Ir a contenido

EL PERDEDOR DE MOTO2

Rins no encuentra explicación a su nuevo fracaso

El piloto catalán, que ya perdió el título deMoto3 ante Viñales en 2013, intentará consolarse en Valencia con el subcampeonato

EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Álex Rins, en Sepang. 

Álex Rins, en Sepang.  / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Àlex Rins (Kalex) estaba hoy muy apesadumbrado tras su decepcionante carrera. Mientras Sito Pons, dueño del equipo Páginas Amarillas-HP trataba de consolar a su gente por el esfuerzo realizado durante toda la temporada, que se cerrará dentro de quince días en Cheste (Valencia), Rafa Rins, padre del piloto, observaba paciente, con rostro muy serio, cómo su hijo explicaba el desastre que le ha impedido mantener vivo el campeonato hasta la última cita.

FIN DE SEMANA HORRIBLE

“Ha sido un fin de semana malo, muy malo para nosotros, digno de olvidarse, pues las condiciones climatológicas y la pista tan variable no me ha permitido coger ritmo ni hacer con los mandos de la moto ni en entrenamientos, ni en carrera”, comenzó lamentándose Rins, que la próxima temporada correr en MotoGP a los mandos de una poderosa Suzuki, como compañero de equipo del italiano Andrea Iannone.

Àlex Rins

PILOTO DE PÁGINAS AMARILLA-hp

"Ha sido un fin de semana para olvidar. Al inicio, en mojado, iba bien, estaba animado, pero cuando ha empezado a secarse, la moto se ha convertido en inconducible. No he podido. Lo siento"

“Cuando la pista estaba mojada, cuando llovía, cuando hemos empezado sobre agua, me sentía bien y animado a remontar. En realidad, las primeras vueltas he remontado bastante, saliendo desde la octava fila. Pero en cuanto ha empezado a secarse, la moto ya no la podía pilotar igual, he perdido la confianza pues, en cuanto abría gas, la rueda trasera me patinaba muchísimo y temía caerme de nuevo, como me ocurrió en Japón y Australia. Una verdadera lástima”.

FELICITACIÓN AL BICAMPEÓN

Rins, que felicitó a Zarco “porque es un brillante campeón, pues ha tenido la ambición de repetir título y, sobre todo, la virtud de ser muy regular y constante”, intentará hacerse con el subcampeonato de Moto2 en Cheste (Valencia), en la última carrera. “Ahora que ya no nos jugamos nada, o no peleamos por el título, será el momento de pasárselo bien y hacer disfrutar a nuestra afición”.

Rins, como le ocurrió en la última carrera de 2013, en Valencia, cuando tenía al alcance de la mano el título de Moto3 y lo perdió frente a Maverick Viñales, no ha podido redondear, tampoco este año (ya falló el pasado), la conquista de su primer título antes de dar el salto a MotoGP, con 20 años, cierto, una edad muy joven que le ayudará a coger experiencia en la categoría 'reina', donde, tal vez, explote sus condiciones de gran piloto.

Temas: Álex Rins