Ir a contenido

MUNDIAL DE MOTOGP

Lorenzo: "La caída ha sido terrorífica. He tenido mucha suerte, sí"

La Ducati del tricampeón de MotoGP lanzó por los aires al piloto mallorquín, a casi 150 kilómetros por hora

El equipo italiano analiza si la moto sufrió alguna averia y el piloto asegura estar "bien" tras su espectacular vuelo

Emilio Pérez de Rozas

Jorge Lorenzo rueda por la pista de Buriram, mientras su Ducati se destroza.

Jorge Lorenzo rueda por la pista de Buriram, mientras su Ducati se destroza. / VIDEO DE MOVISTAR MOTOGP TV

Jorge Lorenzo (Ducati) apareció en el hospitality de la escudería italiana tras regresar al circuito de Chang, en Buriram, Tailandia, de su visita a un hospital de la localidad tailandesa y comprobar que no sufría más fracturas, que las que se produjo, hace quince días, en Motorland (Aragón) en su pie derecho en la primera curva del Gran Premio de Aragón. Eso sí, el tricampeón mallorquín de MotoGP dio gracias a Dios por haber salvado “esta terrorífica caída y no haber dañado más”.

“Dentro de lo que cabe, dentro de la espectacularidad y brutalidad de la caída, llamémosle como queráis, he tenido mucha suerte de no tener, en principio, nuevas fracturas y que las fracturas que me produje en el pie derecho, en Aragón, no hayan empeorado. Eso sí, tengo una fuerte contusión en la muñeca izquierda y me cuesta doblarla y, además, en el tobillo derecho también ha surgido un fuerte golpe”.

Vuelo a 150 kms/h.

Lorenzo contó que la moto se le había ido de atrás de forma incomprensible cuando estaba a punto de trazar una curva de derechas tras reducir su velocidad a 150 kms/h. al final de recta. “Se me ha ido de detrás de forma muy violenta, muy extraña y, ya cuando estaba volando, he tenido la sensación de que algo raro había ocurrido. Y, sí, los ingenieros han analizado la telemetría de la moto y han llegado a la conclusión de que la caída ha sido provocada por un fallo técnico de la moto, que no puedo especificar. Así que, en ese sentido, estoy tranquilo porque no ha sido culpa mía, por haber inclinar mucho o haber frenado demasiado con el freno trasero, ni nada por el estilo”.

El tricampeón mallorquín reconoció que “si ya era difícil correr en las condiciones en que me he presentado en Tailandia, más difícil será seguir corriendo mañana y el domingo, aunque no me quiero precipitar, trataré de pasar la mejor noche posible y ver cómo me despierto mañana (sábado) para tomar la decisión correcta de si seguir intentándolo o no. El resto del cuerpo está perfecto, solo tengo esta contusión en la muñeca izquierda y en el tobillo derecho. He tenido bastante suerte, sí”.

"Me tranquiliza saber que no ha sido un error de pilotaje mío sino un fallo técnico que se ha producido en la moto"

Jorge Lorenzo

Piloto oficial de Ducati Corse

Cuando se le preguntó cómo estaba de ánimo tras un susto tan tremendo, Lorenzo dijo: “Estoy bien. En primer término, muy tranquilo al comprobar que no ha sido culpa mía, pues estaría más preocupado si, por las condiciones en las que he salido a pista, hubiera cometido algún error que hubiese producido la caída. En ese sentido, estoy tranquilo pues ha sido un fallo técnico y eso me tranquiliza. Me hubiese gustado no caerme y salir mañana ya más convencido de mis posibilidades, pues lo estaba haciendo bastante bien en el segundo entrenamiento del día. Vamos a ver, las posibilidades de que coja la moto mañana no son muy altas. Habrá que ver qué noche paso y como están estas nuevas lesiones de la muñeca y el tobillo mañana cuando me despierte”.

Lorenzo aseguró que es materialmente imposible que vuelva a producirse una avería así ya que se sabe lo que ha ocurrido y cómo solucionarlo. Contó que el aterrizaje en la pista, tras su tremendo vuelo, había sido con la espalda y los pies. “Tanto el airbag que lleva el mono como la espaldera que nos protege la columna vertebral han hecho, sin duda, un gran trabajo y la cosa no ha ido a mayores. Podía haber sido mucho más grave, desde luego”.

Veremos si puede correr mañana

El piloto de Ducati reconoció que, sí, que había visto un par de veces las imágenes del accidente “y son, desde luego, terroríficas, impactantes, pues he volado alto, iba bastante rápido, incluso podía haber ido más rápido y haber volado aún más, pero la verdad es que he tenido mucha suerte y no haber empeorado mi estado, que ya no era ideal”, añadió soltando una sonrisa de complicidad hacia los periodistas presentes en la sala.

Lorenzo reconoció que su primera reacción al incorporarse sobre la escapatoria de esa curva fue abrirse la boca derecha, tratar de palparse el pie “pues temía que el dedo gordo derecho dañado se hubiera salido de sitio o que, tal vez, me hubiese fracturado algún otro dedo, pero, poco a poco, ha ido disminuyendo el dolor en el pie y aumentando en la muñeca izquierda. Veremos como estoy mañana”.

Lorenzo (Ducati) sufrió la caída cuando aún quedaban 15 minutos de los segundos entrenamientos libres del novedoso Gran Premio de Tailandia. Un escalofriante accidente cuando su moto, al parecer tras bloquear su rueda trasera, lo escupió por encima de la cúpula de la ‘Desmosedici’ y el tricampeón mallorquín se estrelló contra el asfalto mientras su moto se destrozaba dando vueltas de campana casi sin fin, pues el accidente pudo producirse a 150 kms/h., pese a que Lorenzo ya estaba reduciendo marchas para trazar la curva.

Afortunadamente, Lorenzo, que enseguida se incorporó, se sentó sobre la escapatoria de la pista tailandesa y se interesó por su pie derecho, donde se fracturó un par de dedos tras el accidente sufrido en la primera curva del GP de Aragón, cuando acusó a Marc Márquez (Honda) de haberle arrinconado y llevado a la parte sucia del trazado y, cuando él abrió gas desesperadamente, se fue al suelo.

Curva tras una larga recta

Lorenzo, que figuraba en séptima posición, a 8 décimas de segundo de Márquez, en aquel momento el mejor crono (al final, el mejor tiempo lo realizó Andrea Dovizioso, compañero de Lorenzo), sufrió la caída cuando iba reduciendo velocidades para, tras una de las rectas del trazado de Chang, trazar la curva 3 de derechas. Justo en ese momento pareció oírse, a través de una de las cámaras ‘on board’ de la Ducati, como si el motor o la rueda trasera se bloquease, pese a que los responsables del equipo italiano comentaron, a los pocos minutos, que creía que su moto no había sufrido percance técnico alguno y, mucho menos, la rotura del motor.

Lo cierto es que todo el mundo se tranquilizó cuando oyó a Lorenzo salir de la clínica móvil del circuito tailandés con buena cara, dolorido, claro que sí, y sin saber si mañana podrá seguir corriendo, pero queda abierta la duda sobre lo que ocurrió, ya que la posibilidad de que hubiese alguna mancha de aceite en la pista en esa zona fue desmentida por Dirección de Carrera.

Analizando la moto

“Analizaremos la telemetría de la moto de Jorge de inmediato pero, de momento, no podemos decir mucho. Es verdad que hay un momento en que parece que algo podría haber pasado en el motor, pero es muy precipitado decir nada”, señaló Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati. “Yo sé poco, por no decir nada, pues he salido corriendo hacia la clínica del circuito para saber cómo estaba Jorge”, dijo Davide Tardozzi, máximo responsable del ‘team’ Ducati ante las cámaras de Sky TV Italia.

“Jorge es un luchador y esperemos que mañana pueda continuar protagonizando un buen gran premio, pero su vuelo ha sido duro y el gol e impacto sufrido al aterrizar en la pista, también”, indicó Tardozzi, que también habló sobre la posibilidad de que la pista estuviese sucia en esa zona. “Por suerte, Jorge no tiene nada roto y esperemos que se recupere bien”.