Ir a contenido

EL GP DE HOLANDA DE MOTOGP

Quartararo se instala entre los 'grandes' con una nueva 'pole' en Assen

El joven piloto francés de Yamaha, de 20 años, repite, en la 'catedral', la sorpresa que ya protagonizó en Jerez y Barcelona liderando MotoGP

"Es un honor para mí y mi equipo lograr la 'pole' en un circuito tan mítico como Assen", señala el novato, que está aombrando a todo el mundo

Emilio Pérez de Rozas

El francés Fabio Quartararo (Yamaha), en su vuelta de récord, hoy, en Assen (Holanda).

El francés Fabio Quartararo (Yamaha), en su vuelta de récord, hoy, en Assen (Holanda). / AFP / VINCENT JANNINK

Tremenda lucha por la ‘pole position’ del Gran Premio de Holanda, octava carrera del Mundial de MotoGP, en la que, frente a miles y miles de aficionados centroeuropeos en la ‘catedral’ de Assen, nunca ha estado en la pelea el heptacampeón del mundo Marc Márquez (Honda), que deberá conformarse (“y ya me parece una buena plaza”) con ser el primero de la segunda fila.

La ‘pole’ ha sido, de nuevo, como ya ocurriera sorprendentemente en Jerez (donde se convirtió en el piloto más joven de la historia en conseguirla, superando al chico de Cervera) y Barcelona, para el joven francés de Yamaha, Fabio Quartararo (1.32.017 minutos, nuevo récord absoluto de la pista holandesa), que liderará una primera fila jovencísima, ya que a su lado estará Maverick Viñales (Yamaha, 1.32.157) y el también catalán Àlex Rins (Suzuki, 1.32.458), que ha conseguido la primera primera fila de su vida en MotoGP. Márquez liderará la segunda fila junto a un sorprendente y rapidísimo Joan Mir (“ha sido fabuloso y ya necesita una inyección de moral así”) y el británico Cal Crutchlow (Honda, 1.33.228).

Rossi, un desastre 

Lo más sorprendente de la jornada ha sido ver que el dos veces subcampeón del mundo, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati, 1.33.692, a más de segundo y medio de Quartararo) arrancará desde la cuarta fila, mientras que el mítico Valentino Rossi (Yamaha), que este fin de semana cumple dos años sin ganar, partirá desde la quinta fila, teniéndolo muy difícil acceder al podio. No deja de ser llamativo que las dos primeras posiciones de la parrilla de MotoGP de mañana (14.00 horas, DAZN) sean para una Yamaha ‘satélite’ y otra oficial y la del ‘Doctor’ este casi al fondo de la parrilla

“Solo puedo decir que soy muy feliz, por mí, por los míos, por mi equipo, por Yamaha y porque he hecho una ‘pole’ de récord en uno de los trazados más míticos del Mundial”, comentaba eufórico el ‘Diablo’ Quartararo, de 20 años, en el ‘corralito’ de Assen. “Todos sabemos que la carrera es otra cosa. Espero salir bien y aprovechar el milagro que he hecho pues cuando he visto que Viñales había hecho 1.32.1 he pensado ‘imposible mejorarlo’ y, cuando he cruzado la meta y he visto mi 32.0 he sentido una gran alegría”.

Muchos candidatos

Mientras Márquez se consolaba con la segunda fila “vital para intentar acceder al podio y, si puedo, al final, pelear por la victoria” y, por vez primera este año, dejaba de aparecer en primera línea, Viñales reconocía estar “muy contento, mucho, del trabajo que hemos hecho este fin de semana, que espero, eso sí, no estropear con una mala salida”. Por lo que hace referencia a Rins, que tuvo que purgar su despiste pasando por la ‘quali’ previa a la auténtica calificación, reconoció tener “muy buen ritmo y, sí, poder aspirar a todo, aunque hay tres o cuatro Yamaha que van muy bien aquí, en Assen, Marc (Márquez), al que nunca hay que descartar y, por supuesto, las dos Ducati oficiales”.

Temas: Marc Márquez