31 oct 2020

Ir a contenido

LLUVIA Y FRÍO EN EL GP DE FRANCIA

Quartararo: "Pido al público que se traiga radiadores de casa para calentar la pista"

El líder del Mundial de MotoGP cree que las condiciones serán extremas este fin de semana en el mítico circuito de Le Mans

Las posibilidades de que llueva, a lo largo de todo el fin de semana, superan el 50% y el frío también parece garantizado

Emilio Pérez de Rozas

Fabio Quartararo celebra eufórico la victoria en Barcelona.

Fabio Quartararo celebra eufórico la victoria en Barcelona. / EFE

La semana es movidita en las motos, en el Mundial de motociclismo y, muy especialmente, en MotoGP, pues tanto los pilotos probadores (les llaman ‘test riders’), tipo Jorge Lorenzo (Yamaha) y Dani Pedrosa (KTM), se encuentran en el precioso circuito de Portimao, en el Algavre, de Portugal, probando cosas y tomando notas del trazado que cerrará este año el campeonato, del mismo modo que todos los oficiales acudirán (ellos con motos de Superbikes, no con las MotoGP) para empezar a sentir las sensaciones que provocan las subidas y bajadas de ese circuito.

Pero lo más importante, lo más inmediato (a nivel de puntos, de Mundial), es el Gran Premio de Francia, que se celebra, a partir de hoy, en el mítico y popular trazado de Le Mans, donde, el domingo, podrán acudir hasta 5.000 espectadores, siendo uno de los pocos grandes premios que tendrán público aunque, como siempre, sumamente controlado.

Lluvia, casi seguro

El mayor problema de Le Mans o la mayor inquietud de los pilotos que pelean, en cada una de las categorías, por la victoria del campeonato, son las condiciones climatológicas, pues, de momento, se van confirmando (el hombre del tiempo o el ‘móvil del tiempo’ puede fallar, sí) las peores previsiones, que hablan, en principio, de lluvia el viernes (un 70%), lluvia el sábado (un 60%) y lluvia el domingo de carreras (un 50%) y, por supuesto, frío, entre 5 y 13 grados, lo que dificultaría la tarea, no solo de escoger los neumáticos sino, en el caso, por ejemplo de Ducati y Yamaha, de calentar las gomas.

“Yo lo único que pido a los espectadores que acudan al circuito, que vengan a vernos a Le Mans, aunque sé que no serán tantos miles como los que nos apoyan cada año, es que traigan todo lo que tengan en casa para calentar la pista, radiadores, calefactores, secadores…todo lo que tengan para producir calor, pues creo que vamos a mojarnos y a pasar mucho frío”, dijo el francés Fabio Quartararo (Yamaha), tras bajarse del podio de Barcelona como vencedor y líder de MotoGP.

“Lo único normal será que, de existir esas duras condiciones, lo serán para todo el mundo, pero sí es cierto que trabajar en la puesta a punto de la moto en esa climatología requiere de mucha paciencia y, sobre todo, no todas las motos, ruedas y pilotajes se adaptan a ese tipo de condiciones extremas. Pero, insisto, es igual para todos”, señala el mallorquín Joan Mir (Suzuki), el mejor en las últimas cinco carreras con cuatro brillantes podios.

Tres, en un pañuelo

No deja de ser curioso, que Le Mans se presenta en el calendario exprés justo en las fechas (primera semana de octubre) en las que el casi invencible Marc Márquez Alentá (Honda) consiguió, en Buriram (Tailandia), su octavo título mundial de motociclismo, su sexta corona en siete años en la categoría reina. Ese trono está ahora libre y, de momento, tras Montmeló con tres muy claros candidatos: el propio ‘Diablo’, con 108 puntos; el mismo Mir, con 100 y, cómo no el eterno pretendiente, Maverick Viñales, con 90.

Pese a todo, es decir, pese a la existencia del favoritismo de estos tres jóvenes valores, es evidente que los demás vencedores de este año (Brad Binder, Andrea Dovizioso, Miguel Oliveira y Franco Morbidelli), además de Alex Rins, Aleix Espargaró y el mismísimo Valentino Rossi, que se ha autodescartado para la pelea por el título, tienen aún mucho que decir y, ya no digamos, si, de pronto (hablan de la segunda carrera de Aragón), reaparece en pista Marc Márquez para ganar. El bombo de los números no parara en las últimas seis carreras (las próximas tres, seguidas), donde se repartirán 150 puntos, muchos.

Incertidumbre en Moto3 y Moto2

Si interesante e incierto está el campeonato de MotoGP, no menos atractivo está el de Moto3, que cuenta, ya lo saben ustedes, con la paradoja de un líder, el japonés Ai Ogura, preferido de Honda y discípulo de Alberto Puig, que no solo no ha ganado ni una sola de las nueve carreras que se han disputado sino que, ni siquiera, ha liderado una sola vuelta de las casi 800 que se han dado. Ogura se ha encaramado al liderato del pequeño Mundial tras superar al español Alberto Arenas (KTM), líder desde marzo, y vencedor de tres grandes premios (Jerez, Andalucia y Austria) aunque, eso sí, ya con tres ceros.

“Solo estoy a tres puntos de Ogura, pero es una sensación extraña a ser líder”, comenta Arenas, alumno aventajado de Jorge Martínez ‘Aspar’. “Si eres líder, la motivación es conservar esa privilegiada plaza; si eres segundo y solo a tres puntos, el ánimo te empuja a recuperar el primer puesto. De cualquier manera, estoy muy en forma y muy animado. Y Le Mans me gusta, sí, sí”.

El torneo de Moto2 también está en un pañuelo, aunque ese Mundial parece que será totalmente italiano. De momento, el podio es ‘azzurri’, con el gran y determinante Luca Marini, el hermanastro de Valentino Rossi, como líder, con 150 puntos, seguido de la ‘Bestia’, Enea Bastianini, a 20 puntos y de Marco Bezzecchi, el amigo y compañero de equipo de Marini, a 36.