SILENCIO EN HAMAMATSU

El equipo Leopard aspira a la plaza de Suzuki en MotoGP

  • La compañía Dorna Sports, organizadora del Mundial, le recuerda a Suzuki que no puede abandonar el Mundial de MotoGP de forma unilateral, pues tiene un compromiso con el campeonato

  • La escudería Leopard Racing, campeona varias veces en Moto3, lidera el grupo de equipos que aspiran a ocupar la plaza que deja la firma japonesa en la parrilla del Mundial del próximo año

Joan Mir, campeón del mundo de MotoGP en el 2020 con Suzuki.

Joan Mir, campeón del mundo de MotoGP en el 2020 con Suzuki. / ALEJANDRO CERESUELA

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Han pasado 24 horas desde que la web Motorsport.com adelantase la bomba que podría cambiar los planes de muchos pilotos y, sobre todo, del Mundial de MotoGP. El anuncio, todavía no confirmado por la firma de Hamamatsu (Japón) de que Suzuki abandonará la competición en cuanto concluya la actual temporada, dejando sin trabajo a un montón de técnicos, mecánicos y también a dos de los más jóvenes y mejores pilotos de la parrilla de la categoría reina como son el mallorquín Joan Mir, campeón del mundo en el 2020 con la moto azul, y el catalán Àlex Rins.

La sorpresa ha sido absoluta en el ‘paddock’ y en el mundo de las carreras, ya que nadie, nadie, nadie del Mundial, ni siquiera los máximos responsables del equipo azul, como el nuevo ‘team manager’ el italiano Livio Suppo, sabían ni intuían que algo así se iba a producir en las próximas semanas. Es más, sabido es que tanto el máximo responsable japonés de la escudería, el japonés Shinichi Sahara, como el propio Suppo anunciaron a Mir y Rins que pensaban renovarles sus contratos. Sahara se lo comentó a los pilotos en el primer test de pretemporada y Suppo se lo repitió en el GP de Qatar, que abrió el Mundial.

El aviso de Dorna

La situación ha provocado, incluso, la indignación en la compañía Dorna Sports, organizadora del Mundial, y en la propia Federación Internacional de Motociclismo (FIM), ya que Suzuki, como el resto de fabricantes y escuderías, acababa de renovar su compromiso con el campeonato hasta el año 2026 y, por tanto, todo parece indicar que deberá pagar una alta multa por abandonar, si es que se confirma la noticia, el Mundial antes de hora.

Ante el mutismo de Suzuki y la posibilidad, cierta, de que la compañía japonesa abandone el Mundial, “Dorna Sports se ha puesto en contacto oficialmente con la fábrica para recordarles que las condiciones de su contrato para competir en MotoGP™ no les permiten tomar esta decisión de forma unilateral”, según señala el comunicado hecho público hoy por la compañía que dirige el catalán Carmelo Ezpeleta.

“Sin embargo”, sigue la nota, “si Suzuki se marcha tras un acuerdo entre ambas partes, Dorna decidirá el número ideal de pilotos y equipos que compiten en la categoría de MotoGP™ a partir de 2023”. Y, en ese sentido, “Dorna continúa recibiendo altos niveles de interés tanto de fábricas oficiales como de equipos independientes que buscan unirse a la parrilla de MotoGP™, ya que nuestro deporte continúa siendo un ejemplo mundial de competencia reñida, innovación y entretenimiento, llegando a cientos de millones de fans en todo el mundo. mundo. El interés de estas partes se ha vuelto a confirmar en las últimas 24 horas”.

Parrilla completa

Noticias relacionadas

Es evidente que Dorna Sports y la FIM no se han cruzado de brazos ante la posibilidad, que debería de confirmarse en las próximas horas, de que Suzuki rompa el acuerdo y abone la indemnización que le corresponda por contrato. Según ha podido saber El Periódico, la organización del Mundial ya ha recibido varias peticiones de escuderías que podrían estar interesadas en ocupar la plaza que dejaría vacante el equipo azul en el ‘paddock’ de MotoGP. De lo que no hay duda es que, en el 2023, seguirán habiendo, como poco, 12 equipos en MotoGP y 24 pilotos oficiales.

El actual Mundial de MotoGP está integrado por 12 escuderias y 24 pilotos oficilaes y, según ha podido saber El Periódico, la escudería que más interés ha mostrado por hacerse con la plaza de Suzuki ha sido el equipo Leopard Racing, diversas veces campeón del mundo de Moto3 y uno de los conjuntos mejor organizados, con mejor imagen del ‘paddock’ mundialista y deportivamente hablando en manos de Christian Lunberg, considerado uno de los mejores ingenieros del Mundial.