Ir a contenido

RESACA DEL GP DE CATAR

Lorenzo corrió, en Losail, con una fisura en una costilla

El tricampeón mallorquín de MotoGP se ha enterado hoy, en Suiza, que tenía una costilla fisurada e intenta llegar en condiciones a Argentina, a finales de marzo

Emilio Pérez de Rozas

Jorge Lorenzo, en la visita a su médico.

Jorge Lorenzo, en la visita a su médico.

El jueves, en la conferencia de prensa de presentación del Gran Premio de Catar, Jorge Lorenzo (Honda) explicó que su mayor problema no es su capacidad para adaptar o no a la Honda, su predisposición a hacerlo en menos tiempo que con la Ducati, “el problema es que no he tenido ni una sola semana normal en los últimos seis meses y, por tanto, arrastro un montón de problemas que me impiden, no ya pilotar con soltura y como sé, sino ni siquiera hacer vida normal, entrenamientos correctos, sesiones en el gimnasio y todo lo que conlleva una buena preparación”.

Bueno, pues eso, que el tricampeón mallorquín de MotoGP se presentó recuperándose aún de su dolencia en la muñeca izquierda y, en el entrenamiento FP3, es decir, el primero del sábado, salió despedido, lo que se dice “por orejas”, de su Honda RC213V, estrellándose contra el suelo y dándose un golpe tremendo en la espalda. Lo miraron en la clínica del circuito y no le vieron nada grave. Salió a correr el FP4 y la ‘quali’ y hasta la carrera del domingo, que acabó, claro, en una discretísima 13ª posición, a 14 segundos de Andrea Dovisioso (Ducati), perdiendo más de medio segundo por vuelta.

Estará en el GP de Argentina

Una vez en su residencia de Lugano (Suiza), Lorenzo se ha sometido hoy a un TAC en el que se le ha descubierto una fisura en la primera costilla derecha, que era la que le causaba el dolor. Lorenzo ha comunicado su lesión a través de las redes sociales y, de momento, no existe comunicado alguno del equipo Repsol Honda. El mallorquín cuenta que necesitará un mes para recuperarse, pero anuncia que peleará en Argentina, lo que significa que, a finales de mes, viajará a Termas de Río Hondo para seguir, en malas condiciones, de nuevo, su adaptación a la nueva moto.

Temas: Jorge Lorenzo