MUNDIAL DE MOTOGP

Márquez: "Será emocionante volver a pasar por la curva 3 de Jerez"

  • El campeón de Cervera (Lleida) asegura que tiene ganas de volver a probarse en el trazado donde sufrió el accidente que le ha mantenido nueve meses apartado del Mundial

  • "Mi recuerdo de aquel día no es la caída, que tengo tatuada en mi brazo, sino las buenas sensaciones que tuve sobre la moto durante la remontada", confiesa orgulloso Marc

Marc Márquez (Honda) mira a Fabio Quartararo (Yamaha), en la conferencia de prensa de Portimao.

Marc Márquez (Honda) mira a Fabio Quartararo (Yamaha), en la conferencia de prensa de Portimao. / ALEJANDRO CERESUELA

Se lee en minutos

El Mundial de motociclismo regresa a Jerez, el trazado que solía ser la puerta de entrada del campeonato a Europa, que este año ha contado con el precioso y emotivo bautismo continental de Portimao (Portugal) donde, casualmente, se produjo la reaparición, tras nueve meses de ausencia, del campeonísimo catalán Marc Márquez (Honda), poseedor de ocho títulos mundial y gran dominador de la categoría de MotoGP desde que, en el 2013, se convirtiese, en el año de su debut, en el ‘rookie’ que rompió todos los récords de precocidad establecidos hasta aquel momento por los norteamericanos Kenny Roberts y Freddie Spencer.

Márquez se fracturó el húmero derecho en su última actuación en el Gran Premio de España, celebrado en Jerez el 19 de julio del 2020, cuando, tras una remontada histórica, se fue al suelo en la curva 3 del trazado andaluz, con tan mala suerte que la rueda delantera de su Honda RC213V le golpeó violentamente el brazo, fracturándole el húmero, que ha tenido que sufrir tres operaciones, la última, en diciembre del 2020, por espacio de 11 horas.

Remontada histórica

Aquel día, aquel 19 de julio, MM93 lideraba con comodidad la carrera en la vuelta cuatro cuando sufrió un despiste en la curva 4 de Jerez y pasó el 16º por meta en el quinto giro. A partir de entonces, Márquez fue remontando a una velocidad de vértigo, siendo ya décimo en la vuelta 10º y tercero, tras Maverick Viñales (Yamaha) y el líder Fabio Quartararo (Yamaha), en la vuelta 20. Y fue, a falta de cuatro giros, cuando intentaba el ataque a ‘MVK’ al no conformarse con la tercera plaza del podio, cuando sufrió la caída.

“Todo el mundo sabe que tengo ganas de volver a correr en Jerez y volver a pasar por la curva 3, sí, va a ser un momento emocionante”, ha reconocido el piloto de Cervera (Lleida) antes de salir hacia el trazado andaluz. Cuando el fin de semana de su reaparición en Portimao (Portugal), le recordamos que aquel fue, sin duda, uno de los momentos más dolorosos de su brillante carrera deportiva, Márquez fue tremendamente sincero: “Yo, de aquella carrera, el último recuerdo que tengo con mi moto no es la caída, no, sino las buenas sensaciones que tuve durante la carrera. La caída, claro, cómo no, la tengo presente, es más la tengo tatuada en el brazo, pero no es mi último recuerdo. Mi último recuerdo es lo bien que me lo pasé en esa carrera de Jerez y espero reencontrar esa sensación este fin de semana aunque no he vuelto a subirme a una moto, por recomendación de los doctores, desde que dejé Portimao. Sé que mi recuperación, volver a ser el Márquez de antes del accidente, llevará su tiempo”.

Reaparición espectacular

Noticias relacionadas

MM93 regresó en Portimao y, ya el mismo viernes, en el primer entrenamiento tras 265 días de ausencia, dejó boquiabierto a todo el mundo, logrando el sábado la sexta plaza en la parrilla de salida por delante de muchos de los favoritos de este campeonato. Luego, en carrera, tras una gran salida debió de conformarse con una merecidísima séptima plaza, que muchos consideraron como un podio. “A media carrera”, reconoció Márquez, “me empecé a animar, pero llegó el hombre del mazo y me avisó de que si seguía así no iba a terminar la carrera y lo importante era acabar, así que desistí de hacer mucho más, normal”.

Rossi persigue su podio nº 200 en MotoGP

No está siendo, de momento, la temporada deseada por el mítico piloto italiano Valentino Rossi, que es, de largo, la peor Yamaha oficial de todas. No está siendo el arranque soñado por la tribu del 'Doctor', que, en teoría, tiene firmados dos años con Petronas, el equipo satélite de la marca de los diapasones. Es más, 'Vale' ha recibido muchas críticas, sí, cierto, también muchos mensajes de apoyo pero lo cierto es que su inicio es muy malo.

El problema es que Rossi no encuentra explicación a lo que le está pasando y pese a probarlo todo, todo, no consigue tener, cuenta, agarre en su rueda trasera y, por tanto, sigue con el mismo problema de los últimos años. Sabido es que el 'Doctor' ha comentado que solo se planteará el cumplimiento de su segundo año con Petronas "si, llegado agosto, los resultados son buenos". De momento, son horribles.

Jerez es, por cierto, el circuito en el que, el pasado año, Rossi consiguió su último podio. "Todo el mundo sabe que Jerez es uno de mis trazados preferidos, por todo, por su dibujo, mis prestaciones allí y el ambiente aunque, desgraciadamente, este año no tendremos aficionados en las gradas. Espero que Jerez será el lugar donde empecemos a estar a la altura que nos merecemos", ha dicho Rossi, que, en el circuito andaluz, perseguirá su podio nº 200 en la categoría reina.