MUNDIAL DE MOTOGP

Márquez: "Han sido lágrimas de emoción, no de dolor"

  • Marc Márquez, héroe del Gran Premio de Portugal en su reaparición tras nueve meses lesionado, reconoce que, al final, no ha podido ocultar su emoción

  • "Las primeras vueltas han sido las más duras, he tenido que reconocer que no estaba en el sitio cuando los demás abusaban de mí", confiesa el campeón

  • "No voy a tener prisa, estoy va a ser lento, pero este séptimo puesto es el inicio de la vuelta a la normalidad", explica el ocho veces campeón del mundo

Santi Hernández, ingeniero de Marc Márquez, felicita a su piloto, que rompió a llorar de emoción al llegar al box del equipo Repsol Honda.

Santi Hernández, ingeniero de Marc Márquez, felicita a su piloto, que rompió a llorar de emoción al llegar al box del equipo Repsol Honda. / REPSOL MEDIA

Se lee en minutos

Marc Márquez Alentá (Honda), de 28 años y ocho veces campeón del mundo, que ha logrado hoy un sorprendente, trabajado, luchado, sacrificado y merecidisimo séptimo puesto en el Gran Premio de Portugal, que ha ganado el francés Fabio Quartararo (Yamaha), en el precioso trazado de Portimao, ha reconocido hoy que las lágrimas que le han aparecido, nada más llegar a su box, han sido de emoción no de cansancio ni dolor. “Todo el mundo sabe que intento ocultar mis sentimientos pero hoy he estallado al acabar la carrera y ver, no solo que he podido terminarla, sino la felicidad de toda mi gente, el orgullo que sentían de que hubiese podido cruzar la meta algo que, sinceramente, antes de empezar la carrera no pensaba que pudiese cumplir. En ese sentido, hay sido una nueva experiencia para mí y, la verdad, me siento muy contento de todo lo que he vivido este fin de semana y solo puedo dar las gracias a todos, a todos, por la ayuda que he recibido hasta poder volver a sentirme piloto”, ha sido la primera explicación que ha dado MM93 tras las imágenes que han conmocionado a todo el mundo.

Más lágrimas en TV

MM93 ha reconocido que, posteriormente, en una entrevista con Izaskun Ruiz, en DAZN, “he vuelto a llorar, han sido lágrimas de satisfacción, de emoción, de orgullo, no de dolor, ni de cansancio”. El piloto de Cervera ha reconocido que “era normal que, después de tanta espera, de tanto dolor, de tanta incertidumbre, explotase por algún lado y ha sido al llegar al box cuando ha ocurrido lo que nunca antes me había pasado”. Márquez, que ha calificado todo el fin de semana de “increíble e impensable, fantástico”, reconoció que no pasó miedo “porque si pasas miedo no te puedes subir a la moto”. Sí es cierto que, cuando en los entrenamientos del fin de semana se cayó su hermano Álex delante suyo y cuando se hizo daño Jorge Martín “pensé, ojo, Marc, ojo, que esto ya va en serio”.

Márquez reconoció que empieza a volver a sentirse piloto de carreras “aunque aún queda mucho recorrido para llegar a ser el Márquez de antes del accidente de Jerez y lo dijo antes de venir a Portimao. Esto requiere tiempo. Eso sí, tengo la sensación de que este fin de semana, este séptimo puesto, quedar solo a 13 segundos del primero tras nueve meses de inactividad, es el inicio de la vuelta a la normalidad”.

El ocho veces campeón del mundo considera que el secreto de la carrera, de poder acabar un GP que no creía poder concluir, “ha sido tener paciencia sobre todo en las primeras vueltas, cuando han abusado de mí y me han ido pasando pilotos. Ese ha sido el punto clave, saber, darme cuenta de que no estaba en mi sitio, no era yo, no estaba jugando a mi nivel y, por tanto, debía dejarles pasar y hacer mi carreras”.

No peleará por el título

Luego, cuando se ha ido animando a mitad de carreras, la dureza de la prueba le ha vuelto a dar un aviso. “Sí, cuando más animado estaba, ha llegado el hombre del mazo y me ha dicho ojo que no estás a tu nivel y he centrado las fuerzas que me quedaban, pocas, en acabar la carrera, que era lo importante”.

Márquez ha explicado que la recuperación será lenta. “No pienso en pelear por este título, no es, en principio, el objetivo de mi regreso; el objetivo es ponerme bien cuanto antes, pero sin prisas. Los doctores no me dejan correr. Es más, me han impedido hacer mucho entrenamiento entre carrera y carrera. He de ir poco a poco, paso a paso. Si fuese futbolista, aprovecharía los últimos minutos de cada partido para ir cogiendo ritmo de competición, pero aquí eso es imposible. Después de Jerez tengo otra revisión médica y veremos cuales son las pautas a seguir. De momento, he de ser cauto y paciente”.

Noticias relacionadas

Inicio de pretemporada

En ese sentido, Márquez espera que, dentro de 15 días, en Jerez, otro circuito duro, ya pueda ser un poquito más Marc Márquez. “La mayor limitación del resultado de hoy ha sido mi físico, pues aún no me he puesto en serio a retocar la moto y adaptarla del todo a mi pilotaje. Además, este circuito era totalmente nuevo para mi, en Jerez ya será otra cosa, pues poseemos muchos datos. Además, aquí, hoy, se ha corrido mucho, mucho, lo que otorga más mérito a este séptimo puesto. Se ha corrido tanto, que se ha caído mucha gente y muy buena. Pero, insisto, yo aún no estoy para hacer locuras. Desde luego esta reaparición ha sido mucho mejor de lo esperado. Mi pretemporada ha empezado muy bien”.