Ir a contenido

Viñales homenajea a Salom al llegar a Montmeló

El lider del Mundial de MotoGP recuerda al piloto mallorquín y al también desaparecido Nicky Hayden en el podio de Mugello

Emilio Pérez de Rozas

Maverick Viñales (Yamaha) eleva la vista al cielo, en el podio de Mugello, recordando a Luis Salom y Nicky Hayden.

Maverick Viñales (Yamaha) eleva la vista al cielo, en el podio de Mugello, recordando a Luis Salom y Nicky Hayden. / AP / ANTONIO CALANNI

El catalán Maverick Viñales (Yamaha) sigue con paso firme en busca de su primera título mundial de MotoGP. Su carrera, en Mugello, este domingo fue la demostración de que ha aprendido, muy rápidamente, la lección de cómo se tiene que correr para poder ser un firme candidato al título que ostenta, por partida triple, el también catalán Marc Márquez (Honda).

“Tocaba ser segundo, pues había que arriesgar demasiado para superar a Andrea (Dovizioso) y tanto Valentino (Rossi) como Marc estaban detrás de mío”, señaló al bajarse del podio, que compartió con las Ducati de Dovi y el también italiano Danilo Petrucci. En ese mismo escenario, en el podio, Viñales le dedicó su cajón, el nº 48 de su carrera, al piloto mallorquín Lluís Salom, fallecido hace ahora un año, en Montmeló, circuito donde esta semana se disputa el Gran Premio de Catalunya.

Viñales reconoce que tener detrás suyo a Valentino y Marc, le hizo ser prudente en las últimas vuelta de Mugello

SERENIDAD EN LAS ÚLTIMAS VUELTAS

Viñales reconoció que, normalmente, siempre se guarda algo para el final. “Siempre exprimo mi Yamaha al cien por cien durante la carrera pero, en las últimas vueltas, si puedo, le saco el doscientos por cien”, reconoció mientras reflexionaba sobre los últimos cuatro giros, cuando se puso segundo al superar a Petrucci y se colocó a medio segundo de Dovizioso.

“Siempre crees que, en estas situaciones, te hubiesen ido bien tres o cuatro vueltas más para intentarlo. He hecho algunos 47 (es decir, rodar en 1 minuto 47 segundos), pero no quería arriesgar más de lo necesario. Realmente poder sumar 20 puntos en Mugello, teniendo a Valentino y Marc detrás, ha sido un buenísimo resultado y una gran carrera. Estoy feliz porque me he sentido bien con la moto. No quería arriesgar al principio de carrera, pero sí al final como siempre que tengo mi punto fuerte”.

LIDER DEL MUNDIAL EN SOLITARIO

Viñales no quiere hablar de ventajas cuando solo se han disputado seis carreras, de las que ha ganado ya tres (Catar, Argentina y Francia) y quedado segundo en Italia. El nuevo líder de Yamaha supera en 26 puntos a Dovi, que, con su victoria ante los 98.269 tifosi que llenaron Mugello, ha escalado a la segunda plaza del Mundial, en 30 a Rossi y en 37 a la pareja de Honda, Márquez y Dani Pedrosa.

Maverick Viñales

PILOTO DE MOVISTAR-YAMAHA

"Ramón Forcada, mi técnico, me está calmando mucho y se lo agradezco pues, en otras circunstancias, igual me hubiese arriesgado y, quizá, no tocaba"

“Esto es muy largo, mucho. Me siento más fuerte ahora, tengo más experiencia con la Yamaha, cada vez se pilotarla mejor. El equipo está haciendo un gran trabajo y, en el ensayo previo de la carrera, todavía han mejorado aún más la moto, dándome algo más de agarre. Me entiendo a las mil maravillas con Ramón (Forcada, su técnico, que ya estuvo con Jorge Lorenzo), que me está calmando mucho y se lo agradezco pues, en otro momento, hubiese intentado luchar por la victoria, y quizá no tocaba”.

RECORDANDO A SALOM Y HAYDEN

Viñales insistió en dedicarle este podio a Salom. “Quería dedicárselo, sí, a Luis [Salom], que hace un año falleció en Barcelona y siempre lo tenemos muy presente entre nosotros. El sábado (día en el que se cumplía el año exacto de la muerte del mallorquín) estaba muy triste. Había conseguido la pole, pero no era un buen día para mí. También quiero recordar ahora, por supuesto, a Nicky [Hayden] y enviar un abrazo muy fuerte a su maravillosa familia, que lo está pasando muy mal”, concluyó el de Yamaha.

0 Comentarios
cargando