Ir a contenido

EL GP DE SAN MARINO DE MOTOGP

Rossi calienta Misano paseando con su Yamaha por Tavullia

El 'Doctor' ha podido cumplir, por fin, su sueño de repetir sus paseos de niño con el 'scooter' por las calles de su pueblo con la auténtica moto de carreras

"Me he emocionado mucho, he recordado aquellos días y he empezado a vivir el GP de casa, que es el más importante de la temporada", señala Rossi

Emilio Pérez de Rozas

Valentino Rossi ha sacado su Yamaha M1 de GP a pasearpor las calles de Tavullia, su pueblo, para calentar el GP de San Marino de este fin de semana.

Valentino Rossi ha sacado su Yamaha M1 de GP a pasearpor las calles de Tavullia, su pueblo, para calentar el GP de San Marino de este fin de semana. / MILAGRO / TINO MARTINO

Valentino Rossi (Yamaha), de 40 años, nueve veces campeón del mundo, icono del motociclismo mundial, el hombre que, desde hace diez años, persigue si décimo título mundial, ha podido cumplir uno de los sueños de su vida, según ha reconocido hoy en Tavullia (Italia), el pueblo donde nació y vive, a solo 14 kilómetros del circuito de Misano Marco Simoncelli, donde, a partir de mañana, se celebrará el Gran Premio de San Marino.

La ilusión del ‘Doctor’ no era otra que repetir, con una moto de MotoGP, con la Yamaha M1 de gran premio, el recorrido que hacía de niño con su ‘scooter’, es decir, entrar y pasear por las calles de Tavullia con su moto de carreras. Y ese sueño, que asegura haber intentado cumplir varias veces sin lograrlo “por circunstancias que no vienen al caso”, lo ha podido celebrar hoy, a pocas horas de citarse con sus fans en el circuito del Adriático.

Miles de fans han celebrado el paseo de Valentino Rossi con su M1 en Tavullia. / MILAGRO / tino martino

Rossi ha salido con su flamante M1 Monster-Yamaha desde la mismísima puerta del MotoRanch VR46, el rancho donde tiene instalada su academia de pilotaje y donde se entrena a diario. Al llegar a Tavullia se ha visto rodeado de cientos y cientos de vecinos y fans que le han acompañado por las calles del pueblo hasta llegar a la plaza, a pie de la iglesia, donde ha celebrado un pequeño evento y fiesta.

Un sueño hecho realidad

“Pilotar por Tavullia es algo que quería hacer desde hace ya muchos años. Y, la verdad, la M1 de carreras se comporta también muy bien en las calles. Este es, verdaderamente, mi gran premio, el gran premio de casa, mi cama está a solo 14 kilómetros del circuito, así que he de hacerlo lo mejor posible pues habrá, como siempre, miles de amigos y fans ayudándome a mejorar mis resultados y, por qué no, a intentar ganar”, ha señalado Rossi, que lleva desde Holanda-2017 son conocer la victoria, habiendo logrado este año solo dos segundos puestos, en Argentina y Austin (Texas, EEUU), y ocupando la sexta plaza del campeonato, ya a 134 puntos (más de cinco victorias) del campeonísimo de Cervera (Lleida).

Valentino Rossi ha arrancado su excusión hasta Tavullia desde la misma puerta de su casa. / MILAGRO / TINO MARTINO

El ‘Doctor’ recordó que, en efecto, mientras paseaba por las calles pilotando su Yamaha de MotoGP ha recordado “¡cómo no!”, la imagen de siendo un niño paseando con su ‘scooter’ y divirtiéndose por el pueblo. “Ha sido un momento fantástico y estaba convencido de que iba a ser así. He sentido una gran emoción. Me he divertido mucho y creo que todos los vecinos, amigos y fans se lo han pasado en grande”.

Lo cierto es que el paseo de Rossi ha sido el pistoletazo de salida de un gran premio en el que, dado el ambiente que se respira estos días en Misano, la flota italiana, compuesta, no solo por el ‘Doctor’, sino por Andrea DoviziosoDanilo PetrucciAndrea IannoneFranco Morbidelli ‘Peco’ Bagnaia, pretende poner en apuros al campeonísimo catalán Marc Márquez (Honda), que domina con mano firme el Mundial.