Ir a contenido

Rins necesita un milagro para ganar en Moto2

El pupilo de Sito Pons saldrá desde la octava fila en Sepang tras clasificarse el 23º, a casi 6 segundos de Zarco

Emilio Pérez de Rozas

Su discurso recordó a las explicaciones que un desconcertante Jorge Lorenzo (Yamaha, MotoGP) dio, el pasado domingo, en Phillip Island (Australia), cuando reconoció estar desconcertado y sufrir muchísimo con el frío, el agua y los neumáticos duros. Àlex Rins (Kalex), el tercer candidato al único título que queda por decidirse, el de Moto2, partirá mañana desde la ¡octava línea! de salida al lograr solo el puesto 23º de la parrilla y un crono que le dejó a casi 6 segundos ¡lo nunca visto! del campeón francés Johann Zarco (Kalex), líder del Mundial y principal favorito a renovar el cetro. Zarco aventaja al suizo Thomas Luthi (5º, a 3.154 segundos) por 22 puntos y por 25, a Rins. Si Zarco gana mañana en Sepang se llevará el título por segundo año consecutivo.

DOS CAÍDAS SEGUIDAS

Rins, que es el piloto más joven de los tres (20 años; por 30 de Luthi y 26 de Zarco), tenía el título, como le ocurrió en 2013 en Moto3, al alcance de sus manos, pero falló hace quince días en Motegi (Japón) y hace seis en Phillip Island (Australia), cayéndose en las primeras vueltas en los dos grandes premios que ganó Luthi en las primeras vueltas, enterrando casi todas sus posibilidades de éxito aunque hoy aún vivía de la ilusión y la esperanza.

Àlex Rins

PILOTO DE PÁGINAS AMARILLAS

"No me siento bien sobre la moto. No sé cuando abrir gas, cuando levantar la moto, cuando entrar en la curva ¡no he sabido pilotar bien!"

“Es una sensación muy extraña que nunca antes me había pasado, la verdad, pero hay que pensar que mañana (por el domingo) será otro día y hemos de intentarlo todo, aunque salgamos desde la octava fila (puesto 23º), pues son muchas vueltas en un circuito donde se puede adelantar”, comentó explicar Rins.

DESCONCIERTO TOTAL

El pupilo de Sito Pons, que vive un momento de profundo desencanto pues es el primero que no entiende lo que le pasa a Rins, reconoce que no sabe si le interesa una carrera en seco o con lluvia, pues no tiene buenas sensaciones en ninguna condición. “No me encuentro bien sobre la moto y no se encontrar la diferencia entre seco y mojado”. Y Rins se atrevió, incluso, a aumentar su sinceridad ‘a lo Lorenzo’ al reconocer que “no tengo ritmo, no sé cuando abrir gas, cuando levantar la moto, cuando entrar en la curva, ¡vamos que no he sabido pilotar la moto!…la verdad no es nuestro mejor fin de semana”.

 Eso sí, Rins confiesa que va a salir a darlo todo en carrera. “Son muchas vueltas, pueden pasar muchas cosas, no puedo lanzar la toalla y, sobre todo, he de estar atento a la salida, pues es lo que tiene salir desde tan atrás, te pueden tirar, te puedes despistar y se acabó el gran premio. Pero mi mentalidad sigue siendo de ganador”.

Temas: Álex Rins