24 sep 2020

Ir a contenido

EL GP DE SAN MARINO DE MOTOGP

Un resucitado Quartararo lidera el dominio de Yamaha en Misano

El 'Diablo', que falló en las últimas carreras, y Viñales demuestran, ya desde el primer día, que son los favoritos para ganar en el circuito Marco Simoncelli

La firma austriaca KTM se presenta como la gran alternativa a la fábrica de los diapasones en la sexta carrera de una reñida e incierta temporada de MotoGP

Emilio Pérez de Rozas

El francés Fabio Quartararo (Yamaha) fue, hoy, en Misano, el más veloz en MotoGP.

El francés Fabio Quartararo (Yamaha) fue, hoy, en Misano, el más veloz en MotoGP. / AFP

Lo decía ayer Fabio Quartararo, nuevo líder de Yamaha, ganador de las dos primeras carreras de la temporada en Jerez, ‘rookie’ del pasado año y el muchacho de moda para ocupar el trono del ausente Marc Márquez: “Este Mundial es una locura; yo sigo siendo líder pese a las malas carreras que he hecho últimamente”.

Lo decía Valentino Rossi, el veterano de 41 años, el icono de las últimas décadas, el caballero que persigue su décimo título mundial: “Esto no se decidirá hasta la última carrera y nada, nada, está claro. Puede ocurrir todo. Yo, desde luego, si gano en velocidad, puedo aspirar al título, sí”.

Un montón de favoritos

Lo decían, al unísono (y tenían razón), Àlex Rins y Joan Mir, los jóvenes de Suzuki: “Tenemos moto para ganar carreras y, sí, también para poder aspirar al título mundial”. Idéntico razonamiento, aún con más motivo, defendían, nada más iniciar el Mundial, incluso antes de que KTM ganase su primera carrera, que tanto Brad Binder como Pol Espargaró y, sí, sí, Miguel Oliveira (hoy incluso se ha sumado a ellos el español Iker Lecuona) tienen ya moto (austriaca) para codearse con las japonesas y, por supuesto, con las Ducati, cuyo líder, el veterano subcampeón de los tres últimos años, Andrea Dovizioso, sigue calculando, con inteligencia y picardía, sus posibilidades, por fin, de título.

Y los primeros entrenamientos de hoy del Gran Premio de San Marino, el primero de los dos que se celebrarán en el trazado de Misano Marc Simoncelli (con 10.000 espectadores, por vez primera), han demostrado que la Yamaha es la gran favorita a la victoria en este sexto gran premio de la temporada. Liderados por un resucitado ‘Diablo’, con 1.32.189 minutos, un tiempo extraordinario, Yamaha ha colocado, nada más y nada menos, que a cuatro de sus M1 entre los seis primeros del primer día de Misano: Maverick Viñales, segundo a 9 milésimas de segundo de Quartararo; Franco Morbidelli, tercero y el ‘Doctor’, sexto.

Dovizioso, poco a poco

Pero lo que todo el mundo considera una revolución, una metamorfósis, una evolución, un cambio, una transformación, provocada, como reconoció esta semana el bicampeón australiano Casey Stoner, “por la ausencia del líder, del rey Marc”, queda marcada con la presencia de las cuatro KTM, con ‘Polyccio’ (4º), un tremendo Lecuona (5º), Binder (8º) y Miguel Oliveira (9º) entre los mejores e, incluso, sí, sí, las Aprilia de Aleix Espargaró y Bradley Smith, que han relegado a auténticos favoritos ¡al título!, como ‘Dovi’ (11º), Rins (13º) Mir (15º) a posiciones delicadas y comprometidas de cara a meterse en la ‘quali’ de mañana.

No hay duda de que el nuevo asfalto de Misano ha intervenido en estos resultados, pero no es menos cierto que las motos se han igualado tremendamente, insisto, sobre todo ante la ausencia de Márquez. Todos se creen capaces de estar delante ¡y lo están!  y todos tienen motos para ganar. Es verdad que, como siempre ha comentado el campeonísimo de Cervera (Lleida), “una cosa son los entrenamientos y otra, muy distinta, la carrera”. Y eso, sin ir más lejos, le pasó al ‘Diablo’ en los tres últimos grandes premios Brno (7º)Austria (8º) y Estiria (13º), mediocres resultados para un aspirante al título.