Dovizioso. Hay quien defiende que el pillo Fabio Quartararo (Yamaha), que sale pegadito a Bagnaia, puede darle un buen susto al favorito. Y, luego, está el ‘tercer hombre’, Aleix Espargaró (Aprilia), que no aparecerá en primera fila, pero que liderará la segunda y, por tanto, puede morder a los de delante nada más se apague el semáforo.

“Por supuesto que saldré a ganar, necesito ganar, debo ganar si quiero recortar parte de los 66 puntos que nos saca Fabio”, comenta Bagnaia, contento de sus tiempos, excelentes, “pues hemos repetido varios 1.19 y eso da enorme confianza”. Una cosa está clara, incluso el mayor de los Espargaró no tiene problemas en reconocerlo al señalar que “es increíble que una Ducati no esté liderando el Mundial”, y es que la firma de Borgo Panigale tiene la mejor moto y, sin embargo, no gana el título desde el 2007, lo que tiene a sus jefes y, por supuesto, pilotos contra las cuerdas, tanto que ya han empezado a mover a sus chicos y ver si aciertan de cara al 2023.

“’Pecco’ lleva un fin de semana bárbaro, pero seguimos ahí, pegaditos a él y si no se nos escapa al inicio, podemos pelear por la victoria”, señala el ‘Diablo’ francés, que siempre, siempre, está ahí “porque es lo que he aprendido de Marc: cuando no se puede ganar, podio”. Eso sí, Quartararo lo tiene claro: “Lo que motivaría sería ganar con Marc en Sachsenring. ¿Por qué?, porque nadie lo ha conseguido”. El campeón francés no se cansa de repetir que él quiere a Márquez en pista “porque, solo viéndolo, ya aprendes”.

Marc Márquez (Honda), en una de sus victorias (2018) en Sachsenring.

/ ALEJANDRO CERESUELA

Noticias relacionadas

A quien le importa poco quien esté en pista, porque él quiere ganarles a todos o pelear con ellos en igualdad de condiciones, es a Aleix Espargaró, que ha vuelto a brillar este fin de semana con su Aprilia, aunque se le ha escapado la primera fila de Sachsenring por poco y liderará la segunda. “Por supuesto que quiero y debo salir a ganar, vamos segundos en el Mundial y todos los domingos deben ser una oportunidad para recortarle puntos a Fabio (Quartarari), que está muy fuerte. Creo que lo tenía mejor en Barcelona y que aquí el calor, el tremendo calor que hará mañana (por hoy) degradará el neumático trasero en las últimas vueltas de forma espectacular y, por tanto, veremos quién, llegado ese momento, ha podido salvar mejor la goma”.

El jardín de Marc Márquez es un circuito pequeño, con subidas y bajadas, divertido, “de manos, de muy buenas manos”, explica el gran Àlex Crivillé, pero también donde no puedes cometer ni un solo error si no quieres perder, de pronto, en las cinco primeros vueltas tus posibilidades para subir al podio. “Yo creo que las diez primeras vueltas las daremos juntos y, a partir de mitad de carrera, quien mime el neumático peleará por el podio. La tecnología de Aprilia ha demostrado ser puntera en ese sentido y, aunque es verdad que en carreras así tienes que estar muy pendiente de todos los parámetros que te salen en la pantalla de su moto, si los manejas bien, si les haces caso, acabas obteniendo ventaja de ello”.