Ir a contenido

BUSCANDO EL ÚLTIMO TÍTULO DEL 2019

Àlex Márquez quiere recuperar, en Malasia, la agresividad de mitad de año

El 'hermanísimo', candidato al cetro de Moto2, reconoce haber perdido la finura en su pilotaje que le permitió ganar cinco carreras casi seguidas

"El título depende solo de nosotros y, en Sepang, debemos recuperar el estilo que nos colocó líderes a mitad de campaña", reconoce Marquez

Emilio Pérez de Rozas

Àlex Márquez conversa con su manager, Emilio Alzamora, el domingo por la tarde en el ’pit lane’ de Phillip Island.

Àlex Márquez conversa con su manager, Emilio Alzamora, el domingo por la tarde en el ’pit lane’ de Phillip Island. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Es el único título que queda por decidir, el de Moto2, la categoría intermedia que, en teoría, sirve de trampolín para acceder a MotoGP. Es la categoría más igualada, debido a que los motores son todos idénticos, habiendo pasado del motor Honda al Triumph. Quedan dos carreras, Malasia y Valencia, y sigue habiendo un solo claro favorito, el catalán Àlex Márquez (Kalex), que supera en 28 puntos al veterano suizo Thomas Luthi (Kalex) y en 33 puntos frente al surafricano Brad Binder (KTM). El ‘hermanísimo’ será campeón si gana o queda por delante de Luthi y Binder. El domingo, en Sepang, el título estará en las manos de Márquez, cosa que no ocurría en Phillip Island (Australia), donde debían converger diversas carambolas para que Àlex fuese campeón.

Márquez reconoció, con la sinceridad y simpatía que le caracteriza, que no estaba pilotando fino, que no estaba trazando por el sitio, que no estaba tan bien (y eficaz) como a mitad de temporada. Márquez fue tremenda, en efecto, a mitad de campeonato. No había quien pudiese con él. Ganó tres carreras seguidas (Francia, Italia y Catalunya) y, poco después, dos victorias más consecutivas (Alemania y República Checa). Es esa forma, la que pretende, quiere, reencontrar Márquez.

Sepang, un trazado rapidísimo

“Malasia es un circuito que nos irá bien, pero hemos de entrar, desde el jueves mismo, con ganas de hacerlo bien, muy bien, todos. Y de eso estoy absolutamente convencido”, señala Márquez antes de partir hacia Sepang. “La moto iba bien en Australia y corría, corría mucho, lo que nos sitúa en una excelente posición para afrontar con ilusión y de forma positiva el fin de semana. Y, desde luego, que todo dependa ya de nosotros es muy importante”.

Emilio Alzamora, su manager y el de su hermano Marc, que compartió con él (ver fotografía) una larga charla, la misma tarde del GP de Australia, cuando el equipo Repsol Honda recogía su material en el ‘paddock’ de Phillip Island, está convencido de que Àlex acabará siendo campeón. “Es el mejor piloto de la categoría, es el que está protagonizando la mejor temporada, es quien más ha ganado y, seguro, seguro, que en Sepang remontará el vuelo y encontrará la forma que le hizo ganar casi cinco carreras consecutivas. Todo el mundo tiene un pequeño bache y Àlex lo ha solventado puntuando, lo que es muy importante”.

Malos resultados

Todo el mundo en el estupendo equipo Estrella Galicia 0,0 reconoce que los tres últimos resultados no han sido los que esperaban: 5º en Tailandia, 6º en Japón y 8º en Australia. “Ninguno de esos tres resultados eran los que queríamos, por descontado, pero, en otros momentos o temporadas, Àlex se hubiese venido abajo o, incluso, se hubiera caído y regresado al boxe sin puntuar. Ahora todo eso ha cambiado y él confía ciegamente en sus posibilidades y nosotros, desde luego, sabemos que en Malasia va a dar el salto y regresar a la forma de mitad de temporada”, confesó Joan Olivé, director del conjunto Estrella Galicia 0,0.