NUEVE MESES DESPUÉS DE LA LESIÓN

Márquez regresa al Mundial más igualado de los últimos años

  • El ocho veces campeón del mundo, de 28 años, iniciará su singladura en el campeonato con 40 puntos de desventaja con respecto al líder, el francés Johann Zarco

  • Márquez, que, en el 2019, conquistó su último cetro de forma arrolladora, ha ganado casi la mitad de las carreras que ha corrido en MotoGP y subido al podio en el 74% de las ocasiones

  • "Yo estoy convencido de que Marc, que es muy fuerte psicologicamente, será competitivo desde el primer día", dice Francesco Guidotti, jefe del equipo Pramac Ducati

  • El Mundial al que regresa MM93 es el más igualado de la última década pues, en el último GP de Catar, los 10 primeros solo estuvieron separados por 5.3 segundos

Marc Márquez en su último test en Portimao.

Marc Márquez en su último test en Portimao. / TWITTER MARC MÁRQUEZ

Se lee en minutos

El piloto catalán Marc Márquez (Honda), de 28 años, aparecerá mañana, por vez primera en los últimos nueve meses, en el ‘paddock’ del Mundial de MotoGP, el que ha sido su jardín del 2013 al 2019, cuando ganó seis de los siete campeonatos que se disputaron. MM93 reaparecerá al día siguiente, viernes, en los primeros entrenamientos oficiales del Gran Premio de Portugal, que se celebran este fin de semana en el precioso, competitivo y vertiginoso trazado de Portimao, uno de los más elogiados del calendario internacional y el único, junto a Austria, donde aún no ha ganado.

Los números de Márquez hasta sufrir la fractura de su húmero derecho en el accidente de Jerez-2020 son para pensar que puede volver a recuperar el cetro que, el pasado año, con una sola victoria y seis podios en 14 grandes premios, le arrebató el joven mallorquín Joan Mir (Suzuki). El campeón de Cervera (Lleida) ha disputado, desde que debutó en el 2013 y conquistó el título siendo el más joven de la historia, 128 grandes premios en la categoría reina, ganando el 43% de ellos (56), subiéndose al podio en el 74% de las ocasiones (95) y conquistando la mitad de las ‘poles positions’ (62).

Dominio absoluto

Márquez regresa, eso sí, al que todo el mundo intuye será el Mundial más igualado de los últimos años, teniendo en cuenta que su última corona, en el 2019, fue un auténtico paseo triunfal del piloto del ‘team’ Repsol Honda al ganar 12 grandes premios, ser segundo en otros seis y caerse EEUU, superando por la friolera de 151 puntos (más de seis victorias) al subcampeón, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati). Ni que decir tiene que Márquez ha ganado el 75% de los títulos de MotoGP que había en juego, 6 de 8, solo ha fallado, en el 2015, ganado por Jorge Lorenzo (Yamaha) y el del pasado año, cuando no pudo competir.

El piloto estrella de Honda, que fue la única marca que no colocó ninguna de sus cuatro RC213V oficiales entre el top-10 del último Gran Premio de Doha, celebrado en el trazado catarí de Losail, regresa al Mundial más apretado de todos los tiempos, pues los 10 primeros de la última carrera quedaron separados únicamente por 5.3 segundos, cuando, el pasado año, hubo carreras en las que la diferencia entre los 10 primeros llegó a ser de 19 segundos (Aragón), 18 (Portugal), 17 (Le Mans) o 14 (Barcelona). Y, no solo eso, a la igualdad entre pilotos, veteranos, jóvenes y ‘rookies’ como el sorprendente Jorge Martín (Ducati), se añaden seis marcas oficiales (Yamaha, Ducati, Suzuki, Aprilia, Honda y KTM), cuyas motos siempre acaban entre las 10 primeras.

Marc Márquez, en Portimao, pilotando una Honda RC213V-S, réplica.

/ TWITTER MARC MÁRQUEZ

“Todos tenemos una gran curiosidad por ver y comprobar en qué estado regresa Marc (Márquez)”, confesó, la pasada semana, el francés Johann Zarco (Ducati), sorprendente líder de MotoGP tras su dos segundos puestos en el doblete de Catar, a Canal+ Francia. “Portimao no es un circuito fácil, es muy exigente, pero es evidente que si Marc no corrió en Catar es porque quería estar aún más fuerte para Portugal. Desde luego, ya sabemos de lo que es capaz Marc, es más, puede que nos sorprenda a todos, pero puede que se tome este fin de semana en Portimao como el test de su pretemporada y empiece a ser el auténtico Márquez, quince días después, en Jerez. No sé, veremos, veremos, tengo curiosidad por ver a Marc en la pista de nuevo”, terminó diciendo Zarco, que supera por solo 4 puntos a su compatriota Fabio Quartararo (Yamaha) y Maverick Viñales (Yamaha).

Las razones de Guidotti

Noticias relacionadas

“Yo, desde luego, no tengo ninguna duda de que Marc será fuerte y competitivo desde el primer día”, comentó el italiano Francesco Guidotti, el jefe del equipo Pramac Ducati donde corre, precisamente, Johann Zarco. “Además, no veo ninguna razón para que no sea así. Quizás irá con cuidado de no sufrir una caída en los primeros entrenamientos, pues sería duro hacerlo de forma inmediata, pero será veloz desde la primera salida”.

Guidotti, que sabe un rato de motos, recuerda que “Marc ya no es el niño que debutó en el Mundial, se ha hecho fuerte en todos los sentidos y, sobre todo, psicológicamente. No es la primera lesión grave, seria, preocupante que sufre. Ya, en el 2011, cuando estaba a punto de ganar el título de Moto2, que ganó al año siguiente, tuvo aquella caída y lesión en su ojo derecho, de la que reconoció haber salido muy tocado, pero recuperado tanto física como mentalmente. No, no, no creo que estas cosas afecten a Márquez, que es todo un campeón”.