Polémica por un equipamiento recreativo

El gobierno de Mollet asegura que la sala de bingo que irá en la antigua disco Teatre cumple los requisitos legales

La concejala Mireia Dionisio recuerda que los ayuntamientos no pueden decidir discrecionalmente qué tipo de actividades se instalan en una ciudad, siempre que cumplan la ley

Aspecto de la fachada de la antigua discoteca Teatre, en Mollet del Vallès.

Aspecto de la fachada de la antigua discoteca Teatre, en Mollet del Vallès. / El Periódico

Se lee en minutos

Nada hace prever que el nuevo centro de juego –con sala de bingo y espacio de restauración- que un promotor privado quiere instalar en la antigua discoteca Teatre de Mollet, en la avenida Gaudí, no vaya a instalarse en este emplazamiento. 

Lo confirmó este pasado lunes la primera teniente de alcalde, Mireia Dionisio, en el pleno municipal y ante una pregunta de Mollet en Comú, asegurando que la propuesta presentada cumple con todos los requisitos legales tanto para llevar a cabo las obras como para ejercer la actividad.

Dionisio recordó que la actividad de bingo es legal en España y que los Ayuntamientos no pueden decidir discrecionalmente qué tipo de actividades se instalan en sus municipios, siempre y cuando cumplan con las reglas.

“Lo único que pueden hacer los ayuntamientos es regular en qué circunstancias estas actividades pueden instalarse. En nuestro caso estas características se establecen en una ordenanza que regula los espectáculos públicos y la actividad recreativa, que es muy restrictiva. Pero evidentemente no se puede denegar una licencia si cumple las condiciones de la normativa”, afirmó durante la sesión plenaria.

La más que probable instalación de este nuevo equipamiento ha encendido los ánimos en una parte de la población.

Así, algunos grupos de la oposición como Podemos Mollet o Mollet en Comú han mostrado su disconformidad con la instalación de este equipamiento recreativo. “Estamos frontalmente en contra del juego y las consecuencias negativas que ejerce sobre la sociedad”, ha recalcado Podemos Mollet, que forma parte del gobierno municipal. Por su parte, el grupo municipal de Mollet en Comú ha reclamado una moratoria de un año para impedir la apertura de este nuevo centro.

Por su parte Esquerra Republicana ha admitido que no ve con buenos ojos el proyecto pero señala que mientras la sala de juego no se construya “en el centro o cerca de escuelas” no hay motivos para oponerse a ella.

Más contundente se ha manifestado la Plataforma en Defensa de la Sanitat Pública, que ha exigido al consistorio que impida la actividad, “perniciosa para la salud y destructora de familias y jóvenes”.

Te puede interesar

El edificio de la discoteca Teatre, que permaneció abierta de 1981 a 1996, está cerrado desde 2015.  

Más noticias de Mollet en la edición local de EL PERIÓDICO