Ir a contenido

ELSEGUNDO DOBLETE DE LOS MÁRQUEZ

Marc: "Ahora ya es Àlex Márquez, nada del 'hermano de...'"

"Aunque lo parezca, no es nada fácil ser mi hermano pues, a veces, más que abrir puertas, te las cierra", señala el octocampeón del mundo, muy orgulloso de Àlex

"Un día le dije, 'mira, tío, si quieres ganar este título, tira el móvil, olvidate de las redes sociales y recupera tu mejor pilotaje'",fue el mejor consejo que Marc le dio a Àlex

Emilio Pérez de Rozas

Marc Márquez coronó a su hermano Àlex, agotado, rendido, como rey de Moto2 en una de las curvas de Sepang.

Marc Márquez coronó a su hermano Àlex, agotado, rendido, como rey de Moto2 en una de las curvas de Sepang. / ALEJANDRO CERESUELA

Uno mira por el otro, cada uno sigue su vida, pero siempre unidos, juntos, ayudándose, asesorándose, queriendo mejorar juntos. De forma que no extraña que, antes de atender a todo el mundo tras la conquista de su segundo título, Àlex Márquez Alentá pida, en la sala de conferencia de prensa de Sepang, “ver la salida del ‘bicho’ (como llama a su hermano Marc), que la va a liar”. La vemos y, sí, la lía: del 11º puesto al quinto en la primera vuelta.

Luego, lo más importante, es la tremenda defensa que Marc Márquez Alentá, que algo habrá tenido que ver en todo esto mamá Roser, hizo de su hermano, posterior a que papá Juliá dijese, camino del podio y entrevistado por DAZN: “Este título es para los que no creían en Àlex, para aquellos que dudaron de él, pues ya ven: dos títulos de campeón de España y dos títulos mundiales”.

La noticia del gran premio

“El título de Àlex es, sin duda, la noticia del día, del fin de semana, casi del año para mí. Él es el protagonista de este gran premio”, comentó Marc eufórico por el segundo cetro de su hermano y el décimo de la familia. “Me duele todo, todo, pero estaba mejor antes de la celebración con Àlex. Pero, con la adrenalina a tope, he dicho, ‘¡venga, tira!’, tengo líquido en la rodilla derecha, en el codo derecho y hasta en el hombro malo, el izquierdo, pero es normal. Luego, con el arranque de la carrera, se calienta el cuerpo y se te van todos los males”.

Àlex Márquez celebra con todo su equipo su segundo título en el 'corralito' de Sepang. / ALEJANDRO CERESUELA

Marc reconoce que no dudó ni un segundo en celebrar, a lo grande, a lo bestia, el título de Àlex. “Pensé, ¡yo lo celebro y ya veremos qué pasa luego, en la carrera de MotoGP, total ya lo tengo todo hecho!” Y es que para Marc, el segundo título de su hermano es tremendo. “Ahora ya es Àlex Márquez y punto. Nada del ‘hermano de…’ Àlex se lo ha ganado todo a pulso, se ha ganado hacerse un nombre aquí dentro, en el ‘paddock’, en el Mundial y lo que está haciendo es increíble, pues no es fácil ser mi hermano. La presión que tienes que soportar, con los inicios duros en Moto2 que vivió, las dudas, la pelea que tuvo por superar esos años y, al final, ganamos los dos y lo celebraremos a lo grande en Cervera”.

"Conocía a Munandar, el piloto indonesio, de 20 años, que falleció el sábado. Era un gran talento. Las celebraciones de Sepang van en su honor, porque él amada, como nosotros, con pasión las motos"

Marc Márquez

Piloto del equipo Repsol Honda y 8 veces campeón  del mundo

“Lo que me hace sentirme orgulloso de Àlex es cómo superó la caída de Holanda. Recuerdo que lo tiraron en Jerez y, luego, ganó cuatro carreras seguidas. Y, luego, lo tiraron en Holanda y llegó a Le Mans y volvió a ganar. Esa es la casta del campeón”, señaló Marc. “Esa es el punto importante y, además, su protagonismo este fin de semana en Sepang ha sido decisivo. Venía de dos carreras, bueno, de tres, difíciles, donde le entraron la duda, ya sabes, ‘no puedo caerme, me la juego, el título’ y es entonces cuando lo cogí y le dije: ‘Tío, si te tienes que caer, te caes, pero haciendo sexto o séptimo, no ganarás el título. Pilota como sabes, ves suelto, recupera eso que tú llamas ‘flow’ y que, simplemente, es tu pilotaje de siempre, fluido, determinante. Y, al final, sacó a pasear su ‘flow’ y se llevó el título”.

Olvídate del móvil, anda

Marc contó el que, tal vez, bueno, sin duda, es el gran secreto de esta temporada de su hermano y, por supuesto, aquello que le permitió convertirse en líder desde mitad de año y en campeón, a un gran premio del final. “Repito, no es fácil, no, ser ‘el hermano de…’, no es nada fácil. La gente cree que eso te abre puertas y, muchas veces, lo que hace es cerrarte las puertas más importantes. Àlex se lo ha ganado a pulso todo, todo. Ya tiene dos títulos, cosa que tiene muy poca gente y, cuando no le salían las cosas, especialmente en sus inicios en Moto2, tuvo que oir comentarios de todo tipo. Fue en ese momento cuando lo cogí y le dije: ‘Mira, tío, hazme un favor, si quieres ganar este campeonato, deja el móvil a un lado, olvídate de las redes sociales que las carga el diablo y concéntrate en recobrar tu mejor pilotaje”.

Guille Carrillo, mecánico de Àlex Márquez, espera que su piloto se recupere en el 'corralito'. / ALEJANDRO CERESUELA

Marc, que sabe mucho, mucho, mucho de carreras, que conoce el entorno del Mundial, le concede un valor tremendo a este segundo cetro de Àlex. “Lo tiene y mucho, mucho, pues ganar el título de Moto3 es una cosa, pero añadirle el de Moto2 es vital. Tú puedes ganar el cetro de Moto3 de muchas maneras y no estoy despreciando, ni mucho menos, ese campeonato. Lo que digo es que se puede ganar de carambola, porque fallen los favoritos, con rebufo, con carreras extrañas, pero ganar Moto2 ya es la consagración. ¿Por qué?, porque, en Moto2, todas las motos son iguales y ahí interviene mucho las manos y cabeza del piloto. Ahí ya juega tu concentración, tu mentalidad y pilotaje. Ahí, tú influyes en las victorias. Hay que ser constante. Ahí ya se ve si hay o no hay piloto”.

Recuerdo muy, muy, sentido

Marc, como había hecho en la celebración de su título su hermano Àlex, tuvo un recuerdo emocionado hacia Afridza Munandar, el joven piloto indonesio, de 20 años, que falleció, el pasado sábado, al ser atropellado en la primera vuelta de la carrera del campeonato promocional Asia Talent Cup. “Conocía a Munandar, un piloto muy, muy, talentoso. Y lo conocía porque él era uno de los grandes valores de Astra Honda, que no es otra cosa que Honda Indonesia, donde coincidimos varios años en la presentación de nuestros equipos”, comentó el octocampeón.

“Todos sabemos el riesgo que corremos cuando pilotamos”, siguió reflexionando Marc Márquez, “pero todos asumimos el riesgo por llegar a esos momentos máximos de felicidad, por cumplir nuestros objetivos, por vivir con la pasión que vivía Munandar nuestro deporte y disfrutar de los éxitos. El domingo, en Sepang, sí, hubo muchas celebraciones, especialmente la de mi hermano Àlex, sí, pero en todas, en todas, estuvo siempre presente Munandar. Nunca lo olvidaremos”.