Medio ambiente

Mollet estrena un refugio bioclimático en la escuela Joan Salvat Papasseit

El espacio tiene como objetivo proteger y conservar los elementos naturales, a la vez que que promover los usos lúdicos y pedagógicos

El nuevo refugio bioclimático de la escuela Joan Salvat Papasseit.

El nuevo refugio bioclimático de la escuela Joan Salvat Papasseit. / Ayuntamiento de Mollet del Vallès

1
Se lee en minutos
El Periódico

Mollet del Vallès (Vallès Oriental) estrena un refugio bioclimático en el patio de la escuela Joan Salvat Papasseit. Se trata de un espacio de biodiversidad con el que se quiere combinar la protección y la conservación de los elementos naturales con el uso lúdico y pedagógico de la instalación.

A la presentación del proyecto, que ha tenido un coste de 22.00 euros, han asistido la alcaldesa de Mollet del Vallès, Mireia Dionisio, el regidor de Educación, Raúl Broto, y el director del centro educativo, Pol Moreno.

La escuela Joan Salvat Papasseit dispone de un patio privilegiado que cuenta con plataneros de grandes dimensiones que se han podido conservar en buen estado a lo largo de los años. En parte, esto ha sido posible gracias a que el Ayuntamiento de Mollet los dotó de protección urbanística en el catálogo de bienes naturales de la ciudad.

Con tal de aprovechar este entorno, se ha promovido un refugio bioclimático que tiene como objetivo proteger y conservar los elementos naturales, los usos lúdico y pedagógicos como espacio escolar, así como las medidas que se están promoviendo para la adaptación al cambio climático y las acciones de renaturalización de la ciudad.

Los refugios bioclimáticos

Noticias relacionadas

Los refugios bioclimáticos son espacios que pueden hacer función de refugio climático y de refugio de biodiversidad. Los refugios climáticos son espacios destinados a la mitigación de los efectos del cambio climático, muy especialmente los efectos de las olas de calor, con el fin de proteger la salud de la población.

Los refugios de biodiversidad son espacios para proporcionar refugio, alimento, hibernación, humedad y puntos de vigía a diferentes especies que por las condiciones de la ciudad difícilmente se podrían establecer.