24.000 AFICIONADOS EN EL GP

Los pilotos celebran el regreso del público a Montmeló

  • La Generalitat, Dorna y el Circuit han conseguido crear ocho burbujas de aficionados, de 3.000 fans cada una, para que presencien las carreras en directo

  • "Es fantástico, es magnífico, pues nosotros corremos para la gente y, poco a poco, volvemos a la normalidad", celebra Marc Márquez y el resto de pilotos

Aspecto de la grada del Circuit de Catalunya en la salida de MotoGP del 2019

Aspecto de la grada del Circuit de Catalunya en la salida de MotoGP del 2019 / ALEJANDRO CERESUELA

Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

El Gran Premio de Catalunya de motociclismo, que ha arrancado hoy, en el Circuit de Catalunya, con la conferencia de prensa de cada evento, contará, finalmente, con la presencia de aficionados a lo largo de todo el fin de semana. Cada día accederán a la instalación de Montmeló cerca de 24.000 fans (si es que acaban vendiéndose ese máximo número de entradas, todas nominales y, por tanto, no intercambiables), que quedarán distribuidos a lo largo de ocho zonas o instalaciones de público, que formará cada una de las burbujas con las que se intenta evitar contagios para que el gran premio se desarrolle con éxito y salud.

“La verdad es que es fantástico, magnífico, que volvamos a tener público en los circuitos”, ha comentado hoy el campeonísimo catalán Marc Márquez (Honda), que aseguró que “la presencia de estos miles de aficionados, que para nosotros ya serán multitud pues corremos para ellos, hará que nos sintamos mucho más competitivos y, sobre todo, añade un puntito más de normalidad a una situación de la que vamos saliendo, poco a poco, con la ayuda y la colaboración de todos. Todos nosotros sabemos lo mucho que nos gusta y empuja ver gente en las gradas y, aunque a menudo puede parecer imposible de entender, lo cierto es que notamos su calor y empuje”.

Felicidad compartida

“Todos hemos entendido que, hasta ahora, la cosa estaba bastante fastidiada para poder tener gente en los circuitos, pero es fantástico para nuestro deporte, para la retransmisión y, sobre todo, para la competitividad y disfrute del espectáculo que intentamos transmitir que, poco a poco, vayan volviendo los aficionados a las gradas porque, al fin y al cabo, corremos para ellos”, reconoce el mallorquín Joan Mir (Suzuki), actual campeón del mundo de MotoGP, que aprovecha la ocasión para recordar que “Montmeló es, también, un poco mi casa, pues es el circuito más cercano a Mallorca que tengo, así que éste es también el GP de los mallorquines”.

“Es evidente que el regreso del público nos animará aún más en este divertido, espectacular e incierto Mundial que acabamos de empezar”, comenta el francés Fabio Quartararo (Yamaha), ganador de tres de las seis carreras disputadas, y líder del Mundial con 24 puntos de ventaja sobre su compatriota Johann Zarco (Ducati). “Los deportes, todos, son para que los disfruten los aficionados y no hay nada como ver deporte en directo y más las carreras donde los aficionados son seguidores de los pilotos e, incluso, de las marcas. Eso hace que el ambiente sea estupendo cuando, como en esta ocasión, ves 24.000 aficionados en las tribunas que, aunque en un circuito tan grande como Montmeló, se harán notar, seguro”.

Noticias relacionadas

"Odio correr sin fans"

“Que se me entienda bien: odio correr en circuitos desérticos, sin público”, dice Aleix Espargaró (Aprilia), que está protagonizando, sin duda, la mejor temporada de su vida peleando siempre, siempre, entre los seis primeros de MotoGP. “Cuando digo que lo oído es porque no hay nada más estupendo que, en la vuelta de formación de la parrilla e, incluso, sí, claro, a lo largo de los entrenamientos de viernes y sábado, ver aficionados en las tirbunas. Cierto, en un recinto tan grande y estupendo como Montmeló, puede que 24.000 aficionados casi no se vean, pero ya os digo yo que se notarán y mucho. Es por eso que quiero dar las gracias a todas las autoridades y estamentos que han hecho posible crear estas burbujas de aficionados para que nos puedan ver correr”.