Ir a contenido

TES DE CATAR DE MOTOGP

Rossi y Viñales vuelven a enfrentarse por la Yamaha

"Espero de corazón que Maverick acierte, pero yo no creo que podamos ganar con esta moto", dice el 'Doctor' en Catar

Rins y su Suzuki avisan a los grandes favoritos al título de MotoGP y piden que cuenten con ellos de cara al título

Emilio Pérez de Rozas

Valentino Rossi y su Yamaha, en el test de hoy en Catar.

Valentino Rossi y su Yamaha, en el test de hoy en Catar. / YAMAHA MONSTER

Segunda jornada, segunda noche bajo cientos de focos en el trazado catarí de Losail, en Doha. Segundo día en que los catalanes Alex Rins (Suzuki, 1.54.593 minutos) y Maverick Viñales (Yamaha, a solo 0.057 segundos) acaparan la atención de todo el 'paddock' de MotoGP. El primer día fue Viñales quien superó a Rins. La respuesta se produjo el domingo con un 'tiempazo' de Rins. Pero la noticia sigue estando, como ocurrió a lo largo de la pasada temporada, en el boxe del equipo Yamaha, antes patrocinado por Movistar y ahora por Monster. El excelente momento de 'MVK' contrasta con el horrible crono del mito Valentino Rossi, que ha quedado 19º, a 1.202 segundos de su compañero. Y, claro, ha vuelto a estallar la guerra. Al menos de palabra.

Viñales asegura que todo le está saliendo rodado y que cada vez que prueba algo, funciona. La frase es "estoy pilotando la mejor Yamaha que he pilotado nunca". Cierto, Viñales pide más potencia, pero será difícil que la encuentre. Pero el catalán sabe que tiene, o eso asegura, una moto capaz de pelear por el podio desde el primer momento.

Enfrente, el hombre más desesperado del momento, el 'Doctor', que acaba de cumplir 40 años y persigue para este dichoso 2019 dos objetivos: su décimo título, que se le resiste desde hace nueve años y su primer hijo. Pero, de momento, vive en la desesperación y, pese a las palabras de su compañero, él insiste: "Así que Maverick dice que está pilotando la mejor Yamaha que ha pilotado nunca...si lo dice él, estoy de acuerdo".

Maverick Viñales y su Yamaha, hoy, en Losail, Doha (Catar). / YAMAHA MONSTER

Y, tras tirar de ironia, y grande, y mucha, y enfadado, añade: "Espero de corazón que Maverick tenga razón y que sea yo el equivocado, porque yo sigo pensando que, en estos momentos, no somos lo suficientemente fuertes para poder pelear por el podio, el próximo 10 de marzo, aquí, en Doha, cuando empiece el Mundial. Igual todo cambia mañana, último día de test, pero lo dudo".

Rossi considera que la Yamaha no está a punto. "Yo no paro de probar cosas y tanto Ducati como Honda nos sacan en recta casi 10 kilómetros por hora de punta. A mí la moto no para de patinarme y, sí, es verdad que el asfalto de aquí nunca ha sido un prodigio, pero no puedo estar contento de ninguna manera".

Rins, el mejor del domingo

Lo cierto es que hace ya muchos meses, muchos, que Viñales y Rossi difieren en la manera de construir la Yamaha y por eso, tal vez, lleven más de un año sin ganar: la última victoria fue del 'Doctor', en Holanda, en agosto pasado. es evidente que el crono de Viñales desmiente a Rossi, pero no es menos evidente que, al final, el pasado año, Rossi tuvo razón.

Mientras, Rins pide a gritos que "la primera carrera sea mañana, pues estamos para intentar ganar". Marc Márquez (Honda), que ha sido quinto, a casi medio segundo de Rins, dice que fisicamente está casi bien del todo y que, de momento, "he empezado a divertirme sobre la moto" y cuando el pentacampeón del mundo de MotoGP dice eso habrá que tenerle en cuenta. El subcampeón, Andrea Dovizioso (Ducati), octavo el domingo, dice que "los test no sirven para decir quien puede ganar el GP". Y Jorge Lorenzo, mientras, mejora su asociación con la Honda y rueda un segundo más rápido que el primer día. Eso sí, sigue 18º, a más de un segundo de Rins.