Ir a contenido

EL GRAN PREMIO DE ESPAÑA DE JEREZ

Àlex Márquez salva la vida tras volar por encima de Gardner

El hijo del campeón australiano perdió el contorl de su moto nada más tomarse la salida de Moto2 y provocó una caída múltiple

Emilio Pérez de Rozas

Àlex Márquez (Kalex), a la derecha, con casco azul, salta, vuela, por encima de la moto y el cuerpo del australiano Remy Gardner, sentado ya en la pista tras su caída, en la salida de hoy de Moto2, en Jerez.

Àlex Márquez (Kalex), a la derecha, con casco azul, salta, vuela, por encima de la moto y el cuerpo del australiano Remy Gardner, sentado ya en la pista tras su caída, en la salida de hoy de Moto2, en Jerez. / ALEJANDRO CERESUELA

El Gran Premio de España de motociclismo ha arrancado este mañana, en un repleto circuito de Jerez, con un montón de sorpresas desde la averia sufrida en la Honda (de nuevo) del campeonísimo Marc Márquez en el ensayo de la mañana, conocido como 'warm-up', que, luego, líderó con su segunda moto hasta el triunfo del italiano Niccolò Antonelli (Honda), que otorgaba a Paolo Simoncelli, padre del desaparecido Marco, el primer tirunfo de su vida después de que creará su propia escuderia en recuerdo de su hijo.

Pero lo más impactante y peligroso fue el accidente que, sin desearse y debido a su enorme fogosidad, provocó, tras la primera curva de derechas de Jerez, a pocos metros y segundos de la salida de la carrera de Moto2, el australiano Remy Gardner (Kalex), que perdió el control de su moto, salió volando e hizo que Àlex Márquez, el hermano pequeño del pentacampeón de MotoGP, no pudiese evitarlo, saltando sobre su moto, cayendo en el asfalto y librándose, milagrosamente, que varios pilotos que le seguían le atropellasen.

Momento en que Remy Gardner (87) pierde el control de su moto tras la primera curva de la carrera de Moto2, esta mañana en Jerez, y Àlex Márquez (73), pegadito a él, no puede evitar saltar por los aires. / ALEJANDRO CERESUELA

Márquez, que había realizado unos extraordinarios entrenamiento el viernes y el sábado, arrancaba desde la segunda posición de la primera fila de Moto2, mientras que Gardner, hijo del mítico piloto australiano Wayne Gardner, campeón del mundo de 500cc (Honda, 1987), ocupaba el primer lugar de la segunda. Junto a Àlex rodaron por los suelos sin poder evitar ni a Gardner ni a Márquez ni a sus motos, Dimas Ekky Pratama y Tetsuta Nagashima.

El equipo Estrella Galicia 0,0 Marc VDS hizo un trabajo brutal en el boxe mientras se detuvo durante algunos minutos la carrera y pudo repararle la moto a Márquez, que, a muy a ultimísima hora, se incorporó a la salida desde la pista de boxe, lo que le hizo imposible pelear por los primeros puestos de la carrera. Evidentemente, lo más importante ya lo había conseguido, que fue salvar su vida pues, tras la espectacular caída, tras serle imposible, pues iba pegado a él, evitar el cuerpo y la moto de Gardner, pudo sentirse vivo.