Ir a contenido

CHESTE DESPIDE A MOTOGP

Àlex Márquez aprende de Marc y da más vueltas que nadie en Valencia

El campeón de Moto2 completa, sin caída alguna, 79 vueltas a Cheste y baja más de medio segundo el crono del día de su debut en MotoGP

"He coincidido con Àlex y hay algunas curvas de Cheste que las hace muy, muy, bien, pero la apurada de frenada le costará", reconoce Marc

Emilio Pérez de Rozas

Àlex Márquez (73) se ha enganchado hoy a su hermano Marc en un par de vueltas en Cheste.

Àlex Márquez (73) se ha enganchado hoy a su hermano Marc en un par de vueltas en Cheste. / REPSOL MEDIA / JESÚS ROBLEDO

El llamado ‘campeón de invierno’, el catalán Maverick Viñales (Yamaha), porque suele hacer grandes resultados y tiempos en todos los test de pretemporada y de mitad de campeonato, ha vuelto a liderar, como casi siempre, la tabla de cronos de los dos días posteriores al Gran Premio de Valencia, que abren las hostilidades de cara a la próxima campaña, es decir, al Mundial-2020. ‘MVK’ ha logrado parar el crono en 1.30.013 minutos por delante de Franco Morbidelli (Yamaha), Àlex Rins (Suzuki) y Marc Márquez (Honda). El debutante Àlex Márquez (Honda), que rodó por los suelos ayer, ha completado un gran entrenamiento, siendo quien más vueltas ha dado al circuito de Cheste (79) y bajando en más de medio segundo su tiempo del primer día.

Por vez primera desde que el equipo campeón Repsol Honda decidió juntarlos, de cara a la próxima temporada, Marc y Àlex Márquez, que siguen sin compartir boxe (el campeonísimo continúa en la escudería Repsol Honda y el ‘hermanísimo’ sigue entrenándose en el ‘team’ LCR Honda, aunque, en Jerez, la próxima semana sí estarán juntos), han coincidido un par de veces en la pista valenciana aunque, eso sí, sin dar muchas vueltas juntos.

Dos encuentros en la pista

El primer contacto ha sido, a las 13.04 horas, cuando Marc se ha colocado detrás de Àlex en las últimas cinco vueltas del trazado y, tras superarle en la recta de tribunas, lo ha llevado enganchado dos curvas más. Se diría que Marc ha querido ver cómo trazado Àlex para, uno de estos días, comentarle algunos detalles. Luego, sobre las 15.30, quien iba delante ha sido Marc y quien ha observado a su hermano cómo dibujaba las curvas y apuraba las frenadas ha sido el doble campeón de Cervera (Lleida).

"El día ha sido muy, muy, positivo", ha comentado Àlex. "Veníamos de un día duro, con mucha tensión y ruido, que empezó, encima, con mi novatada, con una caída, y debíamos completar un segundo día muy productivo y así ha sido, pues he sido el piloto que más vueltas ha dado de todos y eso significa que, antes de llegar a Jerez, el lunes, podremos analizar un montón de datos". Àlex se alegra de que el ritmo haya sido mucho mejor, de haber mejorada cada vez que salía a la pista y, sobre todo, empezar a entender los neumáticos y los frenos de carbono, que no tienen nada que ver con los de Moto2.

"He coincidido con Àlex un par de veces y, la verdad, en un par de curvas lo he visto muy bien. Lo que más le costará es la parte final de las frenadas, nuestro punto crítico, donde más me caigo yo"

Marc Márquez

Piloto oficial del equipo campeón Repsol Honda

Àlex, que reconoce que deberá mejorar y variar su preparación física, cosa que es fácil pues posee el mismo preparador que su hermano Marc, Genís Cuadros, ha reconocido que ha coincidido con su hermano y ha aprendido muchas cosas. "Tanto, que he dado mi mejor vuelta detrás de él o viéndolo de cerca, porque él está dos pasos por delante mío, pero ha sido muy divertido. Él está, con mucho, mucho, a otro nivel y, más que la alegría de coincidir con él, quiero ver ahora la telemetría en esas curvas".

Elogios de Marc a Àlex 

Marc, por su parte, ha reconocido que se lo ha pasado muy bien viendo a Àlex y, después, sabiendo que le seguía. "No diré que está estupendo, que ya lo hace muy bien, no, no, está empezando, pero le he visto en alguna curva, por ejemplo, en la un con una gran determinación y frenando y entrando en ellas con seguridad. La verdad es que el problema, ¡cómo no!, lo sigue teniendo y tendrá en la parte final de la frenada de cada curva, que es donde Cal (Crutchlow) y yo nos solemos caer. Eso le costará mucho de aprender, pero ha dado más vueltas que nadie sin caídas y eso, para ser su segundo día, es vital".

El campeonísimo de MotoGP ha mostrado su alegría por todo lo que ha probado y, sobre todo, ha reconocido que el nuevo motor, el primer prototipo del 2020 (hasta después del test de Malasia de febrero, no deben decidir que motor se quedan), le ha gustado mucho. "Lo mejor es que hemos dado un pasito adelante y, normalmente, cuando pruebas la primera versión del nuevo motor, casi nunca acabas contento". La Honda RC213V de Marc Márquez ha sido la segunda más veloz en la corta recta de Cheste ("veremos cómo va en la recta más larga de Jerez") y ha llegado a los 330 kms/h. cuando el más veloz ha sido el australiano Jack Miller, cómo no, con la Ducati oficial: 335 kms/h.

La opinión de un experto

Luccio Checchinello, propietario del equipo LCR Honda en el que Àlex ha vivido y corrido estos dos primeros días de test con Honda MotoGP, ha elogiado el comportamiento y ensayos del `hermanísimo'. "La verdad es que, en un par de curvas, como dice Marc, en la uno, por ejemplo, ya frena y se tumba como Marc. No, no, no digo que sea espectacular, digo que ya muestra detalles que nos hacen pensar que puede adaptarse a la Honda y a la categoría, que no es nada fácil".