Ir a contenido

Ni Zarco ni Rins quiere el título de Moto2

El campeón francésa acaba 12º en Australia, donde el pupilo de Sito Pons vuelve a caerse en el inicio del gran premio

Emilio Pérez de Rozas

Ni el francés Johann Zarco (Kalex), actual campeón de Moto2, ni el español Àlex Rins (Kalex), gran favorito al título de Moto2 también este año, parecen dispuestos a cerrar este campeonato con éxito. Tanto uno como otro llevan varios grandes premios fallando, y mucho, y dejando crecer al veterano suizo Thomas Luthi (Kalex), que, tras dos victorias consecutivas, la de Japón del pasado domingo y la de hoy en Phillip Island (Australia), se ha colocado ya entre ambos favoritos, dispuesto a pelear hasta el final por el cetro de la categoría intermedia. Zarco, que no supo aprovechar ayer una nueva caída de Rins, lidera el campeonato con 226 puntos, con 22 puntos más que Luthi y 25 puntos más que el discípulo de Sito Pons.

“Hemos perdido una gran, grandiosa, oportunidad. Si hoy Àlex consigue acabar segundo o tercero, le metemos un mordisco a la clasificación tremendo”, lamentaba Sito Pons, mientras Rins regresaba, en una moto de uno de los comisarios de pista, a su box. Nada más llegar a su taller, Rins habló con su técnico Santi Mulero y, a continuación, se fue a la caseta nº 4426 del ‘paddock’, la alquilada por el bicampeón del mundo de 250cc. Y allí entró como un toro, dio un puñetazo en la mesa y espero la llegada de su padre, Rafa, que iba acompañado de su esposa Viky y si hija Alba.

Sito Pons

JEFE DE EQUIPO DE ÀLEX RINS

"Hoy era el día. Acabando solo segundo o tercero, dábamos un gran golpe de efecto en la clasificación del Mundial"

EL DOLOR DE UNA FAMILIA

El dolor de la familia fue tremendo y ni siquiera el pésimo resultado de Zarco (12º, que solo le proporcionan 4 puntos más) les consolaba. La imagen era desoladora y el desencanto se reflejaba en sus rostros más, mucho más, que en la cara de Rins, que observaba el final de la carrera con serenidad, pensando que a su error (segundo, pues, en Motegi, también se fue al suelo al inicio de carrera) no había sido aprovechado por el campeón francés, aunque sí por Luthi.

“No me ha entrado la marcha. He reducido de cuarta a tercera y la moto se ha quedado como en punto muerto. No he tenido más remedio que alargar la curva y, al tocar la hierba, que aún estaba mojado, me he caído. Un desastre, una desgracia, pero hay que seguir adelante, aún estamos en la carrera”, comentó Rins en el box, mientras Sito y papá Rins se consolaban mutuamente. “Sí, parece que ni Zarco y yo queramos este título, pero, tal vez, son las excesivas ganas de ganarlo lo que nos tiene tan inquietos. Yo, desde luego, voy a ir a muerte en las dos últimas carreras y, el próximo domingo, pienso darlo todo en Sepang”.

AÚN HAY ESPERANZA

Rins falló un cambio de marcha y se fue al suelo al tocar la hierba cuando había remontado 9 plazas

Rins, que salía en la 15ª posición, ya estaba sexto en la sexta vuelta, en la que, en efecto, ha perdido incomprensiblemente el control de su Kalex y se ha caído. “Hay que levantar la cabeza, hay que levantar el ánimo y hay que creer, todo es posible. Un fallo, una caída, una averia la puede sufrir cualquiera. Cierto, ahora hemos dejado que Luthi, que está haciendo un gran final de temporada, se añada a la lucha, pero seguiré peleando”, concluyó Rins.

Mundial de Moto2: 1. Johann Zarco (Francia), 226 puntos; 2. Thomas Luthi (Suiza), 204 puntos; 3. Àlex Rins (España), 201 puntos; 4. Franco Morbidelli (Italia), 177 puntos y 5. Sam Lowes (GB), 162 puntos.

Temas: Álex Rins