Luto en el Mundial de motociclismo

Muere el piloto suizo Dupasquier, de 19 años, por el accidente de Mugello

  • Uno de los más jóvenes pilotos de Moto3 sufrió ayer un espectacular accidente y ha fallecido hoy en un hospital de Florencia

  • Dupasquier, que llevaba poco más de un año en el Mundial, fue golpeado por otro piloto al perder el control de su KTM

Muere el piloto suizo Jason Dupasquier. Así lo ha confirmado la organización del campeonato del mundo de motociclismo en un comunicado. / EFE / NOUSHAD THEKKAYIL / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Un muchacho suizo, joven, muy joven, el suizo Jason Dupasquier (KTM), que debutó, el pasado año, en el Mundial de Moto3, en el GP de Catar y que, en Mugello, suma su carrera nº 21, ha fallecido hoy, en el hospital Careggi, de Florencia, como consecuencia de las heridas sufridas en una caída impresionante sufrida en el último segundo, en la última vuelta, de la calificación de la pequeña categoría de ayer, en Mugello, durante el Gran Premio de iTalia.

Dupasquiaer, al parecer, aunque la secuencia del percance no está clara, el piloto suizo habría sido golpeado por el español Jeremy Alcoba (Honda), al que le habría sido imposible driblar el cuerpo de Dupasquier, aunque también hay quien defiende que pudo ser la moto del japonés Ayumu Sasaki (KTM) quien terminó golpeándole y provocándole, según informa ha agencia Efe, un edema cerebral y una fuerte contusión tocácica, de la que fue operado en la noche de ayer pero su fallecimiento ha sido anunciado hace apenas unos minutos.

Así llegó al Mundial

Dupasquier, hijo de un piloto de motocross, pudo haber llegado antes al Mundial de velocidad, pero una seria fractura del fémur derecho le impidió formar parte de la parrilla de la Red Bull Rookies Cup, en el 2018, el campeonato promocional en el que se forman los grandes pilotos. Sí la corrió en el 2019, para debutar en el campeonato del mundo en el 2020 en el equipo CarXpert PruestelGP, curiosamente el 'team' en el que, en principio, iba a recaer el fenómeno murciano Pedro Acosto, el 'tiburón de Mazarrón', atual líder del Mundal de Moto3, que acabó en el Red Bull KTM Ajo Team. Dupasquier, hasta el momento de su accidente, era uno de los cinco pilotos de Moto3 que había acabado y puntuado en todas las carreras que se habían disputado, siendo su séptimo puesto en el Gran Premio de España, de Jerez, su mejor resultado.

Así se conoció el fallecimiento

La noticia del fallecimiento de Dupasquier la dió, en directo en DAZN, el piloto hispanoargentino Gabriel Rodrigo (Honda), que, por vez primera en los dos últimos años, volvió a subirse al podio, en tercera posición, tras el ganador de la carrera de hoy de Moto3, el italiano Dennis Foggia (Honda) y el catalán Jaume Masia (KTM). Rodrigo, entrevistado en directo por Izaskun Ruiz, se puso a llorar, emocionado, pues quería dedicarle el podio a su hermano Juan, fallecido hace dos años, y a su jefe de equipo, el mítico expiloto Fausto Gresini, fallecido este año por COVID, y, de pronto, añadió: "Y también a Dupasquier, que me acaban de decir que ha fallecido en el hospital de Florencia". Izaskun Ruiz no quiso decir nada "pues, de momento, no hay comunicado oficial". Y, a los pocos segundos, Ernest Riveras, conductor de la transmisión, dijo, visiblemente emocionado, "sí, Izaskun, acaba de llegar el comunicado oficial. Descanso en paz Jason Dupasquie".

En la 'era MotoGP', los fallecimientos que han habido son los del japonés Daijiro Kato, toda una promesa y realidad en la categoría reina al que todo el mundo consideraba capaz de ganar el título grande para Japón; el también japonés Shoya Tomizawa; el popular piloto y as italiano Marco Simoncelli; el mallorquín Lluis Salom, del que, la próxima semana, en Montmeló (Barcelona), se cumplirán cinco años de su fallecimiento tras su accidente en el Circuit; el jovencísimo indonesio Afridza Munandar y Jason Dupasquier.

Accidente espectacular

Será, sin duda, una caída polémica aunque, ahora, nadie habla de ese problema sino de la gravedad del estado de Dupasquier, pero el grupito de piloto pasaron ya, dicen, con la bandera a cuadros y, por tanto, existe la posibilidad de que esa vuelta, que todos ellos, desde Dupasquier a Sasaki y también el jovencísimo español, Jeremy Alcoba, implicado también en esa caída (“me he tenido que ir a la derecha, al ver acercarse, de pronto, la moto de Jason y creo que, posiblemente, le he golpeado”, señaló el piloto del Indonesian Racing Gresini Moto3), intentaban convertir en la ‘pole position’ y, de pronto, se produjo el despiste del joven suizo, que se llevó la peor parte. Jason rodaba en compañía de Riccardo Rossi y Sergio García cuando perdió el control de la rueda trasera y sufrió un highside (vuelo por encima de la cúpula de su KTM), quedando tirado en medio del asfalto.

A los pocos segundos, la asistencia médica urgente, liderada por el doctor Ángel Charte, responsable del Mundial, llegó al punto donde estaba Dupasquier tendido sobre el asfalto. Durante 30 minutos, los médicos asistieron al suizo y pidieron el aterrizaje del helicóptero medicalizado para trasladarlo al hospital de Flroencia. El doctor Giancarlo Di Filippo, uno de los responsables médicos del campeonato, reconoció que el estado de Dupasquier es "muy delicado, muy serio y solo podemos esperar buenas noticias del centro médico donde se encuentra, que ojalá se produzcan pronto".

Los rezos del 'paddock'

Noticias relacionadas

El accidente de Dupasquier dejó sin habla a todo el ‘paddock’ del Mundial, tanto que el mismo Fabio Quartararo (Yamaha), que logró una ‘pole’ espectacular de MotoGP, quiso dedicarle su éxito a Dupasquier “pensando, sobre todo, que se mejore y que salga adelante, pues es lo único que nos interesa ahora mismo”. La opinión del ‘Diablo’ fue compartida por todos sus compañeros de parrilla.

En ese sentido y en declaraciones a DAZN, el campeonisimo Marc Márquez, líder del 'team' Repsol Honda, mostró su inquietud y la de todos los habitantes del 'paddock' del Mundial, habitado por unas 1.500 personas, por el estado de Dupasquier. "La verdad es que no te dan muchas ganas de volver a subirte a la moto cuando presencias accidentes así y te enteras que está grave. Estamos rezando todos para que salga adelante y esperamos, desde luego, que todo salga bien. Todos nos merecemos que Jason se recupere".