EL GRAN PREMIO DE EEUU

Márquez demuestra que sigue siendo el 'sheriff' de Austin

  • Pese a no estar aún en su mejor forma, Marc Márquez ha vuelto a demostrar hoy, en Austin, uno de sus circuitos favoritos, que es, de largo, el más veloz en ese trazado

  • Con lluvia y pista frágil por la mañana y sol por la tarde, el campeonisimo de Cervera (Lleida) logró los mejores cronos por delante de Miller y Quartararo

Marc Márquez (Honda) dialoga con Santi Hernández, su ingeniero, hoy en Austin (EEUU).

Marc Márquez (Honda) dialoga con Santi Hernández, su ingeniero, hoy en Austin (EEUU). / ALEJANDRO CERESUELA

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Puede que no esté bien del todo, bueno, en realidad no lo está, no, su brazo y hombro derecho le sigue doliendo y ni siquiera posee una buena Honda, aún a cierta distancia de la poderosa Ducati y la manejable Yamaha, pero Marc Márquez (Honda) ha vuelto de demostrar hoy, en las dos primeras sesiones de entrenamiento del Gran Premio de las Américas, que se celebra en el bacheado e irregular circuito de Austin (Texas, EEUU), que es el piloto más veloz tanto en agua (2.15.872 minutos) por la mañana, como en seco, por la tarde (2.04.164) por delante siempre del australiano Jack Miller (Ducati) y el francés Fabio Quartararo (Yamaha), líder del Mundial y, casi con toda seguridad, futuro campeón del mundo.

Marc Márquez (Honda), en una de sus vueltas rápidas en Austin (EEUU).

/ ALEJANDRO CERESUELA

MM93, que reconoció haber vivido una sensación extraña "porque no me sentía demasiado cómodo en la pista y, luego, cuando llegaba al boxe me veía allí arriba", ha ganado seis carreras consecutivas, del 2013 al 2018, arrancando las seis ocasiones desde la 'pole position' y, no solo eso, sino consiguiendo en cinco de esos grandes premios (a excepción del 2015, cuando la consiguió el italiano Andrea Iannone) la vuelta rápida en carrera. De ahí que todo el mundo, en EEUU, le llame el 'sheriff' de Austin.

"La verdad es que estoy disfrutando más que en otros circuitos de este año, aunque no disfruto tanto como he disfrutado habitualmente en esta trazado, que me gusta mucho", explicó Márquez. "Es un circuito muy físico y el pésimo estado de la pista, donde los baches te fuerzas a hacer dos o tres salvadas por vuelta, hará que la carrera sea aún más dura".

"Los baches en esta pista son terribles, aunque no la considero peligrosa. Peligrosa es la pista que tiene los muros cerca"

Marc Márquez / Piloto del Repsol Honda

Noticias relacionadas

La sensación, pese a no estar del todo bien, de que Márquez es invencible en este trazado ha quedado muy clara como lo fue, también, en el 2019, cuando era líder en solitario, con más de cuatro segundos de ventaja sobre el segundo y se cayó al final de recta, perdiendo el 7 de 7. Márquez, que como todos sus compañeros, ha visto como su moto no cesaba de moverse, saltar y maltratar a los pilotos por culpa de los imnumerables baches que tiene el trazado norteamericano, ha logrado el tiempo justo en el momento que lo necesitaba sin dificultad alguna, tanto por la mañana en condiciones que le encantan (pista húmeda e, incluso, mojada) como por la tarde en seco.

"Sé que Fabio (Quartararo) ha dicho que, por culpa del montón de baches que hay, puede ser peligroso correr aquí, pero yo considero que los trazados peligrosos son aquellos que tienen los muros cerca de la pista", comentó MM93. "En lo que no le quito la razón a Fabio es que esta pista, comparada con el buen nivel que hay en este Mundial, está en muy malas condiciones, pues, con tantos baches y de todo tipo, resulta imposible clavar dos vueltas seguidas, lo que es muy extraño en nosotros donde somos capaces, que la pista y el asfalto están en condiciones, de casi hacer el mismo crono en dos o tres vueltas seguidas. Lo también es cierto es que, con tantos baches, no resulta fácil divertirte, pasártelo bien, pues debes estar muy, muy, atento a cualquier movimiento de la moto que no sabes nunca cuando llegará".