GRAN PREMIO DE EMILIA ROMAGNA

Triunfa Márquez y Quartararo reina en MotoGP

  • El francés Fabio Quartararo (Yamaha), de 22 años, que no había ganado título alguno, concede a Francia uno de los pocos grandes cetros que le faltaban a su país

  • Marc Márquez (Honda) logra, tras la caída de Bagnaia (Ducati) a falta de cuatro vueltas, su tercera victoria en el año de su regreso y ya es el segundo vencedor del 2021

Marc Márquez (Honda) y Fabio Quartararo (Yamaha), felices, hoy, en Misano.

Marc Márquez (Honda) y Fabio Quartararo (Yamaha), felices, hoy, en Misano. / ALEJANDRO CERESUELA

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Fracasa ‘Pecco’ Bagnaia, que rodó por los suelos cuando era líder del Gran Premio de la Emilia Romagna. Fracasa Ducati, la fábrica de Borgo Panigale (Italia), que posee la mejor moto de la parrilla de MotoGP y sigue sin conquistar el título. Triunfa, a lo grande, a lo bestia, a lo animal, de Marc Márquez (Honda), que hoy ha ganado su tercer gran premio (Alemania, EEUU y Emilia Romagna) el año de su regreso tras una grave lesión, que le apartó diez meses de los circuitos. Y apoteosis total, única, inolvidable, del francés Fabio Quartararo (Yamaha), que, tras la caída de Bagnaia, se proclamó automáticamente nuevo y flamante campeón del mundo, su primer título, a los 22 años, tras 116 carreras y siete temporadas en el Mundial, dos carreras antes del final de la campaña, pues aún faltan los grandes premios de el Algarbe (Portimao, Portugal) y Valencia.

Fabio Quartararo (Yamaha), flamante nuevo campeón del mundo de MotoGP.

/ ALEJANDRO CERESUELA

Quartararo, al que todos llaman el ‘Diablo’, le ha dado a Francia uno de los poquísimos títulos, cetros, campeonatos que le faltaban a uno de los países más deportivos del mundo, pues los franceses habían sido campeones de las pequeñas categorías y, por supuesto de F-1 y rallys, pero jamás de 500cc y MotoGP. Quartararo, un muchacho demasiado divertido y poco disciplinado en sus primeros años en el Mundial, ha demostrado dar, en los últimos años, dar un cambio brutal hasta el extremo de que el ‘Diablo’ ha sido el único que ha sido capaz de puntuar en todas, todas, las carreras del campeonato en todas las categorías.

Doblete de Repsol Honda

La segunda carrera en San Marino, que también ha sido la de la despedida de Valentino Rossi (Yamaha), estaba siendo dominada, muy comodamente, por Bagnaia y Márquez (Honda), que ha estado siempre, siempre, muy pegadito a ‘Pecco’, tanto que incluso logró ponerlo nervioso y provocar suy caída a cuatro vueltas del final. MM93 se adueñó de la situación y, por vez primera desde el 2017, el ‘team’ Repsol Honda, ha logrado, con Pol Espargaró en segunda posición, consigue un doblete en el podio del Mundial.

Márquez cruzó la meta de pie sobre su moto y señalando, con su mano izquierda, el húmero de su brazo derecho, el dañado, el operado tres veces y el que le ha mantenido apartado de la pista casi un año entero. Era la demostración de que cada vez se siente mejor aunque él continúa pensando que su pleno rendimiento aún tardará en llegar.

La felicidad de MM93

Noticias relacionadas

El ganador de la carrera de hoy, Marc Márquez, reconoció su inmensa felicidad y confesó que, sin ser un circuito de izquierdas, "ha sido la carrera más importante del año, ganar en un trazado a derechas, que son los circuitos que más me cuestan, me hace muy feliz y me dará mucha confianza para las dos últimas carreras y la próxima campaña. Soy muy feliz, pues 'Pecco' iba estratosférico y no sé como pude mantenerme ahí con él. Sí, es verdad que yo le presionaba, pero 'Pecco' ha estado excepcional y, justo cuando yo había ya casi renunciado a pasarle, se cayó incomprensiblemente. Pero, bueno, hoy es el día de Fabio (Quartarari), que ha hecho un año único y que se merece, por mucho, este título.Ojalá el año que viene podamos pelearle, de nuevo, el título". Márquez, que viene de la lesión, ya es, con sus tres triunfos, el segundo piloto con más triunfos tras Quartararo.

"Solo puede decir que aún sigo sin creérmelo, me siento increiblemente feliz, está aquí toda mi familia y, la verdad, lo único que puedo decir que es, al margen de ser mi sueño, lo ha sido de todos los que me han ayudado a lo largo de toda mi vida", comentó Quartararo en el 'corralito', donde recibió la felicitación de MM93 y de todos los presentes, pues Bagnaia ya le había felicitado al llegar al 'pit lane', procedente de la pista, antes de subirse al podio. 'Pecco' dejó el boxe de Ducati, salió al carril del 'pit' y se abrazó al nuevo campeón.