Ir a contenido

MUNDIAL DE MOTOGP

Dovizioso: "Marc vive un combate interno: ¿ataco o no ataco?"

El subcampeón del mundo cree que la decisión de Márquez, en Brno, de ser conservador "fue la más inteligente, porque Jorge y yo, ahí, éramos superiores"

Márquez le da la razón a 'Dovi' al reconocer que "no acabo de acostumbrarme a no ganar, pues para mi ser tercero es perder y no pretendo disimularlo"

Emilio Pérez de Rozas

Andrea Dovizioso (Ducati) celebra, en el podio, su triunfo en Brno.

Andrea Dovizioso (Ducati) celebra, en el podio, su triunfo en Brno. / AP / PETR DAVID JOSEK

La decisión tomada por Marc Márquez (Honda), en la penúltima vuelta del GP de la República Checa, al llevarse un susto de aúpa cuando trato de adelantar, con una apurada de frenada aún más bestial que la realizada por Jorge Lorenzo (Ducati) en la curva 10 de Brno, de desistir de pelear por la victoria con el tricampeón mallorquín y su compañero Andrea Dovizioso (Ducati) es lo que ha hecho reflexionar a los dos pilotos más temibles para el tetracampeón catalán de que alcanzar y superar a Márquez en lo que resta de Mundial (9 carreras y 225 puntos en juego) es, poco menos, que misión imposible.

Frente al Márquez de los inicios en MotoGP, es decir, frente a un Márquez más fogoso, menos calculador, más intrépido, más atrevido, más ‘o puerta grande o enfermería’, tal vez existiese una mínima posibilidad de éxito pensando que el líder de Honda se caería en más de una ocasión por intentar presentarles batalla, cuando su moto no está a la altura de la Ducati. “Pero no, ya hemos visto que Marc se ha dado cuenta de que, en determinados circuitos, en determinadas carreras, deberá asumir demasiado riesgo para ganarnos”, coincidieron tanto ‘Dovi’ como Lorenzo, el pasado lunes, cuando les planteamos si veían posible que Márquez se volviese loco en determinados finales de gran premio.

Marc Márquez (Honda) celebra haber acabado tercero en Brno. / ALEJANDRO CERESUELA

“Una cosa sí tengo clara, aunque no nos servirá de nada, ni de consuelo”, explicó Dovizioso, con una amplia sonrisa en su cara, apoyado en uno de los grandes camiones del equipo Ducati Corse. “Marc está sufriendo, en estos momentos, un combate interior tremendo, durísimo, en su mente: ¿ataco o no ataco? Para Marc no es sencillo reprimir su instinto ganador, sus ganas de vencer a toda costa. Esa duda se ha instalado en su cabeza y, aunque está gestionando la ventaja que tiene de forma sabia, inteligente, me temo que la va a seguir padeciendo en algunas carreras, lógicamente en aquellas que no se vea con capacidad, ni él ni su moto, de ganar. Me temo que, en ese sentido, Marc no lo está pasando bien, no”.

"Si no tienes una moto 10, olvidate de jugártela con Marc, que ya ha aprendido que no puede ganar siempre"

Andrea Dovizioso

Subcampeón del mundo de MotoGP con Ducati Corse

‘Dovi’ asegura que “el título está más que difícil pues, aunque no podemos decir que imposible porque somos deportistas y tenemos que pelear hasta el último momento, lo cierto es que hay muchos factores que juegan a favor de Marc. Uno, por supuesto, su gran estado de forma y su tremendo pilotaje. Dos, que posee una moto tremendamente competitiva, sobre todo en sus manos. Tres, la gran ventaja que nos lleva a todos (49 puntos a Rossi, 68 a ‘Dovi’, 72 a Viñales y 76 a Lorenzo). Y, tres, ha decidido no jugársela, lo que me parece muy inteligente y eficaz, pues lo importante es conquistar el título. Nosotros aún tenemos que pulir ciertos detalles de nuestra Ducati, aspectos que, posiblemente, no se detecten desde fuera, pero que nosotros sabemos que existen. Yo, al menos, aún no me veo con fuerzas para gestionar, controlar y dominar ‘il tempo’ de la carrera y, por tanto, es muy difícil impedir que Marc lo haga”.

Marc aprendió mientras ganaba

Dovizioso es de los que piensan que “si no tienes la moto perfecta, si no tienes la moto 10, ¡olvidate! es imposible jugártela con Marc. El año pasado la teníamos y hasta la última carrera le estuvimos peleando el título, pero este año lo veo muy difícil”. Y ‘Dovi’ termina su exposición señalando que encima "Marc ha tenido la virtud de aprender y adquirir experiencia mientras ganaba y conquistaba cuatro títulos, lo cual es muy grande. Finalmente, aunque le haya costado más de un disgusto y enfado, Marc ha aprendido que no puede ganar siempre”.

Jorge Lorenzo (Ducati) celebra su segundo puesto en la vuelta de honor en Brno. / EFE / MARTIN DIVISEK

Lorenzo asegura que coincide plenamente con ‘Dovi’. “Es evidente que Marc ha asimilado una gran experiencia en los últimos dos años, tal vez desde que perdiera el título en el 2015 conmigo”, comentó el tricampeón mallorquín, el pasado lunes, tras el test de Brno. “En determinadas ocasiones, no muchas porque él gana mucho, ya ve, este año lleva cinco triunfos (Austin, Jerez, Le Mans, Assen y Sachsenring), sabe que es preferible asegurar los puntos que arriesgar demasiado”.

El tricampeón mallorquín está convencido de que “hace cuatro o cinco años, Marc lo hubiese probado en la última vuelta de Brno. Pero ahora, no, ahora ya sabe que, en determinados momentos, el podio es un gran resultado. Además, sabe que nuestra Ducati es una gran moto, que ha mejorado muchísimo al ser una moto muy estable en frenada y en aceleración y, por tanto, al vernos se le fueron las ganas de intentarlo. Insisto, normal y sabiamente decidió coger los 16 puntos del tercer puesto, que es un gran botín para seguir siendo el favorito al título”.

"Hace cuatro o cinco años, Marc lo hubiese intentado en la última vuelta de Brno. Ahora ya sabe que, en determinados momentos, el podio es un gran resultado"

Jorge Lorenzo

Piloto oficial de Ducati Corse

Márquez, en efecto, una vez concluido el test de Brno reconoció que, el domingo, no se sintió nada cómodo en el podio de Brno. “No voy a engañarte, para mí hacer tercero es como una derrota. Sé que no es así, sé que es lo que tenía que hacer pero, de entrada, es una derrota y me cuesta mucho asimilarlo. Y no pretendo disimularlo, ni quiero. Cierto, luego lo analizamos todos juntos en mi ‘motorhome’ y, sí, acabé contento pero, en el primer momento, dices, vale, sí, tercero, 16 puntos más, ‘Vale’ está ya a 49, pero es mi peor resultado de la temporada, donde hasta ahora había cinco primeros y dos segundos”. Y suelta una enorme carcajada.

Márquez reconoce que ha decidido asumir con resignación y sabiduría estas situaciones, pues siempre resultan positivas. “Subes al podio, sumas puntos, tu más directo rival queda detrás tuyo, no te has caído ni te has hecho daño y has aumentado tu ventaja en el Mundial. No puedo pedir más”. En ese sentido, Marc sabe que su actual ventaja no es suficiente, ni siquiera grande. “En el 2014, tenía mucha ventaja (88 puntos sobre Dani Pedrosa) y, de golpe, me caí en dos carreras seguidas, Misano y Aragón, mira, las que vienen ahora, y perdí casi 50 puntos. Así que esto es muy largo y, sí, seguiré intentando ganar pero, si no puedo, podio y cabeza, mucha cabeza, como dije al subirme al podio en Brno”.

0 Comentarios
cargando