MUNDIAL DE MOTOGP

Una Ducati vuela en Catar a 362,4 kilómetros por hora

  • Johann Zarco rompe, de nuevo, el récord de velocidad punta de MotoGP, mientras su compañero de Ducati, 'Pecco' Bagnaia, logra una 'pole' estratosférica en Losail

  • Tres Ducati y tres Yamaha, entre ellas la de Valentino Rossi (4º), copan las dos primeras filas del primer gran premio de la temporada, que tiene un puñado de favoritos

  • Solo Viñales (Yamaha, 3º) ha logrado meterse en la primera fila, mientras el campeón Joan Mir (Suzuki) vuelve a ser, como ya ocurriera en el 2020, desde la tercera fila

Francesco ’Pecco’ Bagnaia (Ducati) ha celebrado, hoy, así su primera ’pole’ en MotoGP.

Francesco ’Pecco’ Bagnaia (Ducati) ha celebrado, hoy, así su primera ’pole’ en MotoGP. / ALEJANDRO CERESUELA

Se lee en minutos

Se abre el telón y se ve a una moto pasando a 362,4 kilómetros por hora. Lo nunca visto. Se levanta el telón y se ve a un piloto de rojo, cómo no, Francesco ‘Pecco’ Bagnaia, montado en una impresionante Ducati consiguiendo la primera ‘pole position’ de la temporada, del Mundial-2021, y todo el mundo aplaudiendo porque alguien, un piloto, y encima italiano, y encima discípulo de la academia de Valentino Rossi, lidere mañana (19.00 horas, DAZN y Movistar) la parrilla del Gran Premio de Catar, que abre la temporada grande.

“Puedo jurar que he hecho la vuelta sabiendo que podía conseguir bajar, por vez primera, en este circuito, del 1.53 minutos (1.52.772), pero también puedo jurar que el último tercio del trazado, las últimas tres curvas, las he hecho con los ojos cerrados, en la 12 no sabía lo que hacía, en la 13 por poco me caído…y así hasta el final, pero sabía que iba a lograr la ‘pole’, lo presentía desde el viernes, cuando vi que tenía tres o cuatro curvas donde, si me la jugaba, mejoraba mucho mi ya de por sí buen crono”. Como pueden comprobar, ‘Pecco’ sabía lo que hacía.

Un racimo de favoritos

Él, campeón de Moto2 (2018), de 24 años, 134 grandes premios, 10 victorias y uno de los rutilantes fichajes de Ducati para agitar su boxe, una vez no renovado el veterano Andrea Dovizioso, representa a la generación que viene empujando, esa en la que están, sí, Joan Mir (10º en la parrilla), Fabio Quartararo, Álex Rins, Jack Miller, que ayer fracasó en su intento de lograr la ‘pole’, Franco Morbidelli, Álex Márquez, Pol Espargaró y Maverick Viñales, por citar los más rutilantes, llamados a codearse, con el renacido Marc Márquez, por el dominio de la próxima década.

La carrera de mañana en Losail empieza con tres Yamaha (Bagnaia, el ‘Diablo’ y el ‘Doctor’, cuarto hoy pegadito, a rebufo, chupando colin de su alumno Bagnaia en su vuelta rápida) y tres Ducati (Bagnaia, Miller y Johann Zarco) en las dos primeras filas. Es decir, sí o sí, gana una Ducati (como casi siempre: en el 2018 y 2019, las dos últimas veces que se ha corrido en Catar, ha ganado ‘Dovi’ en el sprint final con MM93) y/o una Yamaha. “Yo creo que tanto Fabio como yo estamos listos para presentar batalla, me siento muy bien sobre la moto aunque, eso sí, la velocidad punta de la Ducati da miedo”, señala ‘MVK’.

Te puede interesar

La Ducati vuela, sí

Y tiene razón, amigos. Zarco ha roto hoy, de nuevo, el récord de velocidad punta de una moto de MotoGP en los entrenamientos de esta tarde, al coronar la recta, de más de un kilómetro de Losail, a 362,4 kms/h. Una auténtica locura. La ‘Desmosedici’ de Borgo Panigale, por motor y aerodinámica (ellos inventaron los alerones), supera en 15 kms/h. a la Suzuki (horrible lo tienen Mir y Rins), en 10 kms/h. a la Yamaha (pésimo lo tienen Quartararo y Viñales) y en 8 kms/h. a la Honda (mal lo tiene ‘Polyccio’) y es evidente que, saliendo como salen desde las dos primeras filas, van a tratar de escaparse. Puede, eso sí, que tengan miedo de quedarse sin gasolina y, entonces, le quiten algo de potencia a su motor. Si lo hacen, el resto tendrán alguna opción.