22 feb 2020

Ir a contenido

Márquez: "Àlex es mi hermano en casa y el campeón de Moto2 en el 'box'"

El campeonísimo de MotoGP debutará, el viernes, en Malasia estando al 60 o 70% de sus condiciones físicas, aunque espera estar a tope para el primer GP

"Yamaha ha diseñado un equipo para el futuro con Viñales y Quartararo y no tengo duda de que, antes, habló con Rossi", señala el campeonísimo catalán

Emilio Pérez de Rozas

Marc Márquez habla en la presentación del equipo Repsol Honda, ayer, en Indonesia.

Marc Márquez habla en la presentación del equipo Repsol Honda, ayer, en Indonesia. / ALEJANDRO CERESUELA

"Mentiría si dijese que no fue algo especial, muy especial". Marc Márquez Alentá, ocho veces campeón del mundo de motociclismo, dominador absoluto de seis de los últimos campeonatos del mundo de MotoGP y, de nuevo, el principal favorito, pese a no haberse recuperado aún de su operación en el hombro derecho, para repetir título cuando el Mundial arranque, la primera semana del próximo mes de marzo, en el trazado de Losail (Doha, Catar), ha reconocido, nada más llegar a Kuala Lumpur (Malasia), donde, el próximo viernes, tomará parte en los primeros entrenamientos oficiales de la nueva temporada con el resto de 'magníficos' que la presentación del equipo Repsol Honda, poseedor de la Triple Corona (título de pilotos, constructores y escuderia), en compañía de su hermano Àlexbicampeón del mundo de Moto3 y Moto2, fue algo, en efecto, muy especial, mucho.

Marc, que confiesa estar, de momento, solo "al 60 o 70% de mi capacidad física, pues esta segunda operación parecía más sencilla que la del 2018 en el hombro izquierdo, pero ha sido idéntica en cuanto a la rehabilitación se refiere", está, eso sí, ansioso por subirse a la Honda RC213V y probar nuevas sensaciones "aunque soy perfectamente consciente de que no podré dar muchas vueltas seguidas y lo que sí espero es contribuir a ofrecer buena información al equipo para su mejora y evolución".

Marc y Àlex Márquez, en la presentación, ayer, en Indonesia, del equipo Repsol Honda. / ALEJANDRO CERESUELA

El lider del equipo Repsol Honda explicó que ha coincidido poco con su hermano durante el invierno pues cada uno de ellos tenía preparaciones distintas, dada las condiciones de Marc. "Ha sido, insisto, muy especial y bonito presentarnos juntos en Indonesia, un país tremendamente apasionado por las motos y las carreras. Àlex es mi hermano en casa y mi compañero de box, bueno, el campeón del mundo de Moto2 cuando estamos en los circuitos. No pienso fijarme en él. Yo voy a seguir concentrado en mi trabajo, que, en principio, ya será lo suficientemente complicado, dadas mis condiciones físicas, para realizarlo bien".

Repetir el gran 2019

Mientras Àlex asegura que "lo importante es ser más competitivo en cada carrera y trabajar duro para poder aspirar a ser el mejor novato de la categoría", Marc espera llegar en buenas condiciones "no sé si al cien por cien, pero casi" al debut en Doha. "El objetivo y eso lo sabe todo el mundo porque todo el mundo aspira a lo mismo, es repetir títulos, tanto el de pilotos como el de constructores, que tanto valora honda, como el de escuderias, vital para nuestro patrocinador principal, Repsol. Pero para ello, sin duda, vamos a tener que repetir, como poco, la temporada casi perfecta del pasado año cuando fui rápido y me sentí bien en todos los trazados y en todas las condiciones de carrera, lo que no es nada, nada, fácil de repetir, pero en ello estamos desde hace ya semanas, tanto yo como Honda como mi equipo".

"Es normal que después de lo que sufrió con la Honda, Jorge Lorenzo vaya rápido con la Yamaha, que es una moto mucho más fácil de pilotar"

Marc Márquez

Piloto del equipo Repsol Honda y ocho veces campeón del mundo

Cuando en la presentación de Indonesia le preguntaron qué opinión le merece la gran movida protagonizada por Yamaha, que ha renovado ya dos años más (2021 y 2022) a Maverick Viñales y ha decidido que el francés Fabio Quartararo ocupe la plaza de Valentino Rossi en el 2021, Márquez no se sorprendió demasiado. "Es evidente que Yamaha no ha hecho todo eso sin haber hablado, previamente, con Valentino (Rossi), ya que Yamaha siempre ha tenido gran sensibilidad por Rossi y, sin duda, quería conocer su opinión, ya que siempre han sido muy respetuosos con él". Márquez calificó la maniobra de Yamaha como "un proyecto de futuro".

Las decisiones de Yamaha

Respecto a lo de Viñales e, incluso, el debut de Jorge Lorenzo, su excompañero en Honda Repsol, a los mandos de la Yamaha M1 en el último test de Sepang (Malasia), el octocampeón tiene las ideas muy claras. "Cuando un piloto renueva tan pronto es que no tiene duda alguna de que su moto es y será competitiva, de lo contrario se esperaría a saber cómo funciona. Y, por lo que hace referencia a Lorenzo, es normal que, con lo que sufrió al pilotar la Honda, ahora se sienta liberado y, sin duda, irá muy rápido con la Yamaha, que siempre se ha dicho era una moto más cómodo, más fácil o más hecha a su estilo de pilotaje".