Ir a contenido

RESACA DEL GP DE HOLANDA

Dovizioso y Rossi creen que "Márquez jugó con nosotros en Assen"

Los grandes rivales del tetracampeón catalán consideran que Marc era superior a ellos y se escapó "cuando quiso"

El subcampeón del mundo está ya a 61 puntos de Márquez y el 'Doctor' sigue siendo segundo, pero ya a 41 puntos

Emilio Pérez de Rozas

Andrea Dovizioso y Valentino Rossi reconocen que Marc Márquez jugó con ellos en Assen (Holanda).

Andrea Dovizioso y Valentino Rossi reconocen que Marc Márquez jugó con ellos en Assen (Holanda). / AFP / JUAN MABROMATA

Cuando Marc Márquez (Honda), vencedor, en Assen, de su cuarto gran premio de la temporada (EEUU, Jerez, Le Mans y Holanda) ante los mejores pilotos del mundo en una batalla impresionante, con 81 adelantamientos entre todos ellos, decía que “victorias así representan más de 25 puntos”, se refería, por ejemplo, a la admiración o desencanto que provocan en los rivales. Los italianos Valentino Rossi (Yamaha), segundo del Mundial de MotoGP a 41 puntos del tetracampeón catalán, y Andrea Dovizioso (Ducati), actual subcampeón del mundo, es decir, sus adversarios más peligrosos, han reconocido que la superioridad de Márquez fue tal, en Holanda, “que tuvimos la sensación de que jugó con nosotros, escapándose cuándo y cómo quiso”.

Pique entre Rossi y Dovizioso

Rossi y ‘Dovi’ tuvieron un enfrentamientos verbal al término de la carrera, siempre muy correcto, en el que el ‘Doctor’ le reprochó al piloto de Ducati que, en la penúltima vuelta, protagonizase un “adelantamiento poco inteligente” que acabó con sus posibilidades de podio. “Yo lo superé y él trató de devolverme el adelantamiento en un punto donde yo era más fuerte; en ese momento, éramos segundo y tercero y así hubiésemos podido acabar y terminamos, él cuarto y yo, quinto”, comentó Rossi. “Yo traté de hacer mi trabajo y, la verdad, tal y como fue la carrera este cuarto puesto me sabe a gloria”, señaló Dovizioso.

Mrc Márquez (Honda), persiguiendo a Andrea Dovizioso (Ducait) y Valentino Rossi (Yamaha), antes del ataque final que protagonizó el tetracampeón catalán, en Assen, a tres vueltas del final. / AP / PETER DEJONG

Rossi, que ya había golpeado a Jorge Lorenzo (Ducati) en su colin de forma estrepitosa en una apurada de frenada, reconoció que la Yamaha es una moto muy agradable de pilotar “pero, en Assen, no teníamos la posibilidad de ganar. Creo que nuestros rivales aún nos superan en el manejo de la electrónica, donde nosotros seguimos un paso atrás. Incluso Márquez en Holanda tenía algo más y, cuando quiso, se fue. Cierto, ha tenido que pelear duro para conseguir la victoria, pero tenía algo guardado y cuando ha querido, o podido, lo ha sacado y nos ha ganado”.

Jugar a la 'puta y la Ramoneta' 

“Tal y como fue el gran premio, me doy por contento con este cuarto puesto, sí”, dijo Dovizioso. “Tengo la sensación de que Marc (Márquez) ha jugado con nosotros en esta carrera, pues se sabía un poquito superior y, antes de la última vuelta, ha hecho dos giros tremendos. Es por eso que no considero esta carrera una oportunidad pérdida, pues ha confirmado algunos de nuestros límites y que debemos seguir trabajando en los detalles si queremos recortar distancias con respecto a Márquez”. ‘Dovi’ ahora ya está a 61 puntos del tetracampeón catalán, es decir, a más de dos victorias (50 puntos).

Hay que recordar que, tanto en la vuelta suicida, veloz, rapidísima, de récord en la clasificación del sábado, cuando logró su 'pole position' nº 75, como después de la carrera, Márquez habló de ser más pillo que sus rivales. Es más, el sábado utilizó el dicho catalán de hacer 'la puta y la Ramoneta', para explicar que lo tenía todo bajo control, consciente de tener, sí, un puntito más de ritmo, velocidad, puesta a punto o coraje que sus adversarios. Las palabras de Rossi y Dovizioso demuestran, en efecto, que Márquez administró con sabiduria esa ventaja que le concedió sus manos, su agresivo pilotaje y la puesta a punto perfecta, que logró en compañía de su equipo técnicos, dirigido por el ingeniero Santi Hernández.

0 Comentarios
cargando