EL GP DE LAS AMÉRICAS

Márquez, árbitro del pulso entre Quartararo y Bagnaia

  • El campeonisimo catalán logra, en uno de sus circuitos preferidos, la primera fila de la temporada y se empareja con Quartararo y Bagnaia

  • "A una vuelta era imposible lograr la 'pole', pero creo que tengo ritmo en carrera para pelear por un buen resultado", señala el piloto de Cervera (Lleida)

Marc Márquez (Honda), hoy, a su paso frente a la típica torre de Austin.

Marc Márquez (Honda), hoy, a su paso frente a la típica torre de Austin. / ALEJANDRO CERESUELA

2
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Aquel accidente de Jerez del 2020 de Marc Márquez (Honda), cuando estaba protagonizando la mayor remontada de la historia del motociclismo, cambió tanto, tanto, el Mundial de MotoGP que, ahora, ante la salida del Gran Premio de las Américas (21.00 horas, DAZN) de mañana, todo el mundo cree que puede ocurrir cualquier cosa y, por descontado, convertirse en ganador cualquiera. Sí, sí, cualquiera. Con MM93 sano, no habría color, ni carrera, ni pronóstico que no dijese que el chico de Cervera (Lleida) iba a ganar de nuevo.

Márquez, que después de 341 días volverá hoy a la primera línea de salida, ha ganado seis años seguidos en Austin (Texas, EEUU), del 2013 al 2018. En el 2019, también iba a ganar, pero se fue al suelo, en la vuelta 9 de 20, cuando le sacaba ya 4 segundos a Alex Rins (Suzuki), que acabaría aprovechándose de ese percance para ganar. Pero no es que haya ganada 6 de 7, no, es que en sus seis victorias arrancó desde la ‘pole position’ y, solo en el 2015 (Andrea Iannone, Ducati) logró arrebatarle la vuelta rápida, que Márquez ha logrado en cinco de sus seis triunfos.

Márquez, a por todas

Es por ello, más que por su estado físico y por la irregularidad de su Honda, que todo el mundo le ve con posibilidades, como ya ocurriera en Sachsenring (Alemania), otro de sus circuitos talismán, donde ganó (pese a todo), que todos sus adversarios lo ven como un piloto capaz de volver a repetir la gesta…que él mismo inventó en el 2013, el año de su debut, cuando los ingenieros de Honda no entendían como, desde el primer minuto en Austin, era más rápido que Valentino Rossi, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa. “Yo tampoco les supe explicar porque era tan rápido, pues me salía solo”, reconoció ayer MM93.

Noticias relacionadas

La ‘quali’, que tenía como favorito antes que al aún lesionado Márquez al australiano Jack Miller (Ducati), que había arrasado en los dos ensayos del sábado, empezó, en efecto, con un mejor tempo del de Cervera (Honda, 203.608, que aún mejoraría hasta el 2.03.209) y, a continuación, del veloz e intrépido Jorge Martín (Ducati, 2.03.278). Pero mientras Fabio Quartararo (Yamaha) se metía, para tratar de consolidar su liderato y casi, casi, título en segunda posición, el italiano ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati, 2.02.781), bastante tapadito viernes y sábado, protagonizaba una vuelta de locura y lograba su tercera ‘pole’ consecutiva (Aragón, San Marino y Austin) y hoy buscará su tercera victoria seguida.

Márquez está convencido de que presentará batalla hoy en carrera “porque tengo buen ritmo con neumáticos gastados. Eso sí, veo a Miller muy veloz y la pelea por el título entre Quartararo y Bagnaia puede que lo acelere todo”.