Viñales y los Espargaró no paran ni en Navidad

Los pilotos de MotoGP se citaron, en el rancho de Montmeló, el fin de semana de Navidad para seguir entrenándose

Maverick Viñales, practicando, el pasado fin de semana de Navidad, en el rancho de Montmeló.

Maverick Viñales, practicando, el pasado fin de semana de Navidad, en el rancho de Montmeló. / ALEJANDRO CERESUELA

1
Se lee en minutos
EMILIO PÉREZ DE ROZAS / BARCELONA

Están tan enfermos por lo suyo, por su profesión, que la han convertido en su divertimento preferido. Da la sensación de que ni Marc Márquez, ni Maverick Viñales, ni los hermanos, Aleix y Pol Espargaró son capaces de descansar en invierno. No tienen paciencia para esperar a la última semana de enero cuando, en Sepang (Malasia), se reanudarán los entrenamientos de la próxima temporada, ya con las motos del 2017.

ENSEÑANDO A LOS JÓVENES

Y si Márquez, junto a su hermano Àlex, organizó, hace un par de semanas, una espectacular carrera de dirt-track en un oval construido con tierra en el interior del Palau Sant Jordi, al que acudieron casi 9.000 aficionados, que disfrutaron de lo lindo de la victoria del tricampeón de MotoGP frente a un fabuloso Toni Elias y el norteamericano Brad Baker, lo cierto es que sus rivales tampoco han descansado.

Noticias relacionadas

Durante el pasado fin de semana de Navidad, sí, sí, en plena Navidad, los hermanos Espargaró y Maverick Viñales, el flamante fichaje de Yamaha en sustitución de Jorge Lorenzo, han celebrado unas carreritas entre amigos "pero muy en serio", como reconoció Aleix, en las que ayudaron a los más jóvenes como Eric Tomas a aprender los trucos del derrapaje sobre tierra.