Ir a contenido

GP DE INGLATERRA DE MOTOGP

El astronauta 'Drew' Feustel muestra su admiración por el pilotaje de Márquez & Cia

"Lo que vosotros hacéis sí me parece surrealista", comenta el geofísico norteamericano en conexión con Silverstone desde la Estación Espacial

"Tengo unas ganas locas de ducharme en mi ducha y dormir en mi cama", confiesa 'Drew', que charló durante una hora con las estrellas de MotoGP

Emilio Pérez de Rozas

Dovizioso, Rossi, Crutchlow, Márquez, Lorenzo y Bautista posan junto al austronauta norteamericano Feustel. 

Dovizioso, Rossi, Crutchlow, Márquez, Lorenzo y Bautista posan junto al austronauta norteamericano Feustel.  / MOTOGP.COM / DIEGO SPERANI

“Estuve con vosotros -¿os acordáis, no?- en Brno, el año pasado, y me lo pasé en grande. No hay nada como ver las carreras en directo. Es más, la televisión no da idea de lo que hacéis, sois fantásticos. Lo que vosotros hacéis es surrealista o así me lo parece a mí. Estuve en las curvas y eso me recordó a cuando vi despegar el primer cohete en directo. Tú ves despegar un cohete en televisión y, sí, es tremendo, muy espectacular y emocionante, pero cuando lo ves en directo, allí, en la NASA, es increíble, es otra cosa, es más que fantástico. Eso es lo que me ocurrió cuando os vi correr, en Brno, en directo, pegadito a la curva”.

La conferencia de prensa en Silverstone (Inglaterra), sede este fin de semana del Gran Premio de Gran Bretaña de motociclismo, ha sido muy distinta a las de otros fines de semana de carrera. Tras las preguntas de rigor, MotoGP conectó en directo con la Estación Espacial Internacional (EEI), donde, entre otros astronautas de la NASA, está el geofísico estadounidense Andrew Jay ‘Drew’ Feustel, de 52 años, un auténtico apasionado y loco de las carreras del Mundial que hace unos años recibió a los pilotos en la NASA en su sede y que, el pasado verano, visitó el Gran Premio de la República Checa, en Brno (“donde, por cierto, mi suegra tiene familia”) y compartió largas conversaciones con las estrellas de la máxima categoría.

Lorenzo, Márquez y Rossi escuchan las explicaciones de Feustel. / MOTOGP.COM / DIEGO SPERANI

La escena se la pueden imaginar. Feustel, flotando y haciendo equilibrismo en el interior de la Estación, y los pilotos, admirados por su simpatía y, sobre todo, conocimientos. “Llevo seis meses y medio aquí y aún me faltan seis semanas. La verdad es que tengo unas ganas locas de ver alguna carrera en directo, aunque no me pierdo una por televisión. Sé Marc que vas líder y que te querrían apretar. Pero, sobre todo, tengo unas ganas locas de ducharme en mi ducha y dormir en mi cama, aunque aquí hay mucho, mucho, trabajo por hacer”, les comentó Feustel a unos fascinados pilotos, a los que consideró de alguna manera sus héroes (“tú sí que eres nuestro héroe”, le dijo Márquez) al asegurar que su habilidades con la moto le mantenían en tensión durante toda la carrera.

“Yo, que en mis tiempos de la universidad, llegué a tener una CBR (poderosa Honda de carretera) y sé que lo que vosotros hacéis en la pista es más que increíble. Hice motocross, pero ahora ya no llevo moto. Me admira que, en muchos circuitos, a los que les hago fotos desde aquí, seáis más rápidos, incluso, que los coches, lo que demuestra vuestra habilidad y destreza”, siguió comentando Feustel. “Cuando os veo tumbar la moto en las curvas, me parece fascinante. Ya no digamos cuando hacéis que la rueda delantera entre en la curva y cuando salís disparados de ella. No sé, es fantástico”.

"Ver las carreras en directo es fantástico, mucho mejor que en TV. Es como ver despegar un cohete en directo, no tiene nada que ver con verlo por TV"

Andrew Jay 'Drew' Feustel

Geofísico norteamericano y astronauta de la NASA en la Estación Espacial Internacional

Marc Márquez, tetracampeón del mundo de MotoGP y actual líder del Mundial, quiso saber qué circuitos le gustaban al astronauta norteamericano. “Pues mira, Marc, me encanta Silverstone, donde estáis este fin de semana, porque es un trazado icónico y muy popular, y, cómo no, me gusta Brno, por lo que os he contado de mi familia y porque tiene subidas y bajadas que, seguro, os hacen disfrutar pilotando”.

Valentino Rossi quiso saber dónde estaba o hacia donde iba la Estación en ese momento. “Ahora mismo, ‘Vale’, no estoy, de verdad, tan lejos como podéis suponer de vosotros. Estoy camino de África”. Jorge Lorenzo le preguntó a ‘Drew’ qué ejercicios hacía y qué comía. “Bueno, ya podéis ver que aquí estamos todo el tiempo en el aire y, por tanto, es más importante fortalecer la parte superior del cuerpo que las piernas y, sí, hacemos nuestros ejercicios diarios. Sobre la comida, solo os diré que es preparada y que, a menudo, también podemos calentarla. Es muy importante no comer sal. Vital”.

Bautista, Dovizioso, Rossi, Márquez, Lorenzo y Crutchlow escuchan hablar al astronauta Feustel. / ALEJANDRO CERESUELA

Andrea Dovizioso le preguntó si tenía moto “en la Tierra”. “Bueno, Andrea, ahora no, pero me muero de ganas de dar unas vueltas en algún circuito cuando vuelva, aunque no se lo digáis a mi mujer”, respondió Feustel, que explicó que estuvo siete años practicando motocross, pero lo tuvo que dejar.

Cal Crutchlow, con quien compartió 'box' en su visita al Mundial en Brno-2017, quiso saber si sabía para que servían todas las pantallas que tenía a su alrededor. “Sí, claro, Cal, lo conocemos todo aunque, la verdad, también hay un punto de experimentación en nuestro día a día, en el sentido de que como tenemos tantos instrumentos, vamos aprendiendo sobre la marcha. No lo sabemos todo, pero estamos muy entrenados. Hay, incluso, una ventaja por la que vemos la Tierra y por la que, a veces, hago fotos de vuestros circuitos”.

"Seguir corriendo, pero seguros"

Álvaro Bautista, que informó que la próxima temporada abandonará el Mundial de MotoGP para convertirse en piloto oficial de Ducati en el campeonato del mundo de Superbikes, le preguntó a ‘Drew’ qué sentía al ser astronauta. “Es un trabajo fantástico, como todo el mundo supone, pero cuesta mucho relajarse, cuesta mucho dormir, incluso debes ponerte algún peso encima cuando te tumbas para tratar de conciliar el suelo y, sobre todo, puedo asegurarte que utilizar el wáter es todo un reto. Insisto, estoy ansioso de dormir en mi cama y ducharme en mi ducha”.

Feustel se despidió de todos con enorme simpatía y sonrisa. Se le vio muy, muy, feliz de compartir casi una hora con buena parte de sus deportistas favoritos, a los que conoce bien. “Insisto, disfruto muchísimo viendo  vuestras carreras y vuestra forma de pilotar y dominar esas motos poderosas. Solo puedo daros las gracias por hacerme disfrutar tanto, tanto, de las carreras. Y, sobre todo, hacerme un favor: correr de manera segura, pero ir rápidos”.

0 Comentarios
cargando