Ir a contenido

EL GRAN PREMIO DE ARAGÓN

Márquez cumple 200 carreras en la cima de MotoGP

El heptacampeón de Cervera ha ganado el 38% de carreras, se ha subido al podio en el 64% de las veces y posee el récord absoluto de 'poles', con 88

"Yo, la verdad, solo me acuerdo de las cosas malas que me han ocurrido, menos que las buenas, cierto,pero la lesión del ojo fue tremenda", dice Marc

Emilio Pérez de Rozas

Marc Márquez (Honda) celebra, en Motorland (Aragón) su GP nº 200.

Marc Márquez (Honda) celebra, en Motorland (Aragón) su GP nº 200. / ALEJANDRO CERESUELA

“Vengo a por el pez más gordo, es decir, vengo a por la victoria como siempre. Luego, cuando empiecen los entrenamientos, veremos donde estamos cada uno y donde te pone a ti el rival”. Marc Márquez, heptacampeón del mundo, 26 años, recién llegado del embalse de Mequinenza donde pescó, junto a su hermano Àlex, un siluro de 50 kilos y dos metros de tamaño, afronta el Gran Premio de Aragón con el mismo optimismo de siempre y sin presión alguna, pese a que este fin de semana se cumple su GP nº 200 desde que debutó, en Estoril (Portugal), en el 2008.

“Yo no soy muy de acordarme de las cosas. Y mucho menos de datos, récords y estadísticas. He visto por ahí, no sé, que he ganado el 38% de las carreras (77), que me he subido al podio más de 100 veces (128, 64% de ‘cajones’) y he logrado 88 ‘poles’, que eso sí sé que es record, de momento”, comenta Márquez sobre su trayectoria en estos 12 años, con siete títulos (casi ocho) y la impresión de que es el líder de una nueva generación y, por supuesto, el piloto que ha cambiado el estilo de ganar en MotoGP.

Aquella carrera de Estoril

“Cuando llevas 199 grandes premios, tú primer pensamiento, no sé por qué, son las cosas malas que te han ocurrido. Claro, sí, es verdad, afortunadamente son menos que las buenas, pero, por ejemplo, la lesión, posterior operación y recuperación de la doble visión en un ojo, en el 2011, cuando pensé que no volvería a subirme a una moto y, por tanto, a correr, fue lo más duro. ¿Hermoso?, casi todo, sobre todo aquel ‘carrerón’ ¿no? en Estoril de casi niño, cuando reconstruimos la moto, salí a toda mecha y gané”, sigue comentando el muchacho de Cervera (Lleida).

este fue el siluro de 50 kilos y dos metros que Marc y Àlex Márquez pescaron ayer en el embalse de Mequinenza, como evento previo a la celebración del Gran Premio de Aragón, en Motorland. / ALEJANDRO CERESUELA

Márquez reconoce que cuando empezó a correr jamás (“ni soñé”) con una carrera tan repleta de éxitos. “Uno empieza a correr para divertirse, porque le gusta, porque lo prefiere a otros deportes o entretenimientos y ahora, la verdad, ya se ha convertido en una profesión tremendamente exigente donde, por suerte, hemos acertado y nos hemos juntado con un grupo de gente, equipo, ingenieros, fábrica, patrocinadores, extraordinario y así da gusto trabajar. Y avanzar e intentar seguir ganando”.

Márquez ve imposible que los siguientes 200 grandes premios “sean iguales que los 200 que cumpliré el domingo”. Y sonríe, aunque añade: “Desde luego, por nuestra parte no quedará, pues tanto Honda, como el equipo y yo seguiremos saliendo cada inicio de temporada a ganar carreras y perseguir el título”. Y, hablando de título, el heptacampeón repitió, a las puertas de su ‘primera pelota’ de partido que “este título ya solo lo puedo perder yo”.

Temas: Marc Márquez