Ir a contenido

MUNDIAL DE MOTOGP

Márquez sufre una brutal caída en los entrenamientos de Tailandia | Vídeo

El heptacampeón del mundo sufrió una bestial caída al final de la primera sesión del GP que, afortunadamente, no le provocó fractura alguna

El líder de MotoGP, que el domingo podría conquistar su octavo título mundial, regresó sano y salvo del hospital de Buriram y volvió a entrenarse

Emilio Pérez de Rozas

Foto de su Instagram de la caida de Marc Márquez.

Foto de su Instagram de la caida de Marc Márquez. / Instagram Marc Márquez

El primero que llegó, cómo no, fue el doctor Ángel Charte al Centro Médico del circuito Chang de Buriram, en Tailandia. Luego, a los pocos segundos, todos los responsables del equipo Repsol Honda, empezando por Alberto Puig y terminando por Emilio Alzamora, manager del Marc Márquez. El motivo no era otro que ver cómo estaba el heptacampeón del mundo, que, a cinco minutos del final de los primeros entrenamientos oficiales del Gran Premio de Tailandia, donde el joven de Cervera (Lleida), podría proclamarse, de nuevo, campeón del mundo de MotoGP', había sufrido un brutal, bestial y espectacular accidente, en el que había destrozado su Honda RC213V y golpeado seriamente su espalda y su tobillo izquierdo. Tanto, tanto, que, en estos momentos, está pasando un chequeo más completo en un hospital de Buriram en el que se confirme ¡ojalá! que los golpes han sido terribles, pero está bien y no sufre fractura alguna. Desde luego, nadie, en el equipo campeón, es capaz de decir que Márquez correrá este fin de semana.

Caída espectacular

Fue cuando faltaban cinco minutos y Márquez salió para tratar de mantener el mejor tiempo en el primer entrenamiento del día. Tal vez, sí, con los neumáticos fríos, Márquez enfiló la entrada y salida de la curva seis, con destino a la siete, ambas enlazadas, pero su motó lo catapultó por los aires en uno de los peligrosos y conocidos popularmente como ‘highside’, es decir, la maniobra en la que el piloto sale volando por encima de la cúpula de su moto, aterrizando, con más o menos suerte, sobre el asfalto o la tierra de la escapatoria.

Buen diagnóstico

Tanto el doctor Ángel Charte, del Institut Dexeus de Barcelona y responsable médico del Mundial de motociclismo, como Alberto Puig, responsable deportivo del equipo Repsol Honda, han celebrado que Márquez no sufriera lesión y, sobre todo, fractura alguna seria o grave que le impidiese seguir con sus planes de intentar conquistar su octavo título mundial de motociclismo, el próximo domingo, ganando la carrera de Buriram o quedan por delante del subcampeón italiano Andrea Dovizioso (Ducati).

“Afortunadamente no tiene nada roto aunque seguirá entrenándose y corriendo, sin duda, con fuertes dolores tanto en la espalda como en el costado y en su pierna izquierda, pero no tiene nada roto y eso le hace estar muy optimista de cara al domingo”, comenzó explicando Puig, bajo un sol impresionante en el patio del circuito Chang de Buriram.

"Hemos tenido suerte. Cualquier otro piloto se desintegra en una caída así. Márquez está muy, muy, fuerte"

Alberto Puig

Responsable deportivo del equipo Repsol Honda

“La verdad es que hemos tenido mucha suerte. Yo creo que, poco después de salir de boxes, en la contrarecta del circuito, ha pasado por la zona sucia de la pista, el neumático, que estaba en buena temperatura, se ha debido de ensuciar mucho y, al llegar a las dos curvas rápidas enlazadas, le ha escupido”, siguió explicando Puig. “No iba ni más deprisa ni más despacio que en vueltas precedentes. Todo lo atribuimos a que el neumático ha cogido tierra, polvo, suciedad y no ha tenido el agarre debido”.

Una caída muy, muy, fea

“La caída ha sido una caída fuerte, dura, muy fea y su recuperación o el hecho de que, repito, afortunadamente, no se haya roto nada es fruto, también, sí, claro, de lo fuerte que está él y de lo mucho y bien que se prepara físicamente. A cualquier otro piloto una caída así le hubiese producido múltiples fracturas, casi podría haberse desintragado”, contó Puig con la admiració que procesa a su piloto, que tiene muy dolorida la espalda y la pierna izquierda. “Ha sido muy afortunado, sí, y pensamos salir con el plan que veníamos aquí”.

Alberto Puig, responsable deportivo de Repsol Honda, explica la caída de Marc Márquez. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

“La caída para mí ha sido muy fea, impresionante y podía haberse hecho mucho daño. Ha sido una caída aparatosa y lo que más me ha sorprendido, en un joven tan impulsivo como Marc, que, en cuanto sea cae, se levanta para recuperar rápidamente su moto, que se quedase tendido o sentado en la pista”, comentó el doctor Charte. “El problema es que estaba ciertamente desorientado y la razón no era otra que le faltaba la respiración, que no podía llenar sus pulmones, le costaba ventilar”.

"Se ha cabreado mucho conmigo porque hemos ido al hospital a comprobar, de verdad, que no tenía nadie. Él lo que quería era seguir entrenándose"

Ángel Charte

Médico responsable del Mundial de motociclismo

Al llegar al Centro Médico del circuito de Buriram, el equipo médico tailandés le ha monitorizado y se ha dado cuenta de que le faltaba el aire. “Estaba mal recuperado y hemos tratado de que se estabilizase cuanto antes. Luego, hemos hecho pruebas para saber como estaba del golpe en el torax, la columna vertebral, tibia y tobillo izquierdo y todo ha dado buenos resultados en el sentido de que, al parecer, no tenía fractura alguna, pero como por lo que hacía referencia a la columna vertebreal las pruebas no me gustaban mucho, no se veían bien y yo me quería quedar tranquilo, lo hemos llevado a un hospital de Buriram y alló hemos confirmado que tampoco tenía nada roto en la espalda y columna aunque, eso sí, sufría una contusión general muy, muy, fuerte”.

La enorme fortaleza de Márquez

Charte, que reconoció que Márquez no quería ir al hospital pues quería reincorporarse cuanto antes a su actividad normal (“la verdad es que se ha enfadado mucho conmigo porque yo quería estar seguro de que su columna estaba bien”), ha asegurado que Márquez seguirá bajo tratamiento “pues no le va a ser fácil volver a la pista y competir al nivel que él suele competir, es decir, a tope. Eso sí, el tratamiento inicial para que se recupere será fuerte y lo iremos variando según varia el umbral del dolor que sufra”.

“Yo no entiendo mucho de caídas, pero la caída me ha parecido muy aparatosa. Claro que todos nosotros le hemos visto caerse en Mugello (Italia), no hace mucho, a 285 ms/h. y levantarse como sacándose el polvo de encima del mono”, comentó el doctor Charte mostrando la misma admiración que acababa de demostrar Alberto Puig, jefe del hetacampeón catalán. “Lo de estos pilotos no tienen explicación alguna. Eso sí, Marc se prepara mejor que nadie. Yo creo que su mente y cuerpo están preparados al cien por cien para ejercer su profesión. Insisto, el traumatismo que ha sufrido le ha dejado sin respiración. Yo creo que el primer impacto en con la espalda y las caderas, pues creo que el golpe de la pierna es con la moto”.

Charte insistió en que Márquez le había echado “una bronca de cojones” por haberle llevado al hospital. “Es él, es Marc Márquez, un piloto ganador, el campeón y el que aspira a renovar el título este domingo, que ¡ojalá! lo logre”.

Vuelve y hace el mejor tiempo

Lo más grande de todo lo ocurrido esta mañana en el circuito Chang de Buriram, Tailandia, no fue el accidente, la brutal y espectacular caída, la incertidumbre que se vivió alrededor del presente y futuro de Marc Márquez, el heptacampeón que busca su octava corona, no, no, lo más grande es que después de volver del hospital de Buriram donde no le detectaron fractura alguna ni en la columna vetebral ni el la tibia y tobillo izquierdo, el joven de Cervera (Lleida) regresó al boxe del equipo Repsol Honda, donde solo tenía una moto, pues la otra quedó totalmente destrozada y no la podrán recomponer hasta el primer entrenamiento de mañana sábado, cogió su RC213V y, a las tres vueltas, ya había logrado el mejor tiempo de la jornada. pasmoso.

Marc Márquez, en su boxe, nada más regresar del hospital de Buriram, donde no le detectaron fractura alguna en la columna vetebral, tibia y tobillo izquierdo y poco antes de regresar a la pista y hacer el mejor tiempo. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Esa fue la manera utilizada por el heptacampeón del mundo para demostrar que lo ocurrido a las 05.30 horas en España, es decir, al final del primer entrenamiento del Gran Premio de Tailandia son gajes de su oficio, de su profesión y que él, que está fuerte como una roca, si no se rompe nada vuelve a la pista para intentar seguir, tal y como señaló su jefe, el excampeón Alberto Puig, "con el programa trazado" para intentar repetir título en la carrera del domingo (09.00 horas, DAZN).

Temas: Marc Márquez