Ir a contenido

POLÉMICA EN EL GP DE ARAGÓN

Márquez y Honda esperan que a Lorenzo se le vaya el calentón

Los campeones del mundo consideran indefendible la tesis de que el tetracampeón catalán provocó la caída del mallorquín en la salida de Motorland

"Cuando en Aragón te sales de la trazada, todos sabemos que hay que tener sangre fría y no abrir gas a tope", señala el lider de Honda y de MotoGP

Emilio Pérez de Rozas

Marc Márquez (Honda) le hace un guiño especial al fotógrafo, en Motorland (Aragón), tras ganar el GP.

Marc Márquez (Honda) le hace un guiño especial al fotógrafo, en Motorland (Aragón), tras ganar el GP. / ALEJANDRO CERESUELA

Cuentan que Marc Márquez (Honda), que con su triunfo de ayer en Motorland (Alcañiz, Aragón) se acerca, con 67  victorias, a las 68 de Jorge Lorenzo (Ducati), aunque aún está lejos de las 76 de Mike Hailwood, las 90 de Ángel Nieto, las 115 de Valentino Rossi (Yamaha), que lleva más de un año sin ganar, y las 122 de Giacomo Agostini, tenía apalabradas algunas intervenciones, cortas, en un par de emisoras de radio por la noche del domingo y que, por recomendación de Honda Racing Corporation (HRC), declinó, finalmente, las invitaciones, cosa que entendieron los medios, ya que el equipo Repsol Honda considera que el ‘calentón’ de Jorge Lorenzo (Yamaha), acusando a su tetracampeón de haber provocado su caída y su lesión, que, con toda seguridad, no le impedirá estar, dentro de quince días, en el estreno del trazado de Tailandia, no tiene sentido y, por tanto, esperan que, con el paso de las horas, el tricampeón mallorquín baje el suflé de su indignación, muy poco compartida en el ‘paddock’ de Motorland, y las aguas vuelvan a su cauce.

No solo porque, de nuevo, en las cinco carreras que restan (Tailandia, Japón, Australia, Malasia y Valencia), volverán a cruzarse en la pista al seguir siendo, sin duda, junto a Andrea Dovizioso, el otro ‘ducatista’, los auténticos ‘magníficos’ de este Mundial-2018, sino porque, el próximo 20 de noviembre, dos días después de concluida la temporada en Cheste, se sentarán en el mismo box para probar, en el trazado valenciano, el primer prototipo de la RC213V de la próxima temporada, en la que formarán el mejor equipo habido en la historia de MotoGP.

Varios pilotos pasan rozando a Jorge Lorenzo (Ducati), tras su caída en la primera curva. / REUTERS / HEINO KALIL

Es posible que la agresividad, la colada, el fragor empleado por Márquez para entrar en la primera curva de izquierdas de Motorland, haya tenido algo que ver en la precipitación que aquel barullo provocó en Lorenzo. Puede. Pero muchos de los presentes en el trazado de Alcañiz consideran que Lorenzo se precipitó, tomó una mal decisión, abrió gas donde no debía y fue despedido por su poderosísima Ducati. Márquez no tocó a Lorenzo, que se vio obligado a abrirse más de la cuenta para evitar chocar y caerse, pero el accidente se produjo cuando el mallorquín abrió gas a destiempo o de forma más violenta de lo debido.

El enfado de Lorenzo

“Estoy mal, me siento impotente y con mucha rabia por lo sucedido. El adelantamiento de Marc [Márquez] me ha impedido entrar en la curva, me he tenido que ir largo, mucho, a la zona sucia, y para evitar que me pasaran cuatro o cinco pilotos, he tenido que abrir gas con la moto inclinada en la zona sucia. Se me ha ido de atrás y tengo el pie reventado. Una luxación en un dedo, otro con una fractura, a ver si puedo correr en Tailandia”, contó el piloto de Ducati tras entrar cojeando y con el pie derecho vendado en el lujos hospitality de la firma italiana.

"No se gana todo en la primera curva. Si me adelantas agresivo, perfecto, pero déjame espacio"

Jorge Lorenzo

Piloto oficial de Ducati

Ni que decir tiene que Lorenzo es perfectamente consciente de que muy pocos comparten su tesis. Es más, Dirección de Carrera ni siquiera analizó lo que todo el mundo juzga como un lance más de carrera. Ni Lorenzo ni Ducati, que prescindirá del mallorquín dentro de cinco carreras, reclamaron nada. Es más, Lorenzo señaló que le duele que nadie comparta su tesis de que se cayó por culpa de Márquez.

“No he tenido otra opción que irme fuera. Otra vez Marc me ha arruinado una carrera. Si él me deja espacio me hubiera ido por dentro, pero no me dejó espacio”, siguió protestando Lorenzo, que insistió en que merece que el tetracampeón catalán le pida disculpas, de lo contrario va a tener que cambiar su manera de correr, aunque en ningún momento sonó a amenaza. “No se gana todo en la primera curva. Si me adelantas agresivo, perfecto. Pero déjame espacio”.

Marc Márquez corre hacia los aficionados de su Fan Club para celebrar el triunfo. / ALEJANDRO CERESUELA

Márquez, a quien nadie le pudo preguntar sobre las declaraciones y críticas de Lorenzo (su equipo, HRC, solo dijo “sin comentarios”), protagonizará, mañana, en Motorland, un test privado para, no solo mejorar su actual moto, sino seguir probando piezas, mejoras y soluciones con vista a la moto del año que viene.

Cuando le preguntamos, antes de oir a Lorenzo, si creía que había tenido algo que ver con la caída del tricampeón mallorquín, el joven piloto catalán dijo: “Solo sé, porque eso lo sabemos todos, que, en Motorland, y muy especialmente en esa primera curva, si, por la razón que sea, te alejas de la buena trazada, de la trazada única, lo importante es tener la suficiente sangre fría como para no abrir gas a tope, porque corres peligro de que la moto te escupa, te tire”.

La salida, según Márquez

Ampliando esta versión y reconociendo que, durante la carrera, nunca supo donde estaba o si se había caído Lorenzo (“no lo vi con nosotros y supuse que le había pasado algo”), Márquez explicó la salida. “He salido bien, bueno, desde la tercera posición, sin perder terreno pero, al llegar a esa curva de izquierdas, he frenado por la zona sucia porque estaba por el interior, se me ha bloqueado la dirección porque todos llevábamos el neumático duro delante, y ahí es cuando he visto que Jorge estaba en el exterior, intentando cerrar la trayectoria y para no tener ningún contacto con él, he dejado completamente los frenos para girar yo solo, lejos de los demás”.

"Yo también he estado a punto de caerme cuando me he ido a la zona verde porque 'Dovi' me ha tocado en la curva 14, pero son lances de carrera"

Marc Márquez

Piloto oficial del equipo Repsol Honda

Márquez insistió en su explicación, tal y como reconoció posteriormente también su compañero en Honda, Dani Pedrosa, que, en esta ocasión, de forma mucho más evidente que de costumbre, “después de correr Moto2, la pista pierde una de agarre tremendo y patina muchísimo, máxime si te sales de la trazada”.

“Yo también he estado un par de veces a punto de irme al suelo en mi pugna con ‘Dovi’ por irme a la zona verde. Por ejemplo, cuando Andrea me ha pasado en la curva 14 y nos hemos tocado ligeramente”, siguió explicando el ganador este año de seis carreras: Austin, Jerez, Le Mans, Assen, Sachsenring y Motorland. El joven catalán ha vuelto a aumentar, tal y como ha hecho a la conclusión de los últimos siete grandes premios disputados, la ventaja sobre su inmediato perseguidor, que ahora es de 72 puntos, aunque todavía no tendrá ‘pelota de título’ en Tailandia, sí en Japón, Australia, Malasia y Valencia, con toda seguridad.

Marc Márquez celebra la victoria en Aragón con la grada de su Fan Club. / ALEJANDRO CERESUELA

Sobre el peligro de caerse en el pulso que mantuvo, no solo con ‘Dovi’ en las últimas vueltas sino también con Andrea Iannone (Suzuki), cuando los tres llegaron a trazar varias curvas en paralelo, Márquez insistió en que “estamos en las carreras y todo el mundo intentar ganar la posición, pasar, el podio, la victoria. ‘Dovi’, con quien las peleas siempre son limpias, me ha tocado en la curva 14 y yo, seguro, en alguna otra; en Brno, Lorenzo me toco en la curva 5 y, en Austria, también nos tocamos en la penúltima curva, pero lo bonito es que siempre nos hemos respetado e intentado protagonizar batallas que hiciesen disfrutar al público”.

Preguntado sobre cuándo, dónde y cómo quiere celebrar el título, Márquez cerró el tema de golpe: “No hay cálculos que valgan. Las matemáticas y Marc Márquez no son amigos o, al menos, no son amigos fuera del colegio. Vamos a ir a ganar las carreras que quedan…si se puede”.

0 Comentarios
cargando