MUNDIAL DE MOTOGP

Quartararo sacará la calculadora en EEUU

  • El 'Diablo', líder del Mundial de MotoGP con casi dos victorias de ventaja sobre Bagnaia, no piensa arriesgar "más allá del límite" para ganar carreras

  • Bagnaia, su máximo rival, ganador de los dos últimos grandes premios en Aragón y Misano, espera que su Ducati funcione de maravilla en Austin

El francés Fabio Quartararo (Yamaha), hoy, en Austin (Texas, EEUU)

El francés Fabio Quartararo (Yamaha), hoy, en Austin (Texas, EEUU) / ALEJANDRO CERESUELA

3
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Quedan solo cuatro grandes premios para que concluya el Mundial de motociclismo y el francés Fabio Quartararo (Yamaha), que aún no ha conseguido ningún título mundial, está cada vez más cerca de coronarse rey de la máxima categoría, sobre todo después de protagonizar una tremenda remontada en Misano y acabar tras el colin del italiano ‘Pecco’ Bagnaia (Ducati), que es quien ahora, tras ganar las dos últimas carreras, en Aragón e Italia, está a 48 puntos, muchos según todos, casi dos victorias (50), del ‘Diablo’. El tercero es el mallorquín Joan Mir (Suzuki), ya a 67 puntos cuando restan tan solo 100 por repartir.

Es por ello que este fin de semana en el precioso trazado de Austin (Texas, EEUU), donde el MotoGP regresa después de 30 meses (la última vez que se corrió fue en el 2019), Quartararo, que, como siempre, saldrá a ganar, acaba de reconocer que “por supuesto que pienso en el título y, por descontado, que ahora, en la recta final, no podemos perder la ventaja que hemos conseguido. Una cosa tengo clara, saldré a ganar, pero no pienso empujar por encima del límite, de mi límite y, por tanto, si he de conformarme con el podio, lo haré”.

Marc ve favorito a Quartararo

Quartararo reconoció que en la última cita de Misano, cuando tuvo que trabajar muy duro para superar al australiano Jack Miller, compañero de Bagnaia, intentó ir a la caza de ‘Pecco’ “pero estaba pilotando de maravilla y, aunque llegué muy cerquita de su colin, no pude superarlo. He de confesar que fue la carrera más divertida de la temporada y, por tanto, espero seguir divirtiéndome en Austin, un trazado que nos gusta a todos”.

Es evidente, tal y como reconoció el campeonísimo Marc Márquez, poseedor de seis títulos mundiales de MotoGP, que Bagnaia “tiene el problema de que no puede permitirse un solo error, un cero, mientras que Fabio, con la ventaja que ha adquirido, casi se puede permitir dos ceros en dos de los cuatro grandes premios que restan y, por tanto, tal y como está compitiendo yo creo que es claro favorito al título”. Insisto, la opinión de MM93 fue refrendada por el propio Bagnaia que, sin embargo, reconoció que su Ducati ‘Desmosedici’ es ya una moto tremendamente competitiva y ganadora “en cualquier trazado, cosa que no ocurría en los años anteriores, así que espero que aquí, donde no nos solía ir bien, nos vaya de maravilla”.

Un deporte de riesgo

Ni que decir tiene que Márquez fue también el centro de atención en la conferencia de prensa previa al Gran Premio de las Américas, pues este es considerado su circuito favorito, también de izquierdas, donde ha ganado hasta seis veces. “Sé que todo el mundo, como ya ocurría cuando estaba bien, me mirará, pero no soy aún el de antes. Veremos cómo me va, pero ilusión no me va a faltar”. MM93 recordó que “desde el primer día que llegué a este trazado iba muchísimo más rápido que Valentino (Rossi), Jorge (Lorenzo) y Dani (Pedrosa). La gente de Honda me preguntaba el motivo y yo no sabía qué responder. Iba rápido y punto”.

Noticias relacionadas

Ni que decir tiene que la ausencia de Maverick Viñales (Aprilia) en Austin, por la muerte de su primo Dean Berta Viñales, de 14 años, en una carrera reciente, centró las preguntas a los pilotos, maxime después de que, incomprensiblemente, el piloto italiano Michel Fabrizio, un mediocre, señalase a Márquez como el gran culpable de este tipo de accidentes “pues los niños y jóvenes quieren imitar su pilotaje agresivo”.

Ni que decir tiene que, pese a que Fabrizio ya ha pedido perdón y se ha retractado de sus palabras, Márquez le despreció olímpicamente al ser preguntado, llamándolo “personaje” y diciendo que “no entiendo como un piloto puede llegar a decir esas cosas”, y el resto de pilotos insistieron en que están, viven y compiten en un deporte de riesgo. “Todos, todos, hacemos lo posible y lo imposible para reducir el riesgo, pero no es fácil lograrlo”, señalaron Márquez, Bagnaia y Quartararo.