31 oct 2020

Ir a contenido

EL GP DE ARAGÓN DE MOTOGP

Quartararo lidera el Mundial más barato de todos

El joven piloto francés de Yamaha (115 puntos) ha sumado solo el 51% de los puntos que ha tenido a su alcance, menos que ningún otro líder en décadas

Marc Márquez (Honda), tras los nueve primeros grandes premios del año pasado, atesoraba (185 puntos), el 82% de los puntos que tuvo a su alcance

Emilio Pérez de Rozas

El joven francés Fabio Quartararo (Yamaha), hoy, en Motorland.

El joven francés Fabio Quartararo (Yamaha), hoy, en Motorland. / ALEJANDRO CERESUELA

Todo empezó con unas declaraciones de Alberto Puig, un piloto tremendamente agresivo en su momento, peleón, que nunca le importó (como quedó demostrado por su terrible accidente en Le Mans, en 1995) arriesgar al máximo para alcanzar a Michael Doohan. Puig, ahora ‘team manager’ del equipo campeón Repsol Honda y, por tanto, jefe de Marc Márquez, dijo que el título de este año estaría algo devaluado al no estar presente el campeón.

Estas palabras, que, luego, fueron, incluso, matizadas por el propio Márquez, cuando reconoció que el campeón siempre es el que se lo merece y que cada Mundial tiene ausencias notables que favorecen a los que persiguen el título, quedaron flotando sobre el cielo de MotoGP, cuya temporada ha sido denominada (ya nadie se esconde, ayer, en Motorland, Aragón, lo repitieron los dos candidatos, Fabio Quartararo y Joan Mir) como “la más alocada de los últimos años”.

Los pocos puntos del 'Diablo'

Que sea alocada no significa que no tenga valor ganar este título. Lo tiene y mucho. Que el campeonato sea más barato que nunca ¡pero mucho más barato!, no significa que sea fácil de ganar. De lo que estamos hablando es de que el vencedor, el nuevo campeón (con su ausencia repetida en el GP de Aragón, MM93 ya ha perdido todas las posibilidades matemáticas de renovar su cetro), lo será¿, tal y como va el campeonato, con muchísimos menos puntos que lo ha sido Marc Márquez en casi los seis títulos que posee.

Es de eso de lo que estamos hablando, de que, con poco, el ‘Diablo’, ese tremendo Fabio Quartararo, que empezó ganando, de golpe, las dos carreras de Jerez, se ha hecho, de momento, con los mandos del campeonato. Quartararo ha sumado 115 puntos de los 225 posibles que se había en juego en las nueve primeras carreras de esta temporada, lo que significa que el joven francés ha sumado el 51% de los puntos posibles cuando, por ejemplo, Márquez, en el 2019, tras nueve carreras, sumaba 185 puntos, es decir, el 82% de los puntos que podía atesorar. Un dato más: ese 51% de Quartararo es inferior al 54% que atesoraba el norteamericano Wayne Rainey, a estas alturas de Mundial, cuando fue campeón ‘más barato’ en 1992.

"La Yamaha de este año creo que se adapatará mejor a Aragón y espero poder pelear por el podio este domingo"

Fabio Quartararo

Piloto del equipo Yamaha Petronas

Fue el propio Puig quien dijo que, tal vez, la ausencia de su campeón, del campeón, había generado un cierto revuelo en la parrilla de MotoGP y había desconcentrado algo a los posibles candidatos al título. “Yo estoy convencido de que con Marc (Márquez) en la pista, muchos de los aspirantes al título hubiesen corrido de otra manera, más concentrados, más metidos en sus objetivos y, posiblemente, no hubieran fallado tanto”. La versión de Puig es muy compartida en el ‘paddock’ de MotoGP: Márquez tensiona a todos sus adversarios y colegas de categoría.

Multitud en el podio

De ahí, sin duda, que en este Mundial tan alocado, todo sea posible. Por ejemplo, que, tras nueve carreras, existan ya siete vencedores: Fabio Quartararo (dos victorias en Jerez), Maverick Viñales (Emilia Romagna), Andrea Dovizioso (Austria), Franco Morbidelli (San Marino), Miguel Oliveira (Estiria), Brad Binder (Brno) y, recientemente, Danilo Petrucci (Le Mans).

O que, nada más y nada menos (el último, el nuevo ‘rookie’, Alex Márquez), 15 pilotos de los 24 que forman la parrilla se hayan subido, al menos, una vez al podio, lo que es casi un récord en décadas. O que existan cinco ‘polemans’, cuando antes las acaparaba casi todas MM93: Quartararo (3), Viñales (3), Morbidelli, Pol Espargaró y Johann Zarco. Que 10 pilotos hayan sido capaces de cruzar, al menos una vez (el ‘Diablo’ es líder con 58 vueltas), la línea de meta liderando el pelotón de candidatos a la victoria en algún GP. Y, sin duda, este Mundial es tan loco, que ya solo falta que Marc Márquez consiga un punto, posiblemente, quien sabe, tal vez en su regreso, la próxima semana, en el GP de Teruel, de Motorland (Aragón), para que todos los pilotos tengan, al menos, un puntito. Sí, ya hay 23 pilotos con puntos.

Este es el Mundial exprés al que le faltan solo cinco carreras (dos en Aragón, dos en Valencia y la nueva de Portimao, en Portugal) y, por tanto, 125 puntos en juego, muchos cuando Joan Mir está a solo 10 puntos de Quartararo; ‘Dovi’, a 18; y Viñales, a 19. De ahí que los grandes favoritos, Quartararo y Mir, se pasen el día hablando en clave de título y, por supuesto, tal y como hemos comentado esta misma semana, en Sport, diesen por buenos sus malos resultados, en lluvia, en Le Mans, donde fueron 9º y 11º, respectivamente.

"No creo que haber sido campeón de Moto3 me ayude a ganar el título de MotoGP, pero seguro que me sirve para soportar mejor la presión"

Joan Mir

Piloto oficial de Suzuki

“Lo tenía todo controlado en Le Mans, me sentía estupendamente en seco, tenía la moto a punto y, justo antes de empezar, se pone a llover”, reconoció ayer Quartararo en la conferencia de prensa de Motorland. “Me entraron los nervios, pues sabía que ni yo ni la moto estábamos a punto para una carrera así. Por eso creo que salvamos los muebles quedando por delante de Mir, que era el objetivo. Ahora, en Aragón, deberíamos de volver a pelear por la victoria, pues creo que la Yamaha de este año se adapta mucho mejor a este trazado que la del pasado año, aunque aquí hará mucho frío y veremos cómo se adaptan los neumáticos”.

Un Mundial imprevisible 

“Yo, la verdad, tampoco estoy del todo insatisfecho de la carrera que hice en Le Mans, pues era mi primer GP con lluvia”, señala el mallorquín de Suzuki. “Respecto a la carrera de este domingo solo puedo decir que, el pasado año, como debutante con la Suzuki, no estuve mal, aunque ahora me divierto mucho más sobre la moto y, creo, la verdad, que volveré a pelear por el podio. Y, sí, claro, sigo pensando que si quiero este título, y lo quiero, he de ganar carreras”.

Quartararo es de los que piensa que “puede pasar absolutamente todo, todo, no solo en el Mundial sino en cada carrera”, mientras que Mir, poseedor ya de un título, el de Moto3, que le costó cerrar muchísimo después de dominar toda la temporada, considera que aquella experiencia no le servirá demasiado. “Bueno, sí, te ayuda a saber aguantar la presión, pues tener un título ya es algo, pero MotoGP es una locura en todos los sentidos”.