MUNDIAL DE MOTO2

Tercer triunfo de un portentoso Raúl Fernández

  • El piloto madrileño, de 20 años, ha repetido, en la 'catedral' de Assen, sus victorias de Portugal y Francia en el año de su debut en el Mundial intermedio

  • Raúl, que se despistó en las primeras vueltas, protagonizó una remontada espectacular superando al final a Lowes, Gardner y a Augusto Fernández, tercero

Tercer triunfo de un portentoso Raúl Fernández
2
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Todo el mundo y es normal está observando, analizando, admirándose de la gran temporada, del tremendo inicio de Mundial del murciano Pedro Acosta (KTM), líder destacado de Moto3, el auténtico ‘rookie’ del campeonato, pero la temporada que está haciendo su colega, compañero de escudería en el fabuloso y exitoso equipo del finlandés Aki Ajo (Red Bull KTM), Raúl Fernández, está siendo idéntico. El único problema que tiene Raúl es que su compañero de equipo, el australiano Remy Gardner, sí, el hijo de Wayne, el campeón australiano de 500cc, está también redondeando un inicio de Mundial de Moto2 espectacular. Hoy, en Assen, ante 11.500 espectadores, han logrado el cuarto doblete de la temporada para el equipo de Ajo.

Raúl, que ha tenido que remontar de forma espectacular pues en las primeras vueltas ha sufrido una salida de pista que le ha alejado de los tres mandamases de la carrera (Gardner, Sam Lowes y un portentoso Augusto Fernández), se ha llenado de paciencia y, sabedor de que tenía una gran moto y el mejor ritmo (lo demostró viernes y sábado), ha ido recuperando hasta llegar a la cabeza de cabeza, pasar primero a Lowes, luego a su compañero Remy y, finalmente, imponerse a Augusto.

Remontada bestial

A partir de ahí, Raúl, que sigue sonando para dar el salto a MotoGP aunque él preferiría volver a pelear y, si puede, conseguir el título de Moto2 en el 2022, abrió un pequeño hueco de más de un segundo que le ha permitido cruzar la meta de la ‘catedral’ de Assen, mirando al público y pilotando con su mano izquierda mientras con la derecha saludaba y brindaba su victoria a los espectadores.

Raúl ha reconocido que, pese a su despiste, sabía que podía ganar. “Ha sido duro, sí, pues perder el horizonte de los mejores en las primeras vueltas significaba que me quedaba mucho trecho por recorrer, pero mi equipo me ha dado hoy una gran moto y he podido ganar. Ha sido también cuestión de coco, pues estaba muy convencido de que podía ganar”, terminó diciendo Raúl, ganador este año, como ‘rookie’ brutal, en Portugal, Francia y, ahora, en Holanda.

El regreso de Augusto

Noticias relacionadas

Ni que decir tiene que Gardner, que protagonizó unas últimas cuatro vueltas espectaculares, se da por contento con el segundo puesto “pues nos vamos de vacaciones siendo líderes del campeonato”.Gardner, que aventaja a Raúl en 31 puntos (más de una victoria), reconoció que “Raúl hoy tenía esas decimitas de más que te hacen ganar y que yo sabía que no tenía en este trazado ni he podido conseguir a lo largo del fin de semana”.

Quien estaba sin duda más feliz, cómo no, era Augusto Fernández, cuya última victoria y podio databa de San Marino-2019. “Ha sido un año y medio muy duro, pero nunca lanzamos la toalla y hemos seguido peleando, con el apoyo de la familia, y, al final, hemos tenido esta preciosa recompensa, un podio con el que, creo, podemos iniciar una nueva época y remontada”.