22 feb 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL 'ROOKIE' DE MOTOGP

Quartararo: "Quien crea que Àlex distraerá a Marc, no conoce a Márquez"

"Marc es cien por cien competitivo, pura pasión, tiene mucha hambre y quiere seguir ganando, así que, en Catar, ya no se acordará de Àlex", señala el 'Diablo'

El brillante y veloz novato del 2019, reciente fichaje de la poderosa Yamaha para el 2021-2022, no cree estar todavía listo para aspirar al título de MotoGP

Emilio Pérez de Rozas

El joven francés Fabio Quartararo, en Sepang (Malasia), en la presentación del equipo Petronas.

El joven francés Fabio Quartararo, en Sepang (Malasia), en la presentación del equipo Petronas. / AFP / MOHD RASFAN

El joven francés Fabio Quartararo (Yamaha), de 20 años, debutó, el pasado año, en MotoGP tras una trayectoria más que decepcionante en Moto3 y Moto2. Digo decepcionante porque, a los 15 y 16 años, estaba llamado a ser el rey de todas las categorías. Con razón, ganó campeonatos de España antes de hora, casi con una mano.

Pero solo en el 2019 consiguió demostrar que, en efecto, tal y como decían los voceros del Mundial, tenía madera de campeón de máxima categoría. El 'Diablo', como le gusta que le llamen, terminó la temporada pasando peleándose por la victoria cada con domingo con el campeonísimo Marc Márquez (Honda) y aunque no logró ganarle una carrera, se convirtió en el 'rookie' de la temporada.

Ahora, a un mes de empezar el Mundial-2020, no solo logró ayer el mejor crono en el primer día de colegio, sino que, días antes, fue anunciado como sutituto, aunque él se niegue a reconocerlo "porque Valentino aún no se ha retirado" del mismísimo Rossi en la estructura oficial del equipo Monster Yamaha.

Le quedaba un año de contrato en el equipo satélite Yamaha-Petronas y acaba de firmar, por dos años más (2021 y 2022) para dar el salto al oficial Monster Yamaha, menuda manera de empezar el Mundial. Cuando compites en un deporte de riesgo como el nuestro, cuando peleas contra los mejores pilotos del mundo, cuando habitas una parrilla tan competitiva, a nivel de motos, de escuderías, de fábricas y, por supuesto, de campeones, es muy importante no añadir mayor presión de la debida y, en ese sentido, tener resuelto el futuro de los próximos tres años, saber que tienes un contrato largo con una de las grandes marcas, nos dará tranquilidad para poder trabajar con determinación durante todo este tiempo. Así que la felicidad de haber firmado con Monster Yamaha para el 2021 y 2022 es la mejor manera de empezar el 2020 en un equipo tanto querido y que me ha dado tanto como Petronas.

"De momento no entra en mis cálculos aspirar al título. Aún he de aprender, pero este año sí quiero estar siempre en el top-5 de cada GP"

Fabio Quartararo

Piloto del equipo Yamaha Petronas de MotoGP

Hace ya tiempo que tiene la Yamaha oficial ¿no? Empezar la nueva temporada con la misma moto que los pilotos del ‘team factory’ me ayuda mucho a saber dónde estamos, a comparar los datos, ser muy preciso con el trabajo en el box e intentar estar lo más cerca posible de ellos, si podemos pues no será fácil. Antes, cuando Maverick era dos décimas más rápido que yo, siempre me entraban las dudas de si era la moto, él o yo. Ahora sabré que soy yo quien debe mejorar o mi equipo poniendo la moto a punto.

Lo siento, pero hay quien dice que si el año pasado acabó proclamándose el mejor novato del año, esta temporada, como poco, tiene que ser segundo del Mundial. Debo de adaptarme a la moto oficial, conocerla bien y, sobre todo, saber cómo mejorarla en cada salida a pista. Una vez tengamos todo en su sitio, en los ensayos del GP de Catar empezaremos a valorar, a partir de nuestra situación y cómo han estado los demás, cual es nuestro objetivo a corto, medio y largo plazo. Si me pregunta ahora que acabamos de empezar, le diré que el objetivo más real es acabar en el top-5, o intentarlo, en cada carrera. Es decir, podio y pelear por la victoria.

Hombre, ya le toca ganar, fijo que piensa en conseguir, como poco, una o dos victorias. Sí, claro, ganar es un paso vital este año, pero todos sabemos que ganar un GP de MotoGP, habiendo las motos oficiales que hay y los campeones que las llevan, es tarea difícil. Yo mismo aprendí, el pasado año, lo mucho que cuesta derrotar, por ejemplo, a Marc, pues, aunque tuve varias posibilidades, no lo logre. Yo creo que para poder cumplir ese otro sueño deben juntarse todas las cosas: yo, mi pilotaje, la moto ideal para determinado circuito y una carrera redonda. ¿Puede ocurrir?, por supuesto que puede ocurrir, casi lo demostramos el pasado año, que era ‘rookie’, por lo tanto ahora con mayor motivo.

"¿Sustituto de Rossi? ¡Por favor, 'Vale' aún no se ha retirado! Mi fichaje por Monster Yamaha es la recompensa a un gran trabajo"

¿La obsesiona ganar? No, no, para nada, sé que llegará, pero no me obsesiona. Es más, este invierno he cambiado bastante mi mentalidad. El año pasado me obsesionaba entrar en box tras cada tanda, tras cada salida, y comprobar que era el primero en la pantalla de tiempos, pero ahora veo que ese no es un buen sistema para preparar la carrera del domingo. Ahora quiero trabajar más con vistas al domingo, que acaparar primeros puestos que, luego, no sirven de nada cuando se reparten los puntos.

De aspirar al título, de momento, ni hablamos. Ni hablamos…de momento, sí. Cuando aún te queda mucho por aprender, no puedes hablar de pelear por el título. Eso son palabras mayores aunque, lógicamente, si un piloto no cree que puede ser campeón, no puede ser piloto de carreras. Debemos demostrar, desde el GP de Catar, la consistencia que demostramos en la segunda parte del 2019 pues, a partir de Misano, fuimos muy fuertes, mucho. Este año debemos serlo a partir de Catar, del primer fin de semana. Nos caso eso.

¿Como lleva eso de ser, el próximo año, el sustituto de Valentino Rossi? Perdón pero yo no soy el sustituto de 'Vale', entre otras razones porque Rossi, afortunadamente, sigue entre nosotros, en la parrilla y ¡vaya usted a saber cuando se va! Todos sabemos que es imposible sustituir a 'Vale' en este deporte, en este ‘paddock’ y en este Mundial. Yo me tomo el fichaje por Monster Yamaha como la demostración de que hemos hecho un gran trabajo, yo, la fábrica y Petronas, y tenemos esa recompensa. Para mí era inimaginable ser el novato del 2019 y, mucho más, empezar el 2020 con contrato de fábrica. Esto sigue siendo un sueño y espero que pueda alargarlo durante muchos años.

El otro día el campeonísimo norteamericano Wayne Rainey dijo que usted debería aprovechar que Marc Márquez se despistarña este año con su hermano Àlex al otro lado del box para tratar de ganar el título. ¿Distraído Marc con Àlex?, lo siento pero no me lo creo, no. Quien hablar así, no conoce a Marc. Quienes conocemos a Marc sabemos que es más del cien por cien ganador, pura pasión. Le gusta ganar más que a nadie. Lo que sí deberíamos de tratar de aprovechar es que, tal vez, durante las primeras carreras, no estará aún a tope físicamente tras su delicada operación en el hombro derecho, pero eso de que se vaya a distraer con su hermano…no sé, no sé, yo no me lo creo, la verdad. En el FP1 de Catar, el viernes por la mañana, Marc ya se habrá olvidado de que el piloto que tiene al otro lado del box es su hermano Àlex, le he oído decir que el siempre lo verá como el campeón de Moto2.