01 abr 2020

Ir a contenido

EL ARRANQUE DEL MUNDIAL DE MOTOGP

Serias dudas de que pueda realizarse el GP de EEUU

"Yo, después de ver lo que ha ocurrido en Qatar y Tailandia, no veo muy factible que EEUU nos deje entrar a todos", comenta Pol Espargaró, piloto de KTM

La compañía Dorna Sports, organizadora del Mundial, asegura que "a día de hoy" no hay problemas para que la carrera de Austin inaugure el campeonato

Emilio Pérez de Rozas

Marc Márquez (Honda), el pasado año, en Austin (Texas), uno de sus circuitos favoritos.

Marc Márquez (Honda), el pasado año, en Austin (Texas), uno de sus circuitos favoritos. / REPSOL MEDIA / JAIME OLIVARES

El arranque del Mundial de MotoGP sigue en el aire. Tras la suspensión de la carrera de la categoría ‘reina’ este fin de semana en el trazado de Losail (Doha, Catar), donde sí inaugurarán el campeonato las categorías de Moto2 y Moto3, que ya se encontraban en el país catarí en el momento de tomar la decisión, y el aplazamiento, por parte del ministerio de Sanidad tailandés del GP de Buriram, ahora empiezan las dudas alrededor del que debería de haber sido tercer gran premio de la temporada, el de EEUU, que se celebra en Austin (Texas), y que podría estar también en el aire dadas las enormes medidas de seguridad de todo tipo que rodean a cualquier evento deportivo que se celebra en el país de las barras y estrellas.

Pese a que Carmelo Ezpeleta, CEO de la compañía Dorna Sports, acaba de declarar al diario ‘As’ que “a día de hoy, no ha restricciones en EEUU, aunque esto cambia de día a día”, lo cierto es que, conocido el rigor con el que se emplean en este sentido los norteamericanos, hay mucha gente del ‘paddock’ de MotoGP que está convencida de que la carrera estadounidense o se suspenderá o se tratará de ubicar, como se pretende hacer con la de Tailandia, más adelante en los meses finales del campeonato.

El rigor de EEUU

Pol Espargaró, estrella del equipo austriaco KTM, ha declarado a Catalunya Radio que él intuye que la carrera de Texas tampoco se celebrará en la fecha prevista y que, por tanto, el inicio del Mundial grande podría producirse en el circuito argentino de Termas de Río Hondo, cuyo organizador, Orly Terranova, de la compañía OSD, propietaria del autódromo argentino, acaba de asegurar que la carrera se celebrará “con toda seguridad”, el fin de semana del 19 de abril.

“Yo sospecho que será difícil que vayamos a Estados Unidos”, comentó ‘Polyccio’ en los micrófonos de Catalunya Radio. “Sé, por supuesto, que Dorna, que no es culpable de lo que está ocurriendo porque ellos son los primeros en intentar que todo se celebre con normalidad, está haciendo grandes esfuerzos para que vayamos a EEUU, pero si dos países como Qatar y Tailandia han decidido lo que han decidido, EEUU, que, en ese sentido, son mucho más estrictos que ellos, sospecho que no sé si nos dejarán entrar a tanta gente procedente de Italia y Japón, que son los países más señalados, como si no hubiese pasado nada. Bueno, la verdad, es que ¡ojalá! la situación vaya mejorando, pero no sé, no sé”.

Hay que tener en cuenta que dos de las grandes compañías aéreas norteamericanas, American Airlines y Delta, han suspendido los vuelos procedentes de Milan, en el norte de Italia, uno de los principales focos del coronavirus, lo que demuestra las precauciones que los estadounidenses empiezan a tomar respecto a evitar contagios. Ante tanto pesimismo sobre la posibilidad de que también se suspenda y/o aplace la carrera de Austin, Ezpeleta acaba de insistir, ante los micrófonos de Onda Cero, que "en principio, se corre en EEUU). El CEO de Dorna ha dicho más: "No habrán carreras a puerta cerrada y Tailandia podría ocupar, a primeros de octubre, la fecha de Aragón y el GP de Aragón adelantarse una semana".  

Problemas para todo el mundo

Es evidente que la situación está provocando problemas a todo el mundo y, sobre todo, dificultades logísticas para, especialmente, los 2.000 habitantes del ‘paddock’: organizadores, pilotos, ingenieros, mecánicos, jefes de equipo, equipos de televisión…”Para los pilotos”, siguió comentando el pequeño de los Espargaró, “es un golpe psicológico importante, pues tú te preparas durante todo el invierno y en los test para mentalizarte de que esto empieza en Qatar y va y no empieza. Tampoco en Tailandia. Y pasa otro mes y debes cambiar tu programación. No sé, no es fácil adaptarse, sobre todo cuando estabas ansioso por empezar a correr ¡ya!”

‘Polyccio’, eso sí, está contento de este aplazamiento pues está a punto de ser padre. Como contento, aunque no lo diga, ha de estar Marc Márquez, el campeonísimo de MotoGP, ya que tiene un mes más para recuperarse, casi toralmente de su delicada operación en el hombro derecho. Además, el joven de Cervera (Lleida) no le tiene demasiado cariño al trazado de Losail (Qatar), sí al de Tailandia, mucho más al de Austin, donde ha ganado casi siempre, y a Termas de Río Hondo.