Ir a contenido

Rossi y 'Uccio' homenajean a los 'Blues Brothers'

El 'Doctor' aumenta, con un casco graciosísimo, su divertida colección con motivo del gran premio de Misano, su casa

Emilio Pérez de Rozas

Valentino Rossi suele estrenar en cada Gran Premio de San Marino, el GP de su casa, “el fin de semana más importante del año”, un original casco, que solo utiliza el sábado y domingo de esta señalada cita. Hoy, cómo no, ha estrenado casco y su diseño, obra de su diseñador preferido, el italiano Aldo Drudi, es un homenaje a los ‘Blus Brtohers’ y la película de John Landis.

En el casco aparecen el ‘Doctor’ y su amigo íntimo, inseparable, Alessio Saluci, conocido por todos como ‘Uccio’, disfrazados de los celebres personajes de la película mafiosa. También aparece la inscripción ‘Sweet Home Misano’ (dulce hogar Misano) en recuerdo a la celebre ‘Sweet Home Chicago’. Al casco, por supuesto, no le falta el coche de policia, perseguidor de los malos. Los 'malos', que no son Rossi ni 'Uccio', sino los rivales que pretenden derrotar al 'Doctor' en su casa. 

UNA DIVERTIDA COLECCIÓN

Los últimos cascos de ‘Vale’ en Misano se han convertido en casi piezas de museo, pues algunos de ellos han sido comercializados. El pasado año (2015), cuando era líder del Mundial de MotoGP al llegar a Misano, su ‘jardin’, con 236 puntos y 12 de ventaja sobre su perseguidor, que era su compañero Jorge Lorenzo, el ‘Doctor’ se dibujo un gracioso tiburón (Lorenzo) persiguiendo a un pobre pececito (Rossi). En la final de Valencia, cuando el piloto mallorquín acabó coronándose tricampeón del mundo tras la polémica Rossi-Márquez de Malasia, Lorenzo bromeó con el tiburón y el pececito.

Un año antes (2014), Rossi se presentó el sábado de Misano con un casco repleto de manos de múltiples colores “que son las manos de los ‘tifosi’ que me empujan a ganar”. Dos años antes, cuando sufría en Ducati, donde solo logró dos podios ese año'y quedó sexto del Mundial ganado por Lorenzo, el ‘Doctor’ corrió con un caco en el que había un boxeador agonizando en la lona de un ring.

Y EL FELIZ 2009

Dos años antes (2010), Rossi tuvo la original ideal de estampar en su casco un inmenso despertador. Era hora de despertar de uno de los peores sueños de su vida deportiva, la grave lesión en Mugello cuando se fracturó la tibia y el peroné izquierdo. Y el año anterior (2009), cuando conquistaría su último cetro, Rossi se presentó en Misano eufórico, tanto que apareció con el burro de Shrek pintado en su casco.

0 Comentarios
cargando