Ir a contenido

RESACA DEL GP DE AUSTRALIA

El mítico Agostini se saca el sombrero ante Márquez

"Marc es uno de esos deportistas de los que sale uno cada muchos años y, desde luego, empiezo a temer por mis récords", afirma 'Ago', tras premiar a Márquez

"Es Márquez quien marca la diferencia, pues es falso eso de que Honda construya la moto pensando solo en él. Eso nunca fue posible", insistió el mito italiano

Emilio Pérez de Rozas

El mítico piloto italiano Giacomo Agostini le entrega el premio de vencedor, en Phillip Island, a Marc Márquez.

El mítico piloto italiano Giacomo Agostini le entrega el premio de vencedor, en Phillip Island, a Marc Márquez. / ALEJANDRO CERESUELA

Marc Márquez, que va camino de convertirse en el más grande piloto de todos los tiempos, capaz, por segundo año consecutivo de conquistar, él solo, los tres títulos en litigio (pilotos, constructores y escuderías), se encontró, el pasado fin de semana, con la sorpresa de que, mientras él sigue estableciendo récord tras récord, acaparando victorias y segundos puestos dejando las migajas para el resto de campeones de la parrilla de MotoGP, el invitado del Gran Premio de Australia, que se celebró, eso sí, ante poco más de 34.000 espectadores, en el precioso circuito de Phillip Island, no fue otro que el mejor, el más grande, el mítico campeón italiano Giacomo Agostini, poseedor de 122 victorias (él insiste en que son 123 pues le han quitado una no puntuable para el campeonato FIM) y¿15 títulos mundiales. 'Ago' fue invitado especial de Andrew Fow, dueño del circuito, con quien paseó en helicóptero poco antes de la carrera.

El temor de Agostini

Agostini, que cuando Valentino Rossi (Yamaha) empezó a codearse (y a perder) con el octocampeón de Cervera (Lleida), le anunció que Márquez iba a ser capaz de llegar a sus cifras, las del ‘Doctor’ (115 victorias y 9 títulos) y, quien sabe, si a las de ‘Ago’. La verdad es que, con solo 26 años (14 menos que el ‘Doctor’ y teniendo por delante, más o menos, 266 grandes premios hasta llegar a la edad de Rossi), Márquez va camino de convertirse en algo más que histórico e icónico. En Tailandia, donde Márquez conquistó su octavo título, Rossi reconoció que le será "muy fácil" alcanzar 'su' noveno e, incluso, más.

Giacomo Agostini visitó a Marc Márquez, en el boxe Repsol Honda, el sábado. / ALEJANDRO CERESUELA

“Hace mucho, muchísimo tiempo, que no veíamos un piloto igual a Marc, con su tremenda capacidad de intimidación y, sobre todo, con una inteligencia fuera de lo común”, ha comentado el italiano Carlo Pernat, descubridor de ‘Vale’, aún manager de Andrea Iannone y veterano manager del ‘paddock’. “Cuando digo que Marc es, además de un piloto providencial, un piloto que piensa mucho y que sabe, perfectamente, cómo comerle la cabeza a sus rivales, lo digo porque acaba de derrotar dos veces, en la última vuelta, a Fabio Quartararo y a Maverick Viñales, precisamente dos de los pilotos que, la próxima temporada, podían presentarle batalla. En Phillip Island, solo le ha faltado empujar a Viñales, pues lo ha hecho todo, todo, para provocar el único error que Maverick ha cometido en el que era, sin duda, su fin de semana más perfecto”.

Márquez es quien domina

La tasis del mayor observador y entendido del ‘paddock’ es plenamente compartida por muchos de los expertos como, por ejemplo, Agostini. “Marc ya demostró, el año pasado, que era el hombre a batir en todas las pistas y, ahora, aún más cuando Honda parece haber acertado con una moto más potente”. ‘Ago’, curiosamente, está en contra, totalmente en contra, de la versión que más circula por el Mundial en el sentido de que Honda ha hecho una moto que solo puede pilotar Márquez.

“Contra la opinión de todos, no es posible que Honda haga la moto pensando en un solo piloto ¡ni hablar!, eso jamás ha ocurrido y jamás ocurrirá, sea para Marc o para cualquier otro. Esa es una versión de los demás pilotos para justificar el resultado, pues aquí quien marca la diferencia son las manos y la determinación de Marc, no hay otra”, insistió Agostini.

Maverick Viñales (Yamaha) se cae a las espaldas de Marc Márquez (Honda). / ALEJANDRO CERESUELA

‘Ago’, ganador con MV Augusta y Yamaha, comparó a Márquez como “uno de esos fenómenos que salen solo de vez en cuando, no solo en el motociclismo, donde, en la cima de los récords, estamos yo, Valentino y Àngel, que en paz descanse, sino en fútbol como Pelé, Maradona o Messi, Merckx, Ali y algunos otros, pero no muchos, no”.

Y, en ese sentido, preguntado por Paolo Ianieri, de “La Gazzetta dello Sport’, sobre si, realmente, tal y como bromeó (o no) con Márquez en el palco de Phillip Island, antes de entregarle el trofeo de vencedor, iba a empezar a hacerle vudú a un muñeco de Márquez para que no alcanzase sus récords, Agostini dijo: “Hace unos años, uno podía pensar que mis marcas iban a ser muy, muy, difíciles de alcanzar pero, de verdad, viendo la voracidad, preparación, coraje, hambre y determinación de Márquez, pienso que no hay nada imposible. Y, además, los récords se establecen para que sean superados y si, al final, quien te los quita es un piloto como Marc, no tienes más remedio que quitarte el sombrero”.

Dovizioso elogia a Marc

No solo los expertos, no solo los campeones, también sus rivales se sacan el sombrero frente a la temporada que está protagonizando Marc Márquez, que solo ha dejado de ser, o primero o segundo, todas las carreras menos en el Gran Premio de EEUU, uno de sus favoritos, en Austin (Texas), donde se fue al suelo cuando, tras cinco vueltas, ya era lider con más de tres segundos de ventaja sobre el resto de pilotos.

Andrea Dovizioso (Ducati), que ayer confirmó su tercer subcampeonator consecutivo, eso sí, cada vez más lejos de Márquez. En el 2017, 'Dovi' quedó a 37 puntos del campeón; en el 2018, a 76 y, actualmente, cuando aún restan dos grandes premios (50 puntos en juego, Malasia y Valencia) está ya a 135 puntos de Márquez, es decir, más de cinco victorias (125). "Vuelvo a ser subcampeón, sí, a falta de dos carreras. Si miro al resto de pilotos, puedo decir que he sido el mejor, si pienso en Marc, la palabra adecuada en italiano sería 'deludente', es decir, decepcionante. Marc ha estado muy por encima de todos nosotros y acabar, en Phillip Island, a más de 15 segundos de él, demuestra lo irregulares que hemos sufrido durante todo el año, mientras él ni siquiera fue una vez tercero, siempre primero o segundo".

Temas: Marc Márquez